POLICIALES

COMPARTA NUESTRAS NOTICIAS

Condenan a cuatro años de prisión a un policía federal que mató a un joven por la espalda

AUDIO

A Néstor Gabriel Anríquez se lo juzgó por el crimen en octubre de 2017 de Leandro Duarte, un joven de 18 años. La familia del joven aseguraron que ahora esperan que la sentencia sea rápidamente confirmada para que vaya a una cárcel común.

Leandro Duarte vctima de gatillo fcil
Leandro Duarte, víctima de gatillo fácil.

Un cabo de la Policía Federal Argentina (PFA) fue condenado a cuatro años de prisión por el crimen de Leandro Duarte, un joven asesinado de dos balazos por la espalda en octubre de 2017 en una vivienda del partido bonaerense de Lanús, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Néstor Gabriel Anríquez (42), a quien el juez Manuel Barreiro del Juzgado Correccional 6 de Lomas de Zamora le aplicó dicha pena como autor del delito de «homicidio simple cometido con exceso de la legítima defensa», tal cual había sido elevada la causa en la etapa de instrucción.

Fuentes judiciales informaron que la fiscal Viviana Giorgi solicitó en su alegato que Anríquez, quien llegó en libertad al debate y seguirá de esa manera hasta que la sentencia quede firme, sea condenado a cuatro años y medio, mientras que la abogada María del Carmen Verdú, referente de la Coordinadora Contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) y representante de la madre de la víctima pidió cinco años, el máximo por ese delito.

En tanto, que los abogados institucionales de la PFA requirieron al juez que sea absuelto y, tras el fallo, confirmaron que apelarán la decisión.

«Cuatro años es muy poco pero es culpable, de eso no se salva. Estoy en paz conmigo misma porque se hizo justicia», dijo a Télam Blanca Duarte, madre de Leandro, y añadió: «Esperamos que esto no pase más».

El crimen

El hecho ocurrió en la mañana del 24 de octubre de 2017 en un PH ubicado en Juncal entre avenida Hipólito Yrigoyen y Vélez Sarsfield, en Lanús.

«Leandro había salido a la noche con unos amigos y fue a dormir a la casa de uno de ellos. Al día siguiente se despertaron y escucharon un estruendo y gritos de personas que ingresaban por la fuerza a esa vivienda», relató Verdú.

Es que personal de la Policía de la Ciudad irrumpió en el marco de una investigación de un Juzgado de Menores para detener al hijo de los propietarios de ese inmueble por el robo de una billetera roja.

En ese momento, la víctima se asustó y trepó a una medianera para escaparse pero cayó al patio de una casa vecina que resultó ser la del policía Anríquez, quien salió con su arma reglamentaria y efectuó dos balazos que impactaron en la espalda de Duarte.

El joven fue trasladado de urgencia al hospital Evita, donde murió a raíz de las lesiones sufridas, en tanto que el efectivo nunca quedó preso porque en un primer momento comenzó a ser investigado como una «violación de domicilio» con el joven fallecido como imputado y luego como una legítima defensa.

«Con la reconstrucción del hecho quedó claro que el relato que hacía el policía, el mismo que repitió en la audiencia de juicio, era imposible porque contó que Leandro con una fuerza increíble se le abalanzó para sacarle el arma y en ese forcejeo el arma se accionó accidentalmente», precisó Verdú, la cual en su momento intentó que sea encuadrado como un «homicidio agravado por haber sido cometido por abusar de su función como miembro de las fuerzas de seguridad», que prevé la prisión perpetua.

La letrada dijo que Anríquez es una persona que «mide 1.85 metros, fornido, grandote, entrenado y con un arma, mientras que Leandro medía 1.67 y pesaba unos 70 kilos, no tenía sentido su testimonio».

«Lo señaló muy bien la fiscal en el alegato de ella, el policía estaba dentro de su casa en total seguridad, ventanas con rejas y puerta cerrada con llave, con lo cual el hecho de haber salido al patio él se puso en una situación de riesgo, no tenía ninguna necesidad», explicó.

Según la abogada, los tres testigos fundamentales durante el debate oral fueron los tres policías porteños que participaron del allanamiento ya que todos ellos coincidieron en que escucharon los disparos a menos de un minuto de haber irrumpido en la casa.

«El principal argumento nuestro y de la fiscalía es que no hubo tiempo material entre el momento en el que ingresan que es cuando Leandro salta la pared y los disparos para que ocurriera todo el relato del policía», sostuvo.

Tras el fallo, Verdú y la familia del joven aseguraron que ahora esperan que la sentencia sea rápidamente confirmada para que vaya a una cárcel común.

Además, la letrada exigió que el policía sea apartado de sus funciones ya que desde 2017 continúa desempeñando sus tareas y actualmente está en la Circunscripción 4ta. de Lomas de Zamora, por lo que «hoy continúa armado en la calle».

«En la sentencia logramos que el Ministerio de Seguridad sea notificado porque por este hecho ni siquiera hay un sumario administrativo ni estuvo en disponibilidad y si tiene por motivos menores como llegar tarde o perder la placa y la credencial», resaltó.

Por último, Verdú dijo que «la elevación a juicio oral por el crimen fue a fin de noviembre de 2019 y el 31 de diciembre de ese año fue ascendido de agente a cabo, es una locura».

Bajo la lluvia y con velas, recordaron a ‘Lele’ el DJ asesinado y pidieron justicia

AUDIO

Leandro «Lele» Gatti fue asesinado de un tiro en el pecho cuando salía de trabajar de un local bailable y por el crimen hay dos detenidos a la espera de ir a juicio y dos acusados que continúan prófugos. Familiares, amigas y amigos homenajearon al joven músico y exigieron justicia.

Foto Izquierdo Diego
Foto: Izquierdo Diego

Familiares y amigos del DJ Leandro «Lele» Gatti, asesinado hace un año cuando salía de trabajar en un boliche de Mar del Plata, se concentraron este lunes en el lugar del crimen, encendieron velas bajo la lluvia para recordarlo y exigieron que sean condenados los detenidos por el homicidio y capturados los dos acusados que continúan prófugos.

«Su recuerdo está siempre con nosotros, era nuestro único hijo, y nos da fuerza para pedir que no vuelva a pasar algo así y que se haga justicia», dijo Miguel, padre de la víctima, en el estacionamiento de Playa Grande en el que se produjo el homicidio en la madrugada del 26 de septiembre de 2021.

Junto a Mimí, madre del DJ, estuvieron decenas de amigos y colegas, quienes se concentraron en silencio y encendieron velas que depositaron en el lugar para recordarlo, junto a carteles con pedidos de justicia.

Foto Izquierdo Diego
Foto: Izquierdo Diego

«Pese a la lluvia, podemos estar acá y confirmar la clase de profesional que era nuestro hijo, la cantidad de gente que lo quería y la necesidad que todos tenemos de que se esclarezca qué pasó y que los culpables lo paguen», aseguró la madre.

Leandro Gatti (32) fue asesinado de un tiro en el pecho cuando salía de trabajar del local bailable «Mr. Jones», y por el crimen hay dos detenidos a la espera de ir a juicio, mientras que otros dos acusados continúan prófugos, pese a una docena de allanamientos realizados para tratar de localizarlos y al ofrecimiento de una recompensa de hasta cuatro millones de pesos para quien aporte información sobre ellos.

Luis Alberto Ytzcovich (28) y Fernando Alberto Romito (40) cumplen prisión preventiva en la Unidad Penal 44 de Batán, imputados del delito de «homicidio en ocasión de robo».

Foto Izquierdo Diego
Foto: Izquierdo Diego

Ytzcovich, quien se entregó 48 horas después del crimen, está acusado de conducir la moto desde la que fue abordado Gatti en el playón de estacionamiento ubicado junto al local bailable, mientras que Romito era el jefe de seguridad del local bailable y está acusado de brindar información sobre la recaudación del lugar.

A su vez, en el marco de la investigación, continúan prófugos y con pedido de captura José Maximiliano Vergara (28), presunto autor del disparo mortal, y Eduardo Maximiliano Urra Zapata (34).

El padre de «Lele» valoró el trabajo de la fiscalía pero cuestionó la actuación policial respecto de la búsqueda de los dos prófugos: «Ha habido más de doce allanamientos para atraparlos y nunca se llega a atraparlos».

Foto Izquierdo Diego
Foto: Izquierdo Diego

Vergara está acusado de ser quien le dio un tiro en el tórax al DJ con un arma calibre 22, tras un pequeño forcejeo, herida que le produjo la muerte minutos más tarde, tras ser trasladado al Hospital Interzonal General de Agudos.

Respecto de Urra Zapata está imputado por ser quien presuntamente «diagramó el plan para cometer el ilícito».

Además, se lo acusa de brindar apoyo a los motochorros «a bordo de un automotor Renault Clio», que fue captado por cámaras de seguridad en la zona de Roca y el Boulevard Marítimo.

Foto Izquierdo Diego
Foto: Izquierdo Diego

El Ministerio de Seguridad bonaerense ofreció en febrero pasado una recompensa pública de entre 2 y 4 millones de pesos para quienes aporten información fehaciente que permita localizar y detener a ambos prófugos.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que pese a este ofrecimiento y a distintos allanamientos realizados en los últimos meses en distintos puntos de la ciudad y localidades vecinas, no surgieron elementos concretos que permitieran ubicarlos.

Felipe Pettinato, a juicio por el presunto abuso de una adolescente de 15 años

AUDIO

El actor está internado en una clínica psiquiátrica y enfrenta una imputación por «abuso sexual simple», que prevé una pena de 6 meses a 4 años de prisión.

Felipe Pettinato est actualmente internado en una clnica pisiquitrica
Felipe Pettinato está actualmente internado en una clínica pisiquiátrica.

Felipe Pettinato, hijo del músico y humorista Roberto Pettinato, fue elevado a juicio oral acusado de haber abusado sexualmente de una adolescente de 15 años, en un hecho ocurrido en 2018 en la localidad bonaerense de Olivos, informaron hoy fuentes judiciales.

El actor de 29 años –actualmente internado en una clínica psiquiátrica- irá a juicio en el marco de una causa penal en la que enfrenta una imputación por «abuso sexual simple», que prevé una pena de 6 meses a 4 años de prisión, según el artículo 119 del Código Penal.

Según las fuentes consultadas por Télam, el hecho denunciado ocurrió el 8 de marzo de 2018 en un domicilio de Olivos, partido de Vicente López, y la víctima es una joven que en ese momento era una adolescente de 15 años.

La identidad y el vínculo que unía a la denunciante con Pettinato se resguarda para preservar a la víctima.

A pedido de la fiscal que instruyó la causa, Lida Osores Soler, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Violencia de Género de Vicente López, el juez de Garantías 1 de San Isidro, Ricardo Costa, elevó a juicio oral el expediente el pasado 16 de septiembre y ordenó que se sortee el Juzgado Correccional que deba llevar adelante el futuro debate oral.

La defensa de Pettinato ya apeló la elevación a juicio ante la Cámara de San Isidro.

Los voceros también comentaron que los abogados de Pettinato ya habían planteado en el expediente la posibilidad de suspender el proceso debido a que el actor se encuentra internado en un centro de salud mental y, al no estar en condiciones de afrontar un juicio, podría ser inimputable.

Sin embargo, la fiscal Osores Soler se opuso y pidió que, en todo caso, la cuestión de la imputabilidad sea revisada en debate oral.

Este no es el único problema penal que debe afrontar este año Felipe Pettinato, ya que desde 16 de mayo pasado está involucrado en otra causa que lleva adelante la Justicia de la Capital Federal, cuando su neurólogo, Melchor Rodrigo (44), murió calcinado en un incendio generado en su departamento del piso 22 de la calle Aguilar 2390, en el barrio de Belgrano.

En esa causa, Pettinato no fue aún imputado de ningún delito, pero desde su lugar de internación propuso un abogado defensor junto a su madre.

Fuentes judiciales vinculadas a ese expediente informaron que el fiscal nacional en lo Criminal y Correccional 25, Martín Mainardi, aguarda los resultados de una serie de peritajes para tomar la determinación de si imputa o no a Pettinato por homicidio.

A un año del crimen del DJ «Lele» Gatti, dos acusados continúan prófugos

AUDIO

El músico, de 32 años, fue asesinado de un tiro en el pecho el 26 de septiembre de 2021, a la salida del local bailable «Mr. Jones» en Playa Grande. 

El DJ fue asesinado a la salida del boliche donde trabajaba en Playa Grande Foto Diego Izquierdo
El DJ fue asesinado a la salida del boliche donde trabajaba, en Playa Grande. Foto: Diego Izquierdo.

Al cumplirse un año del homicidio del DJ Leandro «Lele» Gatti, cometido durante un robo a la salida de un boliche en Mar del Plata,dos de los acusados del crimen cumplen prisión preventiva a la espera de ir a juicio, mientras que otros dos continúan prófugos, pese a una docena de allanamientos realizados para tratar de localizarlos y al ofrecimiento de una recompensa de hasta cuatro millones de pesos para quien aporte información sobre ellos.

Gatti (32) fue asesinado de un tiro en el pecho en la madrugada del 26 de septiembre de 2021, cuando salía de trabajar del local bailable «Mr. Jones», en la zona de Playa Grande, y fue atacado por motochorros.

A un año del homicidio, sus allegados y colegas se concentrarán este lunes desde las 19 en las escalinatas ubicadas a metros del boliche, en la costa marplatense, donde además de recordarlo pedirán que se haga justicia y exigirán la captura de los dos prófugos, entre ellos el presunto autor material del crimen.

«Nos vamos a concentrar en silencio en ese punto, por pedido de la familia de Lele, y vamos a pedir justicia con velas de manera respetuosa», explicó a Télam Alexis, DJ amigo de la víctima.

Por el asesinato de Gatti están detenidos con prisión preventiva en la Unidad Penal 44 de Batán Luis Alberto Ytzcovich (28) y Fernando Alberto Romito (40), quienes deberán enfrentar un juicio oral que aun no tiene fecha de inicio como imputados del delito de «homicidio en ocasión de robo».

A su vez, en el marco de la investigación, continúan prófugos y con pedido de captura José Maximiliano Vergara (28), presunto autor del disparo mortal, y Eduardo Maximiliano Urra Zapata (34).

La elevación de la causa a juicio respecto de los dos detenidos fue confirmada el último 23 de agosto por el Juzgado de Garantías 6 marplatense, a cargo de Lucrecia Bustos, quien hizo lugar al requerimiento de la fiscal Andrea Gómez.

Por su parte, Ytzcovich, quien se entregó en una seccional policial 48 horas después del crimen, está acusado de conducir la moto desde la que fue abordado Gatti en el playón de estacionamiento ubicado junto al local bailable, y está imputado como «coautor» del homicidio.

Uno de los pedidos de justicia por el asesinato de Gatti Foto Diego Izquierdo
Uno de los pedidos de justicia por el asesinato de Gatti. Foto: Diego Izquierdo.

Aunque su defensor cuestionó la figura de coautoría al considerar que «únicamente se demostró que manejaba la moto», la jueza de Garantías consideró que «pese a observar que Vergara sacó el arma cuya existencia supuestamente desconocía», el conductor «lo ayudó a repeler el embate defensivo de la víctima».

«Lejos de abortar la misión, optó por aguardar en el lugar para huir, conduciendo por media ciudad, garantizando así la impunidad de ambos», explicó la magistrada en su resolución.

Mientras que Romito era el jefe de seguridad del local bailable e irá a juicio en calidad de «partícipe necesario», ya que para la fiscalía brindó información sobre «movimientos y horarios de los empleados al retirarse» del lugar, «así como las características de los bolsos en los que transportaban el dinero» de la recaudación.

Este acusado fue detenido diez días después del asesinato, luego de haber participado en una marcha en reclamo de justicia por el crimen frente a la sede de la Municipalidad local.

En cuanto a los dos prófugos, Vergara está acusado de ser quien le dio un tiro en el tórax al DJ con un arma calibre 22, tras un pequeño forcejeo, herida que le produjo la muerte minutos más tarde, tras ser trasladado al Hospital Interzonal General de Agudos.

Vergara está prófugo desde el 11 de noviembre último, cuando la jueza libró una orden de detención en su contra.

Respecto de Urra Zapata, su orden de captura se libró tres días después del crimen y está imputado por ser quien presuntamente «diagramó el plan para cometer el ilícito».

Además, se lo acusa de brindar apoyo a los motochorros «a bordo de un automotor Renault Clio», que fue captado por cámaras de seguridad en la zona de Roca y el Boulevard Marítimo.

Foto Diego Izquierdo
Foto: Diego Izquierdo.

Por otro lado, el Ministerio de Seguridad bonaerense ofreció en febrero pasado una recompensa pública de entre 2 y 4 millones de pesos para quienes aporten información fehaciente que permita localizar y detener a ambos prófugos.

Fuentes judiciales indicaron a Télam que pese a este ofrecimiento y a una docena de allanamientos realizados en los últimos meses en distintos puntos de la ciudad y localidades vecinas, no surgieron elementos concretos que permitieran ubicarlos.

Matan a balazos a dos adolescentes y a dos mujeres en distintos hechos en el Gran Rosario

AUDIO

Con estos últimos casos los crímenes registrados en esa zona de la provincia de Santa Fe supera los 210 homicidios en lo que va del año.

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa.

Dos adolescentes de 14 años, una joven de 19 y una mujer de 32 fueron asesinados a balazos en distintos hechos ocurridos en las últimas 24 horas en el Gran Rosario, por lo que la saga de crímenes registrados en esa zona de la provincia de Santa Fe supera los 210 homicidios en lo que va del año, informaron fuentes judiciales.

El crimen de una joven

El primero de los hechos ocurrió alrededor de las 20 en una vivienda ubicada en la calle Cepeda 5234, en el barrio Saladillo del sur de la ciudad de Rosario, en donde residía Ludmila Torres (19).

Voceros del caso indicaron que dos personas llegaron al domicilio y golpearon la puerta de la casa, por lo que Torres, que vivía allí con su hijo de cuatro años, atendió al llamado y sin que mediara discusión recibió varios disparos.

Los agresores escaparon y Torres murió en el lugar con heridas en las piernas y el cráneo, informó el Ministerio Público de la Acusación (MPA) santafesino.

Fuentes policiales dijeron a Télam que en el lugar del homicidio personal de criminalística secuestró cinco vainas servidas de calibre 9 milímetros y un teléfono celular, que fueron enviados a peritar por orden de la fiscal que investiga el caso, Gisela Paolicelli.

Además de solicitar la autopsia, la fiscal ordenó a la Agencia de Investigación Criminal (AIC) la toma de testimonios a vecinos, familiares y personas que puedan aportar datos a la investigación.

En Villa Gobernador Gálvez

En tanto, el segundo crimen ocurrió esta madrugada en la localidad santafesina de Villa Gobernador Gálvez, lindera con Rosario hacia el sur.

La Unidad de Homicidios Dolosos de la Fiscalía local recibió un llamado a las 8 de la mañana que daba cuenta del hallazgo de una persona asesinada en avenida Libertador al 1100 de esa ciudad, señalaron voceros judiciales.

El cuerpo del adolescente, identificado en la investigación como Derian Rodrigo Varela (14) estaba en la vereda del que sería su domicilio, ampliaron las fuentes.

De acuerdo a las primeras averiguaciones, el chico habría ingresado a la casa a buscar o dejar un abrigo, y cuando volvió a salir fue baleado por desconocidos.

La fiscal Paolicelli, que también investiga este hecho, ordenó la autopsia del cuerpo del adolescente para determinar la causa de muerte.

Según fuentes del caso, solicitó a la vez medidas de rigor en la escena del hecho, que aún no tenía detenidos ni está definida su mecánica, agregaron los informantes.

Disparon a quemarropas

Por su parte, por la tarde una mujer de 32 años y un adolescente de 14 fueron asesinados a balazos en la localidad santafesina de Fray Luis Beltrán, situada a 17 kilómetros al norte de Rosario.

El hecho se registró cerca de las 14 en la calle 20 de junio al 200 del barrio Retiro de esa localidad y, de acuerdo a las primeras informaciones, dos hombres que se desplazaban en una moto de 110 cc de color negra, dispararon contra un grupo de personas que se encontraban reunidas en la vereda.

Tras el ataque a balazos, fallecieron Sabrina Soledad Verdún y el adolescente de 14 años, identificado como Agustín Alejandro A., señalaron fuentes de la investigación.

En tanto, otro menor identificado como Lautaro M. (9), fue trasladado al Hospital Granaderos a Caballo de la ciudad de San Lorenzo para ser tratado por las heridas de bala recibidas.

El fiscal de San Lorenzo, Aquiles Balbi, a cargo de la investigación y entre las primeras medidas, solicitó la intervención de la Agencia de Investigación Criminal (AIC).

Los cuatro homicidios ocurridos en las últimas 24 horas, más la muerte esta madrugada de una mujer que 32 años que fue baleada el 23 de julio al quedar en medio de un tiroteo en el que también falleció su madre, se suman a los más de 210 asesinatos registrados en el Departamento Rosario en lo que va del año.

Los registros del Observatorio de Seguridad Pública de Santa Fe revelan que el 16,9 por ciento de los asesinatos ocurridos entre enero y agosto de 2022 en el Departamento Rosario tuvieron como víctimas a adolescentes de entre 15 y 19 años, como los cuatro baleados en las últimas horas.

Mientras que algo más de la mitad de las víctimas de la violencia altamente lesiva en el departamento tenían entre 14 y 29 años.

Sólo el 5% de esos homicidios tuvo como origen un robo o tentativa de asalto, mientras que el según los datos del Observatorio el 70% está relacionado con «organizaciones criminales» que operan en mercados ilegales, como el del narcomenudeo.

Crimen de la policía Micaela Romero: pidieron 25 años para el cuarto acusado

AUDIO

La fiscal del segundo juicio por el crimen de la policía asesinada en agosto de 2020 pidió que el cuarto acusado reciba la misma condena que los tres jóvenes sentenciados en julio de 2021. El padre de Romero aseguró, en diálogo con Télam: «Creo que se va hacer justicia y se va a cerrar todo el círculo de asesinos».

Micaela Romero tena de 23 aos era madre de una nena de 2 y tena un ao de antigedad en la fuerza de seguridad aunque estaba de licencia mdica cuando fue asesinada
Micaela Romero tenía de 23 años, era madre de una nena de 2 y tenía un año de antigüedad en la fuerza de seguridad, aunque estaba de licencia médica cuando fue asesinada.

Una fiscal pidió 25 años prisión a un joven acusado de haber participado en el crimen de Micaela Romero, la integrante de la Policía Federal que fue asesinada por «motochorros» cuando la asaltaron en agosto de 2020, plena pandemia de coronavirus, en el partido bonaerense de Quilmes.

Por este caso, el 13 de julio de 2021tres jóvenes que al momento del asesinato tenían menos de 18 años fueron condenados a 25 años y hasta el momento siguen detenidos en institutos de menores.

Ahora en el banquillo de los acusados se encuentra el cuarto imputado que hoy tiene 19 años y también era adolescente al momento del crimen.

La fiscal María Julia Botasso solicitó en su alegato 25 años de cárcel para el acusado, juzgado por los jueces Edgardo Salatino, Isabel Cerioni y Julia Rutigliano del Tribunal de Responsabilidad Penal Juvenil 2 quilmeño.

En tanto, la defensa del sospechoso requirió su absolución y los magistrados pasaron a un cuarto intermedio hasta el lunes cuando se dicte veredicto.

«Esperamos que se haga justicia, en lo personal creo que se va hacer justicia y se va a cerrar todo el círculo de asesinos», dijo a Télam Juan Carlos Romero, padre de la víctima.

En otro juicio el mismo tribunal adelantó el veredicto, que resultó condenatorio para los imputados, todos ellos condenados hoy con penas confirmadas de 25 años de prisión.

Según las fuentes, la instructora judicial pidió que se condene a los acusados por el delito de «homicidio en ocasión de robo doblemente agravado».

Sin embargo, los jueces Alejandro Paccioretti, Gladys Krasuk y Analía Consolo resolvieron cambiar la calificación a «homicidio agravado en concurso real con robo con arma».

Foto Archivo Tlam
Foto: Archivo Télam.

El homicidio de Micaela Romero

Micaela Romero tenía de 23 años, era madre de una nena de 2 y tenía un año de antigüedad en la fuerza de seguridad, donde se desempeñaba en la División Protección Residencia Presidencial de Olivos y Operaciones de la PFA, aunque estaba de licencia médica cuando fue asesinada.

El crimen fue cometido cerca de las 7 del domingo 16 de agosto de 2020, cuando se celebraba el Día del Niño.

La policía, que estaba vestida de civil y no llevaba su arma, fue junto a un amigo a comprar cigarrillos a un comercio ubicado en calle 395 y avenida Carlos Pellegrini, de La Cañada, Quilmes, cuando ambos fueron abordados por varios delincuentes que iban en moto.

De acuerdo con lo determinado luego, los asaltantes le robaron las zapatillas y el celular al amigo de Romero y cuando la mujer se negó a entregar su teléfono se dieron cuenta de que era policía y le efectuaron un disparo en el pecho.

«Tirale que es cobani. Tirale que es cobani», le dijo uno de los delincuentes a otro al momento del robo y al reconocer a Romero.

Los investigadores dijeron que la oficial recibió un disparo a la altura del tórax, mientras que los delincuentes alcanzaron a sacarle el celular para luego escapar.

Tras el ataque, Romero fue trasladada en grave estado por un grupo de vecinos al hospital El Cruce, de Florencio Varela, donde ingresó inconsciente y falleció a los pocos minutos producto de la herida sufrida.

Telam SE

A un mes y medio del hecho, la vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner, se reunió en su despacho del Senado con la madre de la víctima y la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, para acompañar el pedido de justicia de la familia.

Pocos días después, la entonces ministra de Seguridad, Sabina Frederic, recibió a los padres de Romero y les expresó su «pesar y compromiso» por contribuir al esclarecimiento del caso.

Actualmente, la hija de Micaela Romero vive con su padre en una casa que el hombre construyó junto a la mujer asesinada en la parte de atrás del terreno donde se ubica también la vivienda de la madre de la víctima, en el barrio Kolinos, de Quilmes.

Balearon a una pasajera de un colectivo, luego de que el chofer no se detuviera en una parada

AUDIO

El conductor no frenó porque tras advertir movimientos sospechosos de 5 hombres que se encontraban en la parada, uno de los cuales le disparó en la pierna a la mujer que se encontraba arriba del colectivo.

El hecho ocurri en la esquina de Carlos Pellegrini y Jos Mara Moreno en Lans por donde circulaba el 2667 de la lnea 31 Captura SV
El hecho ocurrió en la esquina de Carlos Pellegrini y José María Moreno en Lanús, por donde circulaba el 2667 de la línea 31 /Captura SV

Una pasajera de un colectivo fue baleada en una pierna luego de que cinco sospechosos que estaban en una parada dispararan hacia el interior el vehículo porque el chofer no se detuvo para que subieran, hecho que ocurrió en la localidad bonaerense de Lanús, informaron este viernes fuentes policiales.

El hecho ocurrió este jueves en la esquina de las calles Carlos Pellegrini y José María Moreno, en dicha localidad de la zona sur del Gran Buenos Aires, por donde circulaba el interno 2667 de la línea 31.

Voceros policiales informaron a Télam que un grupo de cinco hombres se encontraba en una parada de colectivos ubicada en esa intersección, quienes le hicieron señas al chofer para que se detuviera.

Sin embargo, el conductor advirtió movimientos sospechosos de los hombres, por lo que continuó la marcha y uno de ellos efectuó un disparo de arma de fuego hacia el interior del vehículo.

Como consecuencia del disparo, una pasajera de 30 años recibió un impacto de bala en la pierna derecha, con orificio de entrada y salida, informaron fuentes policiales.

La víctima fue trasladada a un centro de salud cercano, donde tras ser atendida fue dada de alta ya que se encontraba fuera de peligro.

Investiga el hecho personal de la comisaría 5ta. de Lanús.

Un nuevo juicio por el Caso Berardi, a 12 años de su secuestro y crimen

AUDIO

«Muchísimo dolor», «lo extrañamos todo el tiempo», «tenemos que seguir adelante». Las palabras de María Inés Daverio no se modificaron con el paso del tiempo y retumban durante la charla con Télam ante un nuevo aniversario del secuestro y crimen de su hijo. A partir de octubre se volverá a juzgar a la última acusada de formar parte de la banda.

Foto archivo
Foto archivo.

A 12 años del crimen de Matías Berardi, el adolescente de 16 años que fue secuestrado en la localidad bonaerense de Escobar y asesinado de un balazo en Campana, su madre aseguró este viernes que aún siente dolor por lo que tuvo que pasar su hijo durante las horas de cautiverio y afirmó que necesita «fuerzas» para afrontar el nuevo juicio que, a partir de octubre, volverá a juzgar a la última acusada de formar parte de la banda.

«Muchísimo dolor», «lo extrañamos todo el tiempo», «tenemos que seguir adelante». Las palabras de María Inés Daverio no se modificaron con el paso del tiempo y retumban durante la charla con Télam ante un nuevo aniversario del secuestro y crimen de su hijo Matías ocurrido en 2010.

«No tenemos palabras, ni Juan, el papá, ni yo, podemos expresar lo que sentimos. Es muchísimo el dolor con solo recordar lo que Matías tuvo que vivir. Pero tenemos que seguir adelante por nuestros otros hijos. Le prometimos a él (a Matías) que sus hermanos iban a ser felices», dijo María Inés.

La familia Berardi se prepara ahora para afrontar un nuevo juicio por el crimen de Matías. Es que en 2013, en un primer debate oral, la Justicia condenó a diez de los once imputados que llegaron acusados.

La familia Berardi se prepara ahora para afrontar un nuevo juicio por el crimen de Matías. Es que en 2013, en un primer debate oral, la Justicia condenó a diez de los once imputados que llegaron acusados. Una, Alexia Souto Moyano, fue absuelta por el beneficio de la duda, pero la Cámara Federal de Casación revocó esa absolución y ordenó la realización de un nuevo juicio que tendrá a su cargo otro tribunal.

«Este nuevo nuevo juicio es muy importante para todos. Para nuestra familia, para los amigos de Matías. Para la sociedad. También es importante que esta persona tenga una condena porque hay muchísimas pruebas en su contra. Tiene que asumir la responsabilidad de lo que hizo», contó María Inés.

Si bien ese debate oral debía comenzar este viernes, la defensa de Souto Moyano pidió una postergación porque planea solicitar un juicio abreviado.

Foto archivo
Foto archivo.

Ante esta situación, el Tribunal Oral Federal (TOF) 3 de San Martín fijó la realización de una nueva audiencia para el próximo 3 de octubre a las 9.30, donde se definirá la cuestión.

Sobre la acusada, la madre de Matías dijo que «nunca declaró, nunca pidió perdón», aseguró que si bien al momento del hecho «era menor de edad (tenía 17 años), ahora deberá afrontar lo que corresponde», y resaltó que si está pidiendo un juicio abreviado «es porque de alguna manera está reconociendo su participación en el hecho».

«Ojalá empecemos a creer que las cosas pueden cambiar. Que este juicio sirva para darnos una esperanza a todos. Les pedimos que no nos sumen más dolor porque creo que nadie puede dimensionar lo que sufrió Matías y lo que estamos viviendo nosotros. Ya no nos quedan más fuerzas», finalizó Daverio a Télam.

«Ojalá empecemos a creer que las cosas pueden cambiar. Que este juicio sirva para darnos una esperanza a todos»

María Inés Daverio, madre de Matías

Por su parte, el abogado Eduardo Durañona, quien representa a la familia Berardi, destacó que Souto Moyano «está acusada de encubrimiento, la misma acusación que tenía durante el primer debate».

«El hecho no está discutido y está totalmente probado, solamente hay que probar la participación de ella», dijo a Télam el letrado, quien agregó que «básicamente esta querella quiere probar la participación conforme a los testimonios que se van a brindar a lo largo del nuevo debate y de esta manera, conforme lo señaló la Cámara Federal de Casación Penal, que el nuevo tribunal efectúe una correcta valoración de la prueba».

El caso

Con 16 años, Berardi era el mayor de cuatro hermanos y cursaba el quinto año del colegio Saint George de Escobar cuando la madrugada del 28 de septiembre de 2010 regresaba de una fiesta de egresados en Capital Federal y se bajó de una combi en Panamericana y Ruta 26 para volver a su casa en ese partido del norte del conurbano.

Según surgió de la investigación, Matías fue secuestrado allí por una banda integrada por un clan familiar –matrimonio, hijas, cuñados y amigos involucrados- que lo mantuvo en cautiverio en una casa de la avenida Sarmiento 407 de Benavídez, partido de Tigre, desde donde se realizaron los primeros llamados extorsivos a sus padres de Matías, en los que exigían un rescate de 30.000 pesos.

Pero tras pasar 14 horas cautivo, el adolescente logró escapar, salió a la calle y pidió ayuda entre los vecinos, a quienes les dijo que lo tenían secuestrado, pero no logró que nadie lo refugiara.

La banda lo recapturó y decidió asesinar al adolescente.

Foto archivo
Foto archivo.

Cuando los secuestradores ya habían decidido asesinarlo, llamaron por última vez para saber cuánta plata había reunido la familia, que exigió una prueba de vida que nunca llegó.

El cadáver de Berardi fue hallado al día siguiente en un camino de tierra a 300 metros de la ruta 6, en Campana. Lo habían asesinado de un tiro con una pistola 11.25, que ingresó por el omóplato derecho y le ocasionó la muerte.

En un primer juicio realizado en 2013, el Tribunal Oral Federal 3 de San Martín condenó a prisión perpetua al herrero Richard Souto y a Néstor Maidana, Damián Sack, Gabriel Figueroa y Gonzalo Álvarez.

También condenó a penas de 24 años de prisión a Ana Moyano; a 17 años de cárcel a Jennifer Souto Moyano; a 19 a Celeste Moyano; a 21 a Federico Maidana y a 18 a Elías Vivas.

Los jueces de aquel debate no pudieron comprobar que Alexia Souto Moyano, otra de las hijas de Richard Souto y Ana Moyano, haya estado en el galpón donde estuvo retenida y ocultada la víctima, por lo que la absolvieron.

Sin embargo, en 2016, la Cámara Federal de Casación confirmó las condenas de todos los imputados y revocó la absolución de Alexia Souto, quien ahora será nuevamente juzgada.

Hallaron asfixiado, atado y envuelto en sábanas en su casa a un funcionario municipal de Tío Pujio

AUDIO

Se trata de Germán Torno, quien trabajaba en el Tribunal de Cuentas del municipio cordobés. Fue encontrado asfixiado con una media en la boca en la habitación de su casa de Villa María.

La vctima Germn Torno tena 59 aos Foto FB
La víctima, Germán Torno, tenía 59 años / Foto: FB.

Un funcionario del municipio cordobés de Tío Pujio fue encontrado asfixiado con una media en la boca, maniatado y envuelto en sábanas en la habitación de su casa de Villa María y, si bien el o los asesinos se llevaron un teléfono celular de la víctima, los investigadores no creen que se haya tratado de un robo, informaron hoy fuentes judiciales y policiales.

La víctima fue identificada como Germán Torno (59), quien trabajaba en el Tribunal de Cuentas de dicho municipio del Departamento General San Martín, ubicado a unos 135 kilómetros al sudeste de la ciudad de Córdoba.

Según las fuentes, el crimen fue descubierto alrededor de las 18.30 del miércoles por la tarde, cuando la hija de Torno ingresó a la vivienda en la que su padre residía solo, en la calle Independencia 70, en el barrio Ameghino, de Villa María, y encontró el cuerpo, por lo que inmediatamente llamó a la Policía.

El fiscal de Instrucción de tercer Turno de Villa María a cargo de la causa, René Bosio, reveló a la prensa que «el estudio forense determinó que murió por asfixia, por obstrucción de las vías respiratorias con una media bien incrustada en la boca».

La escena del hecho

Según el fiscal, al momento del hallazgo, el funcionario yacía sobre «la cama de dos plazas en la que él dormía, maniatado en sus extremidades, envuelto en el acolchado y las sábanas, y con signos de violencia».

«Se preservó el hecho y trabajó en un primer momento la Policía Judicial, en todo lo relativo a huellas y rastros, inspección ocular. Luego el médico policial constató efectivamente la muerte de esta persona», detalló el fiscal, quien describió que el funcionario «estaba atado como si lo hubiesen embalado para llevarlo a algún lado».

Según explicó el funcionario judicial, la hija de la víctima reveló que, «si bien la puerta de la habitación donde encontró el cuerpo de su padre se encontraba cerrada, la misma no tenía las medidas de seguridad y tampoco se observó que la abertura hubiera sido violentada», por lo que un robo no sería la principal hipótesis.

A su vez, el instructor judicial señaló que las sospechas apuntan a que «pudo haber actuado más de una persona».

Además, Bosio aclaró que los médicos forenses no hallaron en el cadáver «lesiones de arma blanca ni arma de fuego», pero sí unas escoriaciones y golpes en la boca y en el ojo; aunque sus familiares estiman que esas lesiones fueron producto de un intento de robo del que había sido víctima recientemente.

En tanto, el fiscal indicó que se tomaron testimoniales a los vecinos del barrio en procura de determinar si vieron o escucharon algo sospechoso, al tiempo que se analizan las imágenes de las cámaras de seguridad públicas y privadas de los alrededores de la vivienda, entre otros elementos de prueba, con el fin de «tratar de establecer lo ocurrido y el móvil del homicidio».

Mientras que en el relevamiento de la escena del crimen los investigadores determinaron que faltaban el teléfono celular, que sería el personal del fallecido, y un identificador de personas que tenía en su puerta.

En la pesquisa interviene personal de la Policía Científica, la Unidad Departamental San Martín, la División Investigaciones y de la Patrulla Preventiva de la Villa María.

El homicidio de Torno generó consternación en Tío Pujio, un pequeño municipio de 2700 habitantes situado a la vera de la ruta nacional 9.

«Germán Torno, me cuesta saber que ya no estés en esta vida! Fuiste mi compañero y amigo, te extrañaré un montón! Q. E. P. D.», escribió en su muro de Facebook la intendenta Nancy Schaivi.


Por su parte, el Concejo Deliberante local también se expresó por esa red social: «La tristeza nos invade una vez más. Hoy nos toca despedir físicamente a quien fue durante 16 años Presidente de este Honorable Concejo Deliberante. Con respeto y dedicación siempre ocupó el lugar por el que fue elegido. Expresamos nuestras condolencias a sus hijos y familiares. Q.E.P.D Germán».

Ambos posteos estuvieron acompañados de imágenes en el que aparece el funcionario fallecido junto a otras autoridades locales.


«Con profundo pesar expresamos nuestras sinceras condolencias por el fallecimiento del sr. Germán Agustín Torno. Acompañamos en este doloroso momento a sus hijos, familiares y seres queridos», publicó en sus redes el Consejo de Administración de la Cooperativa de Tío Pujio.

Femicidio en Campana: intentan establecer el vínculo entre la mujer y su asesino

AUDIO

La fiscal a cargo de la investigación del asesinato de María Alejandra Abbondanza procura hallar nuevas evidencias para incorporar a la causa, en el marco de la cual están detenidos y acusados como coautores del crimen Agustín Leonel Chiminelli, su padre, y su madre.

El cuerpo de la vctima fue hallado en la casa de su vecino
El cuerpo de la víctima fue hallado en la casa de su vecino.

La fiscal que investiga el femicidio de María Alejandra Abbondanza, cuyo cuerpo semiquemado y desmembrado fue hallado en la parrilla da una vivienda de la ciudad de Campana, solicitó una serie de medidas vinculadas al levantamiento de rastros en la escena del crimen, mientras busca establecer el vínculo entre la víctima y uno de los detenidos a través de testimonios de allegados a ambos, informaron hoy fuentes judiciales.

La fiscal Ana Laura Brizuela, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Campana, convocó a distintos equipos de peritos para recorrer las inmediaciones de la casa de la familia Chiminelli, ubicada en la calle Alberdi al 700 de la localidad bonaerense de Campana, donde fue hallada asesinada Abbondanza (38).

Fuentes judiciales indicaron a Télam que la fiscal procura hallar nuevas evidencias para incorporar a la causa el marco de a cual están detenidos y acusados de ser coautores del femicidio Agustín Leonel Chiminelli (24), su padre Carlos Rubén (69), y su madre Esther Sánchez (64).

«Está interviniendo un equipo de la Dirección de Análisis de la Conducta Criminal y Victimología del Ministerio de Seguridad bonaerense y de la Policía Científica con el objetivo de iniciar el análisis de las pericias de ADN de los rastros hallados en la escena del hecho», dijo a Télam una fuente judicial.

El investigador precisó que también la fiscal Brizuela ordenó que se realice un relevamiento filmográfico de la vivienda más preciso para señalar correctamente la distribución de cada ambiente del lugar.

«No tenemos el móvil, estamos trabajando en eso. Ella parece entrar tranquilamente, como con cierta familiaridad. Está claro que se conocían»

Ana Laura Brizuela

Además, la representante del Ministerio Público continúa entrevistándose con familiares, amigos, vecinos y allegados tanto de la víctima como de los detenidos, para establecer si existía un vínculo entre el hijo del matrimonio Chiminelli y Abbondanza.

«Hubo entrevistas con la familia de la víctima y exnovias del imputado», precisó un encargado de la pesquisa.

También la fiscal se encuentra analizando los teléfonos celulares de ambos para conocer si tuvieron comunicaciones en los días previos al femicidio.

Investigación del móvil

Sobre el móvil del femicidio y presunta relación entre Abondanzza y Chiminelli hijo, la fiscal aseguró a la prensa que «la familia (de la víctima) dice que era un ‘hola y chau’, y los vecinos nunca los vieron juntos».

«No tenemos el móvil, estamos trabajando en eso. Ella parece entrar tranquilamente, como con cierta familiaridad. Está claro que se conocían», añadió Brizuela.

Finalmente, respecto de los roles de cada uno de los acusados, la fiscal dijo que «por el momento son los tres coautores, no quiere decir que con el devenir de la investigación esto pueda modificarse».

En tanto, en el marco de la causa declararon como testigos dos exparejas de Chiminelli, quienes coincidieron en que era «muy violento».

El femicidio fue descubierto el pasado sábado por la mañana en una casa ubicada en Moreno y Alberdi, de Campana.

Abbondanza, quien había sido vista con vida por última vez por su hija alrededor de las 17.30 del viernes, cuando sacó a pasear a su perro.

Su cuerpo fue hallado quemado en la parrilla de la casa de los Chiminelli, lugar al que llegaron los pesquisas tras analizar las cámaras particulares de la zona y ver que la mujer y su perro ingresaban allí.

En las imágenes se ve además que ya de madrugada el joven ahora detenido salió con el perro de la mujer como si fuera a pasearlo y volvió a la casa, situación que ocurrió nuevamente, pero esta vez el animal ya no tenía el pretal puesto.

La Policía encontró el pretal, la correa y la ropa de la mujer ensangrentada en un terreno baldío ubicado a dos cuadras de la vivienda, mientras que el perro regresó a la casa de su ama alrededor de las 5 manchado con sangre.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app

«Dispararon sus armas como si estuvieran jugando en la Play”

AUDIO

Soledad Laciar, la mamá de Valentín Blas Correas, completó su testimonio durante el juicio que se le sigue a 13 efectivos de la Policía de Córdoba por homicidio y encubrimiento.

Foto Laura Lescano
Foto: Laura Lescano.

La madre de Blas Correas, el adolescente de 17 años asesinado de un balazo por la policía durante un control vehicular en agosto de 2020 en la ciudad de Córdoba, aseguró en el juicio por el crimen que los policías «dispararon sus armas como si estuvieran jugando en la Play» y afirmó que su hijo y el resto de sus amigos que se hallaban dentro del auto fueron «víctimas de un sistema horroroso».

Soledad Laciar, la madre del joven asesinado, realizó el segundo tramo de su declaración como testigo que había comenzado el viernes de la semana pasada, ante el jurado popular del juicio que tiene a 13 efectivos de la Policía de Córdoba sentados en el banquillo de los acusados.

En la quinta audiencia del debate que se desarrolló en los Tribunales locales, la mujer dijo que luego del crimen de su hijo se puso al frente de la lucha por «justicia por muchas víctimas» que pasaron por situaciones similares.

Foto Laura Lescano
Foto: Laura Lescano.

«Yo solo estoy luchando por justicia y que algo cambie», al sostener que «las víctimas son partes de un sistema horroroso», de quienes «no pueden apreciar la vida porque ellos se la arruinaron. (Estos policías) disparan sus armas como si estuvieran jugando en la Play», afirmó Laciar.

Asimismo relató que por su casa constantemente «pasan patrulleros y los policías miran hacia adentro», por lo que se siente «observada y en situación de vulnerabilidad».

De todas formas, la mujer dijo no temer por su vida, aunque sí admitió tener miedo que le pase algo a sus otros hijos.

Al respecto añadió que lo que pretende con su lucha es lograr que sus hijos «busquen a un policía si tienen problemas», al dejar en claro que la sociedad necesita recuperar la confianza en las fuerzas de seguridad.

En otro pasaje de su declaración, Laciar relató parte del contenido de una reunión que había mantenido en su casa con el entonces subdirector de Seguridad Capital, comisario Gonzalo Cumplido, quien había sido imputado en esta causa por «violación de los deberes de funcionario público» por no haber concurrido al lugar del hecho, aunque luego fue sobreseído.

En esa reunión Laciar dijo que Cumplido le había comentado que siempre quiso acercarse a la familia y también ir al velorio de Blas, pero que el relevado ministro de Seguridad provincial, Alfonso Mosquera, «le dijo que no».

Foto Laura Lescano
Foto: Laura Lescano.

«Claramente deja en evidencia que esa era la postura del Gobierno», a cargo de Juan Schiaretti, «que hizo silencio» en todo este tiempo, señaló la mamá de la víctima, y que Cumplido también le había comentado que «hubo llamadas de policías que fueron borradas».

“No quiero que vaya preso nadie que sea inocente. Busquemos quiénes son los verdaderos responsables. Quiero que se haga justicia”, pidió al tribunal y jurado popular y anheló que “ojalá que antes de morirme logremos la policía que queremos y que podamos honrarla”.

Con tono de consternación y de mucho dolor Laciar remarcó que eran una “familia ensamblada y felices. Todas las noches antes de acostarme miro hacia arriba y le pregunto a Blas si voy bien. Le pido que me dé una señal para saber si voy bien”.

Tras finalizar su relato, el tribunal de la Cámara 8 del Crimen de la ciudad de Córdoba hizo pasar como testigo a Blas Fernando Correas (52), padre de la víctima y divorciado de Laciar, quien declaró que «hasta hoy» no tuvo «información oficial de lo ocurrido” y dijo que nunca creyó la hipótesis policial de que su hijo y los amigos estuvieran armados.

Para el hombre, esa versión «era surrealista» ya que «hablaban de cuatro delincuentes armados” y afirmó que él «sabía cómo era Blas».

Correas también afirmó que días después del crimen lo llamó el entonces ministro de Seguridad Mosquera para solicitarle una reunión y que si bien acordaron un encuentro con fecha incluída, luego el funcionario le dijo que «el Gobernador (Juan Schiaretti) le prohibía» concurrir.

Desde el asesinato “me acuesto pensando en mi hijo y me levanto pensando en mi hijo”, sostuvo el papá del adolescente.

Al concluir su testimonio el tribunal pasó a cuarto intermedio hasta el próximo viernes a las 9 para continuar con las testimoniales, que en esa ocasión será el de Mateo Natalí, uno de los cuatro chicos que se movilizaban, junto a Blas, en el automóvil baleado.

El crimen de Blas

El hecho ocurrió la madrugada del 6 de agosto del 2020 cuando Blas y sus amigos se hallaban a bordo de un Fiat Argo e iban a tomar algo a un bar.

Foto Laura Lescano
Foto: Laura Lescano.

Cuando circulaban por avenida Vélez Sarsfield y Romagosa, del barrio Colinas, en el sur de la capital cordobesa, el joven que conducía evadió un control policial porque -según dijo luego- se asustó porque uno de los policías le apuntó con un arma a la cabeza.

En ese momento, según la investigación, el suboficial Lucas Gómez (37) efectuó cuatro disparos con su arma reglamentaria, mientras que el cabo primero Javier Alarcón (33) disparó en dos oportunidades.

Las pericias determinaron que uno de los cuatro disparos efectuados por Gómez impactó en la espalda de Blas, lo que le provocó la muerte.

Posteriormente, y con el objetivo de simular un enfrentamiento con un grupo armado, los policías «plantaron» un arma en las cercanías de la zona del control policial, según la acusación fiscal.

Los acusados

En este juicio, Gómez y Alarcón llegan acusados de ser «coautores de homicidio calificado por abuso de su función y homicidio agravado por el empleo de armas de fuego, homicidio calificado por abuso de su función en grado de tentativa reiterado -cuatro hechos- y homicidio agravado por el empleo de armas de fuego en grado de tentativa reiterado -cuatro hechos».

Foto Laura Lescano
Foto: Laura Lescano.

Los restantes 11 policías acusados son Sergio Alejandro González, Wanda Micaela Esquivel, Yamila Florencia Martínez, Walter Eduardo Soria, Enzo Gustavo Quiroga, Jorge Ariel Galleguillo, Leonardo Alejandro Martínez, Rodrigo Emanuel Toloza, Ezequiel Agustín Vélez, Leandro Alexis Quevedo y Juan Antonio Gatica, acusados de «falso testimonio, encubrimiento por favorecimiento personal agravado por la calidad funcional y omisión de deberes de funcionario público».

«Necesito sinceramente que me den una mano», dijo la empleada de las víctimas del doble crimen

AUDIO

La mujer de 64 años, quien estuvo casi 13 días detenida acusada de ser la “entregadora” del doble crimen, pidió ayuda porque su situación económica “está muy difícil».

Foto Eliana Obregon
Foto: Eliana Obregon

María Ninfa “Nina” Acosta, la empleada de las víctimas que estuvo casi 13 días detenida acusada de ser la “entregadora” del doble crimen de Vicente López, pidió esta noche que le den “una mano” porque su situación económica “está muy difícil», al tiempo que aseguró que le “va a costar mucho” superar lo vivido y que no duerme por la noche.

La mujer, de 64 años, dialogó con Telenoche y señaló las dificultades económicas que atraviesa luego de haber quedado sin trabajo tras el doble crimen de sus empleadores, José Enrique Del Río (74) y su esposa María Mercedes Alonso (72), entre las que destacó que se le “vence el contrato” de alquiler y “no hay plata”.

“Está muy difícil para mí. Aparte, el trauma que tengo en la cabeza… ¿Quién me lo quita, quien me lo quita eso?”, manifestó “Nina”.

Por otro lado, explicó que ella es “el sostén” de su hogar y que sus hijos tienen sus familias y deben mantener a sus nietos.

“Necesito sinceramente que me den una mano, mis vecinos me están ayudando a full, pero ellos se van a cansar de mí”, expresó la mujer.

Por último, aseguró que le “va a costar mucho” salir adelante luego de haber encontrado asesinados a sus empleadores y de estar detenida, y que necesita un “psicólogo”.

“Así tan fácil no voy a salir de esto. No duermo, si duermo dos horas es mucho”, concluyó “Nina”.

Murió el joven bonaerense baleado al viajar a Santa Fe para comprar una moto

AUDIO

Lautaro Isaac Leandro llegó a la ciudad desde el minucipio bonaerense de Lomas de Zamora proque había pactado la adquisición de un vehículo a través de Facebook. Hay un sospechoso detenido. 

El hospital donde falleci Leandro Foto Luis Cetraro
El hospital donde falleció Leandro. Foto: Luis Cetraro.

El joven de 22 años que fue baleado en la cabeza cuando llegó a la ciudad de Santa Fe desde el partido bonaerense de Lomas de Zamora para concretar la compra de una moto que había pactado por una red social, murió en las últimas horas, y por el crimen fue detenido un sospechoso de 21 y se busca a al menos un cómplice, informaron este martes voceros judiciales.

La víctima fue identificada como Lautaro Isaac Leandro (22), quien murió mientras era atendido en la sala de cuidados intensivos del hospital José María Cullen, donde previamente le habían diagnosticado muerte cerebral.

En cuanto al sospechoso, identificado como Iván Oscar Carrizo (21), fue imputado por el fiscal Estanislao Giavedoni, de la Unidad de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación (MPA), que le endilgó el delito de homicidio calificado por el uso de arma de fuego en calidad de coautor.

A su vez, la jueza Susana Luna dictó la prisión preventiva del acusado, que antes había sido identificado por testigos en una rueda de reconocimiento.

El padre de la víctima aseguró que prácticamente «lo ejecutaron» y que los delincuentes «fueron directamente a matar», ya que él no se resistió y «por instinto» trató de correr.

Además recordó que tanto él como su esposa le habían dicho que no querían que viajara a Santa Fe para realizar esa operación, ya que les parecía «peligroso», aunque no lograron evitar que lo hiciera.

En cuanto al detenido, voceros del Ministerio Público de la Acusación (MPA) informaron que testigos del hecho lograron identificarlo y quedó a disposición del fiscal Giavedoni.

El presunto autor fue detenido en una vivienda situada en Azcuénaga y Sarmiento, en barrio Coronel Dorrego, cerca de donde fue agredida la víctima.

Lautaro, quien recibió un disparo en la zona occipital del cráneo, llegó a Santa Fe el domingo junto a un hermano y dos amigos con la intención de adquirir una moto Honda Tornado de 250 centímetros cúbicos a un hombre con quien se había contactado por la red social Facebook.

Según el relato del hermano de la víctima, llegaron para concretar la compra a una vivienda situada en calle Larrea al 1.600, donde Lautaro fue baleado por el supuesto vendedor.

El testimonio del padre de la víctima

El padre del muchacho relató desde la fiscalía de Santa Fe que Lautaro «hizo una transacción por Facebook de una moto con alguien de acá» y sostuvo que al llegar al punto de encuentro «prácticamente lo ejecutaron de un tiro en la nuca y cuando cayó al piso le robaron el celular».

«Mi hijo vio una publicación en Facebook, él quería comprarse una moto, le habían robado una, cobró el seguro, tenía unos pesos más que los había ahorrado y algo que pidió prestado. Aún así no alcanzaba a llegar al monto entonces con estas personas que se comunicó pactó que también les iba a dar una PlayStation que él tenía», detalló el hombre al canal TN.

«Con mi señora le decíamos que no se viniera, que era una locura hacer 500 kilómetros para acá, que era peligroso, que teníamos miedo y desconfianza. Pero bueno, él lamentablemente con 22 años tenía sus ímpetus, se proponía las cosas y las quería lograr y desoyó nuestros consejos y se vino igual», se lamentó.

«Yo le advertí, le digo mirá que te van a robar hijo, no vayas, lo que menos me imaginé es que, aparte de eso, nos íbamos a encontrar con este fatal desenlace», agregó el padre, quien incluso dijo que se negó a llevar a Lautaro a Santa Fe cuando se lo pidió, ya que «presentía que algo malo podía pasar».

Finalmente, el joven logró convencer a su hermano para que lo llevara: «Si no me llevan yo voy a ir en micro, lo que sea, pero yo no me voy a perder esta moto», le dijo a la familia, según su padre.

El hombre agregó que en base al relato de su otro hijo que sobrevivió al ataque, cuando llegaron al lugar «directamente bajó el del auto, intercambian unas palabras» y luego ocurrió el ataque.

«Fueron decididos a matar porque mi hijo salió corriendo por instinto. No es que se resistió, ni que peleó, ni nada, él salió corriendo y lo siguieron y lo ejecutaron», dijo.

«El hermano me dice que ve cuando cae desplomado y como él no conoce la zona empezó a gritar que lo ayuden», manifestó el padre.

Fue así que un vecino los llevó en el auto al hospital, donde murió ya que la bala le ingresó en la parte posterior de la cabeza.

«Si hubiese vivido tampoco iba a poder hacer una vida normal…sabíamos como era nuestro hijo. Nosotros decidimos donar los órganos de para que este sufrimiento no sea en vano y pueda ayudar a alguna otra familia», agregó el hombre quebrado por el llanto.

«Lamentablemente estamos viviendo una pesadilla (…) mi hijo era un pibe bueno, trabajador, le gustaba mucho la música, tenía una pequeña banda de música, tenía muchos sueños y muchas ilusiones. A nosotros nos destrozaron la vida», agregó.

Finalmente, dijo que en la fiscalía le comentaron que se trata de cuarto caso similar ocurrido en Santa Fe, ya que hubo también víctimas de Rosario y de Córdoba.

Por su parte, una hermana del joven asesinado, llamada Florencia, aseguró desde su casa de Villa Fiorito, que su hermano «era una excelente persona, era un pibe de trabajo»

«Nos arrancaron la vida, se llevaron una vida, le dispararon a matar, ellos los querían ejecutar, dispararon al auto donde estaba mi hermano mayor que lo acompañó… y una vez que el cae al piso no quedaron conforme con eso y le robaron, le sacaron el teléfono donde están todas las pruebas del contacto de la persona que supuestamente le iba a vender la moto. La idea de ellos era asesinarlos a todos, el auto de mi hermano quedó con un montón de impactos de bala», concluyó la joven quebrada.

Femicidio de Campana: el presunto autor quedó filmado tirando bolsas y una mancuerna

AUDIO

Dos videos de cámaras privadas se convirtieron en una evidencia clave para incriminar al acusado Leonel Chiminelli, quien se encuentra detenido como principal acusado del crimen de María Alejandra Abbondanza.

Agustn Leonel Chiminelli el principal acusado por el femicidio de Mara Alejandra Abbondanza
Agustín Leonel Chiminelli, el principal acusado por el femicidio de María Alejandra Abbondanza

Agustín Leonel Chiminelli, el principal acusado por el femicidio de María Alejandra Abbondanza en la ciudad bonaerense de Campana, quedó grabado por cámaras de seguridad descartando a dos cuadras de su casa bolsas en las que se hallaron ropas de la víctima y la mancuerna con la que se sospecha pudo haber asesinado a golpes a la mujer, informaron fuentes policiales.

Dos videos de cámaras privadas –a los que tuvo acceso Télam-, fueron obtenidos por detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Zárate-Campana que trabajan en el caso, y se convirtieron en una evidencia clave para incriminar al acusado, que se encuentra detenido.

En la primera de las filmaciones se observa que a las 23.34 del viernes pasado el joven, vestido completamente de negro, camina cargando dos bolsas blancas en sus manos.

En el segundo video, donde se lo toma de espaldas, se ve que a esa misma hora arroja una de las bolsas en un montículo de pasto alto frente a una vivienda, y al llegar a la esquina dobla hacia la derecha cargando la segunda de las bolsas.

Pero dos minutos más tarde, a las 23.36, el joven que según los investigadores es Chiminelli, regresa caminando al mismo sitio donde había arrojado la primera bolsa, la recoge y vuelve a doblar a la derecha en la esquina.

“Encontró un mejor sitio para dejar abandonada la evidencia que lo compromete, a dos cuadras de su casa, y por eso en las imágenes se ve que regresa a cambiar de lugar la primera bolsa”, explicó a Télam un jefe policial que trabaja en la pesquisa.

El contenido de las bolsas

Las fuentes explicaron que dentro de esas bolsas los investigadores luego encontraron evidencia incriminatoria como prendas de vestir de Abbondanza, toallas, el pretal del perro de la víctima y una mancuerna, todo con manchas de sangre.

Los voceros indicaron que Chiminelli fue abandonando las bolsas en distintos sitios a dos cuadras a la redonda de la escena del crimen, la casa de la calle Moreno y Alberdi donde luego fue hallado descuartizado y quemado en parte el cadáver de Abbondanza.

Los videos de cámaras de seguridad fueron la clave que le permitió a la fiscal de Campana Ana Laura Brizuela y los detectives de la DDI reconstruir qué había hecho la acompañante terapéutica de 38 años el viernes por la tarde, cuando desapareció tras salir de su casa a pasear con su mascota, un pequeño perro de la raza pug.

Gracias a las imágenes se pudo establecer que Abbondanza llegó caminando con el perro a las 17.27 a la puerta de la casa del imputado, que él salió a su encuentro, la saludó con un beso y la hizo pasar a la vivienda con la mascota.

A las 23.34 están los videos de Chiminelli descartando las bolsas y luego, según las fuentes, ya de madrugada, vuelve a salir a las 0.40, a las 2.49, y por último a las 5.12, donde se ve que de la vivienda sale sin pretal ni correa el perro pug de la víctima, que regresó a la casa de su dueña con restos de sangre.

“El perrito volvió a su casa y tenía la apariencia de haber sido bañado, pero en realidad se había lamido a sí mismo porque tenía manchas de sangre”, reveló a Télam uno de los investigadores.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app

El joven detenido le dijo a su padre: «Maté a una persona y la quemé en la parrilla»

AUDIO

Tanto Carlos Chiminelli como Liliana Esther Sánchez declararon este lunes y se desligaron del crimen de la acompañante terapéutica. 

Imagen de la Cmara de seguridad que capt al sospechoso
Imagen de la Cámara de seguridad que captó al sospechoso.

El padre del principal sospechoso del femicidio de María Alejandra Abbondanza, la mujer que el pasado sábado fue encontrada descuartizada y parcialmente incinerada en una casa de la ciudad bonaerense de Campana, aseguró hoy en su indagatoria que es inocente y admitió que su hijo le confesó que había matado a una persona y la había quemado en la parrilla, informaron fuentes judiciales.

«Maté a una persona y la quemé en la parrilla», dijo Agustín Leonel Chiminelli (24), según relató hoy su papá, Carlos Rubén (69) en su declaración ante la fiscal Ana Laura Brizuela, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de Zárate-Campana, quien lo indagó como coautor del «homicidio calificado» de Abbondanza.

En su descargo, el jubilado aseguró que él no tuvo «nada que ver» con el crimen, tal como lo había manifestado momentos antes en su respectiva indagatoria su esposa y madre de Agustín, Liliana Esther Sánchez (64).

La mujer declaró que ella se enteró de lo ocurrido cuando llegó la Policía a su casa; sin embargo, fue su esposo el que se refirió al diálogo que él mantuvo en ese momento con el hijo de ambos, que vive con ellos.

De todos modos, los padres no pueden declarar en contra de sus hijos, por lo que, desde lo jurídico, estos dichos del joven no cuentan como una confesión, aclaró un vocero judicial.

A su vez, Agustín fue el último en ser indagado, aunque se negó a declarar ante la fiscal Brizuela, quien dispuso que tanto él como sus padres continúen detenidos como «coautores» de «homicidio calificado», mientras se recaban elementos para resolver la situación procesal de los tres, añadieron los informantes.

La familia del acusado del femicidio
La familia del acusado del femicidio.

«Todavía la investigación está en un estadío bastante prematuro, eso dificulta determinar exactamente cuál fue el rol de cada uno. Son distintas las consecuencias si les imputamos (a los tres) el hecho o el encubrimiento, que en el caso de los padres no es punible. Hoy están los tres imputados», destacó otra fuente con acceso a la causa.

En tanto, en el marco de la pesquisa, la Policía Científica levantó de la casa donde fue hallado el cuerpo de la acompañante terapéutica288 muestras que serán analizadas para ver cuáles sirven para cotejos de ADN.

Además, se estableció que el pasado 10 de septiembre una expareja del joven ahora detenido había realizado una denuncia en su contra en el Juzgado de Familia de Campana por violencia, hecho por el que se había ordenado una restricción de acercamiento.

Por su parte, otra expareja, de nombre Milena, realizó ayer un posteo en las redes sociales en el que describió a Chiminelli hijo como un «psicópata»,

«Siempre fuiste un psicópata y un manipulador disfrazado de nene bueno. Me hiciste la vida miserable mientras estuvimos vinculados y hay muchos testigos. Hasta de cuando te partiste una baldosa en la cabeza para que no me vaya con mis amigas», expresó la joven en su perfil de Instagram.

La ex del ahora detenido también hizo referencia a los padres del joven, quienes según ella «lo apañaban».

«Veían todo lo que hacías y me hacías pasar» y lo «apañaban por ser su único hijo, encerrándome en su casa porque si me quería ir el nene se ponía violento y si ya había roto cosas empezaba a volar otras por el aire», agregó.

«Los tres son una porquería y espero que se caguen pudriendo. Me duele pero hace unos años pude haber sido yo. Varias veces me vi muerta en manos tuyas Siempre supe lo que podías llegar a hacer vos y tus viejos. Estoy segura de que si muchas hablan, pasaron por el mismo calvario. Yo tuve un Dios aparte de poder zafar, pero María no. Espero que pagues todo», cerró la joven en su relato.

La vctima fue encontrada en una vivienda de la ciudad bonaerense de Campana
La víctima fue encontrada en una vivienda de la ciudad bonaerense de Campana.

Las dos exparejas de Chiminelli hijo ya fueron citadas por la fiscal Brizuela para declarar como testigos, al igual que otras personas vinculadas a la familia acusada.

Mientras que, Melina, una vecina que vive frente a la casa de los acusados dijo esta mañana a la prensa: «Quedé impactada cuando supe que estaba en la casa del ´Chimi´».

A su vez, Télam accedió hoy a imágenes de dos cámaras de seguridad que registraron cómo el joven detenido, entre las 23.34 y las 23.36 del viernes pasado, descartó a dos cuadras de su casa bolsas en las que se hallaron ropas de la víctima y la mancuerna con la que se sospecha pudo haber asesinado a golpes a la mujer.

El femicidio fue descubierto el pasado sábado por la mañana en una casa ubicada en Moreno y Alberdi, de Campana, en el marco de la búsqueda de Abbondanza, quien había sido vista con vida por última vez por su hija alrededor de las 17.30 del viernes, cuando sacó a pasear a su perro.

La fiscal Brizuela dispuso revisar las cámaras particulares y una de ellas tomó el momento en el que Abbondanza ingresó por sus propios medios a la casa de la esquina, donde residen los Chiminelli.

Además, por la madrugada el joven ahora detenido salió con el perro de la mujer como si fuera a pasearlo y volvió a la casa, situación que ocurrió nuevamente, pero esta vez el animal ya no tenía el pretal puesto.

La Policía encontró el pretal, la correa y la ropa de la mujer ensangrentada en un terreno baldío ubicado a dos cuadras de la vivienda, mientras que el perro regresó a la vivienda de su ama alrededor de las 5.

Los efectivos también revisaron los tachos de basura de la cuadra y hallaron una bolsa similar a las que había dentro del inmueble con una mancuerna, un buzo y una toalla, todo con sangre.

Con esos datos, la fiscal dispuso un allanamiento de urgencia en la casa del sospechoso y fue allí cuando se hallaron los restos quemados de la mujer en la parrilla de la terraza; a raíz de lo cual, los efectivos aprehendieron a Chimineli y a sus padres.

La autopsia determinó que la víctima murió de un traumatismo cráneo encefálico severo, presuntamente provocado por el golpe con una mancuerna, y luego el cuerpo fue mutilado y quemado con la intención de hacerlo desaparecer.

Indagan a los tres integrantes de una familia acusados de matar a una mujer en Campana

AUDIO

La autopsia determinó que la víctima murió de un traumatismo cráneo encefálico severo, presuntamente provocado por el golpe con una mancuerna, y luego el cuerpo fue mutilado y quemado con la intención de hacerlo desaparecer. Los restos de su cuerpo se encontraron quemados en la parrilla del domicilio de la familia imputada.

Telam SE

Los tres acusados por el femicidio de María Alejandra Abbondanza, la mujer que el pasado sábado fue encontrada descuartizada y quemada en el interior de una vivienda de la ciudad bonaerense de Campana, serán indagados este lunes por la fiscal de la causa, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Agustín Leonel Chiminelli (24); su padre jubilado, Carlos Rubén Chiminelli (69), y su madre, Liliana Esther Sánchez (64), quienes están acusados del “homicidio calificado” de Abbondanza (38).

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que los tres acusados serán indagados por la fiscal Ana Laura Brizuela, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Campana.

Hasta el momento, la familia Chiminelli está representada por un abogado oficial, indicaron las fuentes.

Un investigador detalló que de la casa donde fue hallada Abbondanza la Policía Científica levantó 288 muestras que serán analizadas para ver cuáles sirven para cotejos de ADN.

“Todavía la investigación está en un estadío bastante prematuro, eso dificulta determinar exactamente cuál fue el rol de cada uno. Son distintas las consecuencias si les imputamos (a los tres) el hecho o el encubrimiento, que en el caso de los padres no es punible. Hoy están los tres imputados”, destacó una fuente con acceso a la causa.

En tanto, un investigador confirmó que el pasado 10 de septiembre una expareja del joven ahora detenido realizó una denuncia en su contra en el Juzgado de Familia de Campana por violencia.

“El Juzgado dispuso una orden de acercamiento para la casa y el lugar de trabajo de la joven, pero no llegaron a notificarlo a él porque el viernes pasado no fue localizado”, señaló a Télam un pesquisa.

En tanto, otra expareja, de nombre Milena, realizó este domingo un posteo en las redes sociales en el que describió a Chiminelli padre como un «psicópata».

“Siempre fuiste un psicópata y un manipulador disfrazado de nene bueno. Me hiciste la vida miserable mientras estuvimos vinculados y hay muchos testigos. Hasta de cuando te partiste una baldosa en la cabeza para que no me vaya con mis amigas», expresó la joven en su perfil de Instagram.

La ex del ahora detenido también hizo referencia a los padres del joven, quienes según ella «lo apañaban».

“Veían todo lo que hacías y me hacías pasar” y lo “apañaban por ser su único hijo, encerrándome en su casa porque si me quería ir el nene se ponía violento y si ya había roto cosas empezaba a volar otras por el aire”, agregó.

“Los tres son una porquería y espero que se caguen pudriendo. Me duele pero hace unos años atrás pude haber sido yo. Varias veces me vi muerta en manos tuyas Siempre supe lo que podías llegar a hacer vos y tus viejos. Estoy segura de que si muchas hablan, pasaron por el mismo calvario. Yo tuve un Dios aparte de poder zafar, pero María no. Espero que pagues todo», cerró la joven en su relato.

Las dos exparejas de Chiminelli ya fueron citadas por la fiscal Brizuela para declarar como testigos, al igual que otras personas vinculadas a la familia acusada.

El hecho

El femicidio fue descubierto la mañana del pasado sábado por la mañana, en una casa ubicada en Moreno y Alberdi, de Campana, en el marco de la búsqueda de Abbondanza, quien había sido vista con vida por última vez por su hija alrededor de las 17.30 del viernes, cuando sacó a pasear a su perro.

La fiscal Brizuela dispuso revisar las cámaras particulares y una de ellas tomó el momento en el que Abbondanza ingresó por sus propios medios a la casa de la esquina, donde reside el ahora detenido Chiminelli.

Además, a las 4 de la mañana salió con el perro de la mujer como si fuera a pasearlo y volvió a la casa, situación que ocurrió nuevamente, pero esta vez el animal ya no tenía el pretal puesto.

La Policía encontró el pretal, la correa y la ropa de la mujer ensangrentada en un terreno baldío ubicado a dos cuadras de la vivienda, mientras que el perro fue hallado suelto a las cinco de la madrugada.

Los efectivos también revisaron los tachos de basura de la cuadra y hallaron una bolsa similar a las que había dentro del inmueble con una mancuerna, un buzo y una toalla, todo con sangre.

Con esos datos, la fiscal dispuso un allanamiento de urgencia en la casa del sospechoso y fue allí cuando se hallaron los restos quemados de la mujer en la parrilla de la terraza.

Tras el hallazgo, los efectivos aprehendieron a Chimineli y a sus padres.

La autopsia determinó que la víctima murió de un traumatismo cráneo encefálico severo, presuntamente provocado por el golpe con una mancuerna, y luego el cuerpo fue mutilado y quemado con la intención de hacerlo desaparecer.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app

«Los Monos», de una banda criminal de origen familiar al cuentapropismo de la violencia

AUDIO

Desde el asesinato de su líder Claudio «Pájaro» Cantero, en 2013, y la posterior caída de sus principales cabecillas ese mismo año, «Los Monos» tiene a sus referentes presos y mutó de una organización criminal más o menos compleja a una estructura celular «que vende seguridad y violencia».

Claudio El Pjaro Cantero Foto Archivoinfojus
Claudio «El Pájaro» Cantero. / Foto: Archivoinfojus.

Doce personas fueron detenidas esta semana en Rosario como parte de una banda narco ligada a «Los Monos» y otras seis quedaron presas por la venta de dólares a dicha famosa organización criminal que, para la justicia, hace años dejó de existir como una estructura articulada y ahora opera en células autónomas, «regenteando el territorio por medio de la violencia».

Desde el asesinato de su líder Claudio «Pájaro» Cantero, en 2013, y la posterior caída de sus principales cabecillas ese mismo año, «Los Monos» tiene a sus referentes presos y mutó de una organización criminal más o menos compleja a una estructura celular «que vende seguridad y violencia».

«No es más la logia de la causa ‘Los Patrones'», dijo a Télam una fuente de la Justicia Federal rosarina que investigó a los miembros de «Los Monos», en referencia al juicio oral en el que su líder tras la muerte del «Pájaro», Ariel Máximo «Guille» Cantero, fue condenado por «bajar droga desde el norte» para comerciar en esta ciudad santafesina.

Mximo El Viejo Cantero
Máximo «El Viejo» Cantero.

«Ahora es una banda atomizada que obtiene dominio territorial a los tiros, y lo que pasa por esos territorios es de ellos: casinos clandestinos, falopa, extorsiones», abundó la fuente, que pidió reserva de su identidad.

«Ahora es una banda atomizada que obtiene dominio territorial a los tiros, y lo que pasa por esos territorios es de ellos: casinos clandestinos, falopa, extorsiones», abundó la fuente, que pidió reserva de su identidad

Para eso, continuó, tiene a su alcance «mano de obra barata y fungible, porque todos los pibes quieren trabajar para ellos», por lo que hay «una oferta muy grande en los barrios».

Por su parte, el fiscal ante el Tribunal Oral Federal 3 de Rosario, Federico Reynares Solari, que acusó a «Guille» Cantero en la causa «Los Patrones» en 2019, dijo a Télam que lo que más lo «asombró» fue que ‘Los Monos’ «era como una marca registrada, que habilitaba un dominio territorial en zona sur».

«Les resultaba más sencillo vender su prestigio y su violencia», agregó el fiscal.

Detencin de Mario Cantero Foto Sebastin Granata
Detención de Mario Cantero. / Foto: Sebastián Granata.

Así, el nombre de la banda se convirtió en una suerte de «franquicia» que abre puertas en el mundo criminal, otorga prestigio y, hasta en ocasiones, ha sido utilizado por personas para cometer delitos en su nombre, que oficia como «cartel».

En una escucha telefónica de una causa de 2021, en la que «Guille» Cantero está procesado como ideólogo desde la cárcel de una banda que copó a fuerza de balaceras y asesinatos el barrio Godoy de Rosario, territorio que administraba su rival Esteban Alvarado, el capo narco condenado a perpetua en junio, queda claro el peso de la «marca» de la organización criminal.

En ese sentido, una chica le dijo a su novio, que está preso y opera para Cantero: «Si vienen y preguntan para quién trabajo le digo para ‘Guille’ (…) le voy a decir a los pibes que si les preguntan para quién laburas, para ‘Guille’.»

En el mismo expediente judicial, un hombre sindicado como vendedor de drogas para la banda en la ciudad de San Lorenzo, Marcos «Pato» Mac Caddon, le habló a Cantero, que está en prisión, para ofrecerle un negocio.

Detencin Mario Cantero Foto Sebastin Granata
Detención Mario Cantero. / Foto: Sebastián Granata.

«Vos analízalo y fíjate y decime qué querés que hagamos, lo hacemos, yo te repito como ayer, yo respondo para vos», dijo el hombre, que buscaba el aval del jefe de lo que fuera la banda de «Los Monos».

«Estamos hablando de un negocio grande, entendés, por eso te lo quiero ofrecer a vos, para que vos me des el apoyo y yo te voy pasando para allá, De lo que te daban, ¿te daban seiscientas lucas?, te damos un millón por semana», ofreció «Pato» al narco preso.

Esas escuchas coinciden con la mirada de la fuente citada, quien aseguró que «ellos ahora regentean el territorio a través de la violencia, dicen quién puede vender, quién puede extorsionar».

«Los que operan en los barrios son otros, pero ellos tiene un dominio territorial a través de la violencia, son autónomos. Los que comercian les tienen que pagar a ellos para poder hacerlo», abundó el informante judicial.

Objetos incautados en uno de los operativos
Objetos incautados en uno de los operativos.

En tanto, los doce detenidos de esta semana en una causa por drogas están ligados, según la investigación, a Celestina Contrera, madre de «Guille» y del asesinado «Pájaro» Cantero.

Este año también fue arrestado por tenencia ilegal de armas un chico de 18 años, Uriel Luciano Cantero, alias «Lucho», hijo del «Pájaro».

El «Viejo» Cantero, primer jefe de la banda, «tiene muchos hijos, Lucho, el Dylan, que hasta antes de caer presos tenían la misma lógica», agregó la fuente mencionada.

El origen de Los Monos

Conocida por su ferocidad y expansión territorial en los últimos años, «Los Monos» tiene su origen en un clan familiar, los Cantero, cuyo primer líder fue Máximo Ariel, conocido como «El Viejo», quien aún continúa activo.

Mario Cantero Foto Sebastin Granata
Mario Cantero. / Foto: Sebastián Granata.

Según testigos que declararon en causas judiciales, el origen de su actividad delictiva fue el cuatrerismo y los robos en el extremo sur de Rosario.

Lo que se conoció como la banda de «Los Monos» –desarticulada a partir de 2013- inició sus actividades ilícitas en los barrios La Granada y Las Flores, donde a principio de este siglo protagonizó una salvaje disputa territorial con otro grupo llamado «Los Garompa».

Triunfantes en esa contienda barrial, «Los Monos» iniciaron su expansión cuando los hijos mayores del «Viejo», el «Pájaro» y «Guille» tomaron la conducción de «los negocios», fundamentalmente a través del comercio de estupefacientes.

Sin embargo, 9 años después del asesinato de Claudio y del encarcelamiento de «Guille» –que tiene ocho condenas-, aquella banda criminal vertebrada sobre el eje de un clan familiar, derivó en un mosaico de «cuentapropistas» que ejercen la violencia para dominar territorios y se sirven de los negocios ilícitos que otros grupos administran en los barrios del Gran Rosario.

Creen que a la mujer descuartizada y quemada la mataron de un fuerte golpe en la cabeza

AUDIO

La primera revisión de los médicos determinó ésta presentaba un fuerte traumatismo cráneo encefálico severo como causa principal de la muerte, que habría sido con una mancuerna.

Los investigadores creen que la vctima fue asesinada de un fuerte golpe en la cabeza
Los investigadores creen que la víctima fue asesinada de un fuerte golpe en la cabeza.

Los investigadores del femicidio de la mujer encontrada el pasado sábado descuartizada y quemada en una casa del partido bonaerense de Campana creen que la víctima fue asesinada de un fuerte golpe en la cabeza antes de que intentaran deshacerse del cuerpo, mientras que los tres aprehendidos por el caso serán indagados el próximo domingo por la fiscal de la causa, informaron este domingo fuentes judiciales.

De acuerdo a una primera revisión de los médicos sobre los restos de María Alejandra Abbondanza (38), ésta presentaba un fuerte traumatismo cráneo encefálico severo como causa principal de la muerte.

Según las fuentes, los peritos creen que la mujer fue asesinada de un golpe en la cabeza como una mancuerna y luego el cuerpo fue mutilado y quemado con la intención de hacerlo desaparecer.

Por ahora siguen aprehendidos Agustín Leonel Chiminelli (24), su padre jubilado, llamado Carlos Rubén (69); y su madre Liliana Esther Sánchez (64), quien trabaja como empleada de una farmacia.

Una fuente judicial explicó a Télam que la fiscal Ana Laura Brizuela, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 de Zárate-Campana, ya pidió a la Justicia de Garantías la detención formal de los tres, en principio, con la misma imputación para todos, aunque esto puede variar.

Luego de que el juez resuelva, la fiscal tiene previsto indagarlos el próximo lunes, añadió el vocero consultado, quien aclaró que, por el momento, todo indica que no hay más implicados.

A su vez, los peritos continuaban con el análisis de unos 100 sobres con evidencias levantadas en la escena del hallazgo y otros sitios de interés para la pesquisa; así también como la descarga del contenido de los teléfonos celulares de los acusados.

En ese sentido, los expertos utilizan el sistema UFED (Universal Forensic Extraction Device, en inglés) para analizar dichos dispositivos.

Uno de los objetivos de los pesquisas es determinar qué tipo de relación había entre la víctima y los acusados, más allá de ser vecinos del barrio.

El hecho

El cuerpo fue descubierto el pasado sábado por la mañana, en una casa ubicada en Moreno y Alberdi, en Campana, tras un allanamiento realizado en el marco de la búsqueda de Abbondanza, quien había sido vista con vida por última vez por su hija alrededor de las 17.30 del viernes, cuando sacó a pasear a su perro.

La adolescente se retiró a lo de su novio tras haber ido al colegio y regresó cerca de las 22.30, pero vio que su mamá no había regresado, que el perro tampoco estaba y que la casa se encontraba tal cual había quedado de la tarde.

Inclusive, el teléfono celular de Abbondanza que la mujer había dejado en su casa tenía varias notificaciones de las personas que quisieron comunicarse con ella.

Ante esa situación, la adolescente llamó a su padre, quien estaba separado de Abbondanza desde hacía unos años, porque le pareció raro que no había vuelto.

La búsqueda comenzó por el vecindario, pero nadie sabía nada y, luego de preguntarles a otros familiares y de haber recorrido los hospitales, a la medianoche fueron a la comisaría local para realizar una denuncia por «averiguación de paradero».

La investigación

Personal policial continuó la pesquisa a través de las cámaras municipales, pero ninguna de ellas captó nada.

Por su parte, la fiscal Brizuela dispuso revisar las cámaras particulares y una de ellas tomó el momento en el que Abbondanza ingresó por sus propios medios a la casa de un vecino de la esquina, identificado como el ahora detenido Chiminelli.

«Tenemos cámaras que muestran que el vecino entra y sale durante toda la noche, en ocasiones con bolsas», precisó a Télam un vocero encargado de la pesquisa.

Además, a las cuatro de la mañana salió con el perro de la mujer como si saliera a pasearlo y volvió a la casa, situación que ocurrió nuevamente pero esta vez el animal ya no tenía el pretal puesto.

La Policía encontró el pretal, la correa y la ropa de la mujer ensangrentada en un terreno baldío ubicado a dos cuadras de la vivienda, mientras que el perro fue hallado suelto a las 5 de la madrugada.

Los efectivos también revisaron los tachos de basura de la cuadra y hallaron una bolsa similar a las que había dentro del inmueble con una mancuerna, un buzo y una toalla, todo con sangre.

Con esos datos, la fiscal dispuso un allanamiento de urgencia en la casa del sospechoso y los restos quemados de la mujer fueron encontrados en la parrilla ubicada en la terraza.

«En el terreno hay dos casas separadas y presumimos que el hecho ocurrió en la de atrás que estaba desocupada, en una habitación que estaba completamente limpia de manera reciente», añadió otro vocero y agregó: «Encontramos manchas de sangre en las puertas y un palmar como marcado con sangre, una escena macabra.»

Tras el hallazgo, los efectivos aprehendieron a Chimineli y a sus padres.

En tanto, amigos y vecinos marcharon el pasado sábado por la tarde en la plaza Eduardo Costa de Campana y con aplausos pedían «justicia» por el crimen.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app

La última persona que vio a García Belsunce dijo haber visto a Pachelo ir en la misma dirección

AUDIO

Apiroz Achával declaró este viernes y confirmó que vio a Nicolás Pachelo -principal acusado del crimen- trotando en dirección a la casa de víctima.

Nicols Pachelo Foto Daniel Dabove
Nicolás Pachelo / Foto Daniel Dabove

Pedro Apiroz Achával, la última persona que vio con vida María Marta García Belsunce el 27 de octubre de 2002 en el country Carmel, confirmó este viernes en el juicio que había visto a Nicolás Pachelo esa misma tarde trotando en dirección a la vivienda de la víctima, casi al mismo instante en que la socióloga regresaba en bicicleta a su casa tras jugar al tenis con una amiga en ese barrio privado de Pilar.

Apiroz Achával declaró en la tarde de este viernes, junto a Santiago Asorey y Marco Cristiani, en el marco del tercer juicio por el crimen de la socióloga que tiene como principal acusado a Pachelo.

Testimonios de este viernes

Los tres hombres brindaron su testimonio ante los jueces Federico Ecke, Osvaldo Rossi y Esteban Andrejin, del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de San Isidro y señalaron que en ese día, cuando tenían 14 años, vieron el partido de River y Boca en el Club House de menores y que, rápidamente, regresaron a sus hogares ya que los padres de Cristiani iban a llevar a Santiago Asorey a la Ciudad de Buenos Aires, donde residían.

Los testigos coincidieron en sus testimonios en que, mientras caminaban, Pachelo los cruzó vestido de short y buzo oscuro con capucha y casi al instante, María Marta García Belsunce pasó a bordo de una bicicleta tipo playera, en la misma dirección.

“María Marta me saluda, me dice hola, y dobla”, recordó Aspiroz Achával, el último joven que vio con vida a la mujer, ya que, a diferencia de sus amigos, continuó caminando hacia su vivienda.

El testigo afirmó que “contemporáneamente estaban en la misma cuadra el señor Nicolás Pachelo y la señora María Marta García Belsunce”.

Al mostrar el trayecto que realizó esa tarde en un croquis del Carmel exhibido en una televisión frente al tribunal, Aspiroz Achával señaló que hizo un camino más largo porque no quería cruzarse con Pachelo.

“No hice el camino más corto porque en esa época el señor Pachelo daba miedo y no me lo quería cruzar. Hice el camino más largo para no cruzarlo. Tenía 14 años, era bastante miedoso y no tenía mucho para defenderme”, destacó.

El testigo dijo que vio a María Marta y a Pachelo doblar hacia la izquierda y marcó en un video filmado por la parte acusadora los puntos en la calle donde vio por última vez a la socióloga y al principal acusado.

“Lo veo a Pachelo más cerca, llegando a la bocacalle. María Marta estaba antes, mentiría decir cuantos metros antes”, explicó en uno de los fragmentos de su declaración.

En la misma sintonía, Asorey había dicho previamente que en ese tiempo Aspiroz Achával les había confesado que había visto doblar a Pachelo en la misma dirección y recriminó las diferentes versiones que dio el imputado durante estas casi dos décadas.

“Es muy molesto escuchar a otra persona cambiar 125 veces las versiones. Nosotros tres siempre dijimos lo mismo, lo que vimos y que la pasó (a García Belsunce) y la otra parte (por Pachelo) cambió varias veces su versión”, expresó el testigo Asorey.

Consultado sobre cómo se enteró del homicidio de la socióloga, Apiroz Achával recordó que fue durante una cena familiar, y que tras ello se presentó en su vivienda a tomarle declaración el fiscal Diego Molina Pico, a cargo de la causa.

El testigo aseguró que luego declaró en el juicio contra el viudo Carlos Carrascosa en 2007 y en 2018, ya en la causa con Pachelo como imputado.

Esa última testimonial trajo una breve discusión con la defensa de Pachelo, quien indicó que había declarado diferente a lo referido minutos antes en la sala de audiencias.

“En mi declaración del 2018 tengo errores. Tenía un final (en la facultad) y no quería declarar”, sostuvo el testigo, antes que el juez Ecke le aclarara que las palabras que iba a tener en cuenta los jueces eran las que realizaba frente a ellos.

También contestó la consulta del tribunal sobre si había hablado en ese momento con sus amigos sobre lo que vio la tarde del 27 de octubre de 2002.

“Con mis amigos lo charlamos después que supimos que había sido un asesinato. No era un tema para charlar, era un tema muy reciente, más estando los hijos de Guillermo Bártoli ahí, que eran amigos nuestros”, dijo en referencia a los sobrinos del matrimonio Carrascosa-García Belsunce.

Casi al final de la audiencia, el juez Ecke miró al testigo a los ojos y le dijo que “el último que la vio con vida es usted, salvo él o los asesinos”, a lo que Apiroz Achaval le respondió: “La última imagen que tengo de María Marta es doblar, con la bicicleta y vestida con un piloto”.

Buscan más videos para saber dónde pudo haber descartado evidencia clave el presunto parricida

AUDIO

Los fiscales quieren obtener nuevas imágenes de cámaras que esclarezcan qué hizo en los minutos posteriores a su salida de un departamento. Hay registros que lo muestran saliendo con bolsa de tela llena que a su regreso se observa vacía.

El imputado Martn Del Ro
El imputado Martín Del Río.

Los investigadores del doble crimen del matrimonio asesinado hace tres semanas en su casa de Vicente López, obtuvieron una serie de videos a partir de los cuales creen que, tras cometer el parricidio, el imputado Martín Del Río fue a un departamento de su suegro en el barrio porteño de Colegiales, para bañarse y descartar evidencia clave como el DVR con las imágenes de las cámaras de seguridad que el asesino robó en la escena del crimen.

Ahora, los fiscales y los detectives de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de San Isidro están enfocados en obtener nuevas imágenes de cámaras de la Policía de la Ciudad o privadas que esclarezcan qué hizo Del Río (47) en el lapso de 16 minutos que se lo ve salir del departamento de la calle Virrey Arredondo 2465 de Capital Federal con una bolsa de tela con algo pesado y regresar con la misma vacía, en lo que creen que fue una maniobra de descarte de elementos clave como pueden ser el mencionado DVR y el arma homicida.

“Podría ser un contenedor de basura o alguna alcantarilla. Los videos que encontremos de qué hizo en la calle con eso, van a ser claves para orientarnos y ver si hay alguna posibilidad de recuperar evidencia trascendental”, dijo a Télam una fuente judicial.

El departamento, que ya había sido allanado en el marco de la causa el 9 de este mes y de donde la policía solo se había llevado dos laptops, es propiedad del suegro de Del Río, un hombre que vive en General Villegas, que se dedica a la actividad rural y que lo usa solo cuando viene a Buenos Aires, por lo que el ahora detenido lo usaba también como oficina.

Mediante los videos de tres cámaras que enfocan la entrada del garaje, el interior de la cochera y el interior del hall de entrada del edificio, se pudo reconstruir que Del Río llegó allí en su camioneta Mercedes Benz ML 350 a las 20.02, es decir, una hora y media después de presuntamente abandonar la escena del crimen en Vicente López (la acusación sostiene que el parricidio lo cometió entre las 17.33 y las 18.30).

Captura de video
Captura de video.

Luego de estacionar en la cochera, Del Río permaneció en el interior de su vehículo unos “siete minutos”, en los que se sospecha que pudo haber estado acomodando elementos incriminatorios y cambiándose de ropa, ya que “el caminante encapuchado” quedó filmado volviendo con un buzo azul con capucha y otra campera gris, mientras que a Del Río se lo ve bajar del rodado con otra vestimenta.

A las 20.10 Del Río desciende de la camioneta y se dirige al palier del edificio y a las 20.19, se observa que regresa a la cochera, abre su Mercedes Benz y dos minutos después sale del auto y lo cierra.

En un ida y vuelta que puede estar vinculado a corroborar que no lo vean testigos y a llamar el ascensor para no perder tiempo, a las 20.21 Del Río vuelve al sector de cochera, chequea que no no haya nadie en el palier, ingresa a su camioneta y a las 20.23 saca un elemento pesado bajo su brazo izquierdo, con el que abandona el garaje y se cree que sube al departamento del sexto piso.

“Si bien no se observa con claridad, se nota que es un elemento oscuro, pesado y que estaba en el interior de su vehículo. Creemos que era el DVR de las cámaras que se llevó consigo el asesino del matrimonio. Y arriba, creemos que se bañó, porque luego baja con el pelo mojado”, dijo otro de los investigadores.

La cámara del hall capta, en el reflejo del blíndex de la puerta de entrada, que Del Río se para frente a los ascensores con ese objeto, cruza unas palabras con quien podría ser el encargado y sube.

A las 20.32, en la misma cámara se observa que el acusado salió caminando por la entrada principal con una bolsa de tela con manijas, donde carga al menos un objeto voluminoso que ocupa toda su capacidad y se pierde caminando hacia su derecha, es decir en sentido a la calle Ciudad de la Paz.

Los videos muestran que 16 minutos después, a las 20.48, regresa al edificio con la bolsa vacía y finalmente a las 20.52, Del Río va al sector cochera, aborda su Mercedes Benz y se retira del edificio.

Frente de la casa donde se cometi el parricidio
Frente de la casa donde se cometió el parricidio.

“Sabemos que es como buscar una aguja en un pajar, pero ya le avisamos a la gente de Ceamse que si encuentran algo similar a un DVR en la basura que se recolectó aquel día en Colegiales o Belgrano, nos avisen. Necesitamos conseguir más imágenes para saber con precisión en qué posible contenedor de basura callejero u otro sitio, pudo haber descartado Del Río el contenido de la bolsa. Con esos datos, quizás se pueda hacer una búsqueda más focalizada”, explicó a Télam un investigador del caso.

El comerciante Martín Del Río fue detenido el 7 de este mes, cuando llegaba a su domicilio del country Nordelta de Tigre, como autor de un presunto doble parricidio, y quedó imputado por «doble homicidio cuádruplemente calificado por el vínculo, la alevosía, por criminis causa y por el uso de arma de fuego», delito que prevé como única pena la prisión perpetua.

Para el equipo de fiscales, el menor de los hijos de los Del Río fue quien el pasado 24 de agosto por la tarde llegó a la casona de la calle Melo, que con alguna excusa convenció a sus padres para subirse al auto Mercedes Benz E350 estacionado en la cochera de la propiedad y que desde el asiento trasero los ejecutó a sus padres de tres tiros y a su madre de uno con una pistola calibre 9 milímetros que podría ser alguna de las dos armas que faltaban en la casa.

Los fiscales creen que el móvil fue económico, ya que no podía sostener la mentira de una mudanza que les había prometido a un departamento de Núñez valuado en más de un millón y medio de dólares que no había terminado de comprar.

El joven que mató a su madre y abuelo no está en condiciones de declarar y será internado

AUDIO

«No comprende la criminalidad de sus actos», sostuvieron los expertos en un informe luego de llevar a cabo peritajes tanto psicológicos como psiquiátricos sobre Uriel Tapia Sain (18), quien un día atrás terminó con la vida de su madre y abuelo.

Foto Diego Izquierdo
Foto: Diego Izquierdo

El joven de 18 años que mató este miércoles de varias puñaladas a su madre, abuelo e hirió a su abuela en su vivienda del barrio Pinos de Anchorena de Mar del Plata, será internado en el sector psiquiátrico del Hospital Interzonal General de Agudos de la ciudad balnearia, por recomendación de los peritos psicológicos y psiquiátricos que lo atendieron y que determinaron que no está en condiciones de declarar.

Fuentes judiciales aseguraron que el detenido, identificado como Uriel Tapia Sain (18), arribó este jueves pasadas las 8 a la sede de los Tribunales de Mar del Plata, en la calle Tucumán 2350, para tener contacto con su abogada oficial, Laura Solari, y luego poder dar su versión de los hechos ante la fiscal Andrea Gómez, por el delito «doble homicidio agravado por el vínculo y homicidio en grado de tentativa».

Foto Diego Izquierdo
Foto: Diego Izquierdo

Sin embargo, en los peritajes previos tanto psicológicos como psiquiátricos que se realizan a los detenidos antes de ser indagados, los expertos recomendaron que no estaba en condiciones de declarar.

El informe elaborado por la Asesoría Pericial sostiene que el imputado «no comprende la criminalidad de sus actos» y los peritos recomendaron que sea internado en una institución psiquiátrica para su tratamiento, dijeron las fuentes.

Foto Diego Izquierdo
Foto: Diego Izquierdo

La fiscal Gómez ya solicitó a la jueza de Garantías de Mar del Plata, Rosa Frende, que autorice el traslado e internación de Tapia en algún centro o área psiquiátrica del Hospital Interzonal de Agudos.

Según los investigadores, Tapia Saín fue detenido este miércoles cerca del mediodía acusado de haber asesinado de varias puñaladas a su mamá Corina Tapia (36) y a su abuelo, José Antonio Tapia (65) y haber herido a su abuela (63).

El hecho ocurrió en una casa ubicada sobre Matheu al 4600, de esta ciudad, y los policías lograron detenerlo cuando trataba de huir por los techos de casas vecinas tras un llamado al 911.

Tablado, declarado persona no grata en Posadas: «No soy un loquito y cumplí mi condena»

AUDIO

«Soy una persona que cometió un delito y estoy arrepentido de lo que ocurrió hace 26 años», aseguró el femicida de Carolina Aló, luego de que el Concejo Deliberante manifestase su descontento por su presencia en la ciudad. 

Tablado sali por ltima vez de prisin el 15 de diciembre de 2021
Tablado salió por última vez de prisión el 15 de diciembre de 2021.

Fabián Tablado, el femicida que en 1996 asesinó de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló y que se encuentra en la ciudad de Posadas, aseguró este jueves que no es «un loquito» que busque salir a matar, sino «una persona libre» que ya cumplió su condena y está «arrepentida» de lo que hizo, como respuesta al rechazo de las constantes muestras de repudio a su presencia en la provincia y luego de que el Concejo Deliberante de la capital misionera lo declarara persona no grata.

«Yo no soy un loquito que anda por ahí buscando a quien matar, soy una persona que cometió un delito y estoy arrepentido de lo que ocurrió hace 26 años», dijo Tablado (44) en una entrevista telefónica con el Canal 6 de Posadas.

«Cuando vine a Posadas llegué con mi mamá luego de ser desalojado de Corrientes. Estuve un día alojado en un hotel. La gente quiere saber mi domicilio para acusarme con el dedo y humillarme», denunció.

El femicida afirmó que está sufriendo «una difamación y persecución constante» y alertó: «Vamos a dar intervención al Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) sobre todas las personas que participan de esta cacería insólita que se hace contra una persona libre».

Si bien este jueves el Concejo Deliberante de Posadas declaró por unanimidad a Tablado como persona no grata, el femicida le restó importancia al afirmar que «es algo simbólico, no es algo legal» y que «no tiene fundamento judicial».

Con respecto a su radicación en esta ciudad misionera, aclaró que su «intención no es vivir en Posadas» y que lo que necesita es que se revoque la restricción de acercamiento perimetral de 300 kilómetros que la Justicia de San Isidro le impuso con el padre de su víctima, Edgardo Aló.

«Necesito que cese una medida insólita de restricción de 300 kilómetros porque remarca el ensañamiento tremendo que hay hacia mi persona. Tengo temor de salir a la calle. Estoy arrepentido de mi error«, expresó.

El exconvicto denunció que al recuperar su libertad estuvo «en condición infrahumana», que fue «perseguido, acosado» y que hasta su madre fue «humillada», por lo que se preguntó: «¿Eso no es violencia de género también?».

A su vez, Tablado reveló que realizó distintos cursos y capacitaciones sobre violencia de género, que no puede salir del país y que está monitoreado electrónicamente, pero recalcó que está «a derecho» y no en libertad condicional.

«Ahora soy una persona versátil, estoy preparado para trabajar. Soy autosuficiente, sé pintar, hacer artesanías. Puedo ser independiente y tengo inculcada la cultura del trabajo», aseveró.

Por último, resaltó su fe en la religión, al afirmar que cree «en Jesucristo porque él regenera a las personas» y reiteró que con «se está haciendo una persecución» y que está «sufriendo una marginación».

Por otra parte, el Concejo Deliberante de la capital misionera declaró hoy por unanimidad a Tablado como persona no grata.

«Declárese el enérgico repudio por la presencia de Tablado Fabián en la ciudad de Posadas», dice el primer artículo del proyecto de declaración que fue aprobado este mediodía.

En la argumentación, los concejales recordaron al femicidio de Carolina cometido por Tablado como «uno de los casos policiales más resonantes de la historia criminal argentina» y como «tercero a nivel mundial», en alusión a la saña desplegada por el asesino.

Los ediles explican que «con esta declaración se busca poder manifestar el repudio y el desagrado a que un femicida de esta magnitud se traslade a nuestra ciudad, a modo de condena social».

A pesar de que Tablado ya cumplió todas sus condenas en causas penales, el Juzgado de Familia 5 de Tigre ordenó colocarle tobillera electrónica para que cumpla la prohibición de acercamiento al padre de Carolina, que el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) monitorea con dispositivos duales que detectan si alguna de las partes se acerca a la otra.

El 27 de mayo de 1996 Tablado asesin de 113 pualadas a su novia Carolina Al
El 27 de mayo de 1996, Tablado asesinó de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló.

Antes, el rango era de mil metros, pero desde principios de agosto se entendió a 300 kilómetros.

La última vez que reportó ante el SPB un movimiento fue el 7 de este mes, cuando dijo que iba a fijar domicilio en la calle Santiago del Estero al 2100 del centro de la ciudad de Posadas -una distancia de 823 kilómetros del domicilio de Aló padre-., aunque allí colocaron un cartel que decía: «Acá no vive Tablado».

La Fundación Filipos, de carácter religiosa y de ministerio carcelario y hospitalario, es la que lo está ayudando en Posadas.

La presencia de Tablado en Posadas generó el mismo repudio que en otras localidades del interior del país donde pretendió asentarse en el último mes y medio.

Desde su última salida de prisión -el 15 de diciembre de 2021-, el femicida se había ido a vivir a la ciudad cordobesa de Bell Ville, a la casa de una nueva novia.

Pero el 29 de julio, allí fue denunciado por sus vecinos, cuando escucharon una discusión que tuvo con su ahora expareja, que derivó la expulsión del denunciado del hogar, una perimetral y su mudanza a un hotel de la ciudad cordobesa.

Rota su nueva relación, Tablado le informó al juzgado su intención de mudarse a una vivienda de su familia en la ciudad de San Clemente del Tuyú, en el bonaerense Partido de la Costa, pero allí se hicieron marchas de repudio y fue declarado «persona no grata», por lo que nunca pudo viajar.

Por ello, se asentó en un apart hotel de Cañada de Gómez, provincia de Santa Fe, el cual debió dejar tras una nueva manifestación popular en su contra realizada el 25 de agosto.

Entonces, se fue a la ciudad de Gobernador Virasoro, en la provincia de Corrientes, donde su madre había alquilado un departamento, pero cuando el propietario supo quién iba a vivir, le rescindió el contrato, y Tablado también se marchó de esa provincia y llegó el 7 de septiembre a la capital misionera.

El 27 de mayo de 1996, Tablado asesinó de 113 puñaladas a su novia Carolina Aló (17), en su casa de la calle Albarellos al 300 del partido bonaerense de Tigre y su condena fue a 24 años de prisión por «homicidio simple».

Por amenazar a su exmujer y a su exsuegra mientras estaba preso, luego se le unificó una pena única de 26 años y seis meses que debía agotarse a fines de 2022, pero por distintos beneficios el cómputo de la condena se le redujo y se le dio por concluida el 28 de febrero de 2020, cuando abandonó la cárcel de Campana y se fue a vivir a la misma casa de Tigre donde cometió el femicidio.

Luego violó las perimetrales que tenía con Edgardo Aló y con sus hijas mellizas, y pasó otro año preso hasta que el 15 de diciembre pasado recuperó su libertad.

Comenzó el juicio a una mujer acusada de homicidio que alega que actuó en legítima defensa

AUDIO

Gina Eliana Cárdenas advirtió que su pareja, Alejandro Ramón Báez, era “muy celoso y posesivo”, la había golpeado en oportunidades anteriores y le decía ser “su dueño”. Fue procesada por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”, que prevé una pena máxima de prisión perpetua.

Gina Eliana Crdenas fue procesada por el delito de homicidio agravado por el vnculo Foto Cristian Urrutia
Gina Eliana Cárdenas fue procesada por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”. Foto: Cristian Urrutia

Una mujer acusada del crimen de su expareja y que alega haber actuado en “legítima defensa” porque atravesaba una situación de violencia de género se negó a declarar este jueves en el comienzo del juicio oral y público al que es sometida en la ciudad fueguina de Ushuaia, informaron fuentes judiciales.

Sin embargo, los jueces del Tribunal de Juicio en lo Criminal de la capital de Tierra del Fuego leyeron una declaración prestada por la imputada en la etapa de instrucción de la causa, lo que permitió conocer su versión de lo sucedido.

Gina Eliana Cárdenas (25) fue procesada por el delito de “homicidio agravado por el vínculo”, que prevé una pena máxima de prisión perpetua, luego de hallarse pruebas de que apuñaló en el tórax a su pareja, Alejandro Ramón Báez (26), luego de una discusión dentro de la habitación que alquilaban, la madrugada del 13 de noviembre de 2021.

Su declaración

La mujer relató que el día de los hechos Báez se enojó con ella luego de revisar su celular y descubrir mensajes que había cruzado con un amigo.

Dijo que a raíz de eso discutieron, y que ella decidió hacerse un bolso, marcharse del lugar e incluso dar por finalizada la relación entre ambos, pero que no podía hacerlo porque él se apropio de su billetera donde tenía el sueldo que había cobrado ese día.

Cárdenas describió a su pareja como alguien “muy celoso y posesivo” que la había golpeado en oportunidades anteriores y que le decía ser “su dueño” porque le pagaba el alquiler de la habitación.

Según su relato en la instrucción, el hombre regresó a la pieza con un cuchillo y se abalanzó sobre ella pidiéndole que lo lastimara e, incluso, se “apoyó el cuchillo en el tórax” hasta que por su propio peso terminó clavándoselo, mientras ella le gritaba “no te quiero lastimar”.

No obstante, el fiscal mayor Eduardo Urquiza ratificó en su acusación que existen pruebas testimoniales y periciales para demostrar que la mujer apuñaló a la víctima.

De todos modos, Urquiza declaró antes del juicio que evaluará “un cambio de calificación” del hecho si se demuestra que efectivamente había un contexto de violencia de género.

La acusada hace la declaracin frente al juez Foto Cristian Urrutia
La acusada hace la declaración frente al juez. Foto: Cristian Urrutia

El apoyo de las Organizaciones

El caso es seguido de cerca por organizaciones feministas y de derechos humanos que apoyan la posición de Cárdenas, entre ellas la Asociación Pensamiento Penal, cuya representante, la abogada Indiana Guereño, sostuvo que “Gina se defendió de su agresor, que la agredió no sólo ese día sino días anteriores”.

«La perspectiva de género es una obligación constitucional y cuando decimos que tiene que ser juzgada con esta perspectiva es para que le pongan a este hecho el único título que le cabe, que es legítima defensa», dijo Guereño.

Por su parte Lucía de la Vega, coordinadora de la clínica jurídica del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS), cuestionó que «desde la fiscalía se dijo que (Gina) no hizo la denuncia (por violencia de género)».

«La verdad es que tenía pocas alternativas. Estaba en un contexto de mucha dificultad y tanto ella como su pareja tenían situaciones de mucho conflicto con la ley penal. Ir a acudir a la policía en ese contexto es muy difícil»

«La verdad es que tenía pocas alternativas. Estaba en un contexto de mucha dificultad y tanto ella como su pareja tenían situaciones de mucho conflicto con la ley penal. Ir a acudir a la policía en ese contexto es muy difícil», explicó a Télam.

Al juicio,que comenzó durante la mañana de este jueves en los tribunales de Ushuaia,acudieron representantes del movimiento Ni una menos, como la dirigente del sindicato docente Florencia Villarreal y hasta la exgobernadora fueguina Fabiana Ríos.

Cárdenas, detenida el mismo día del hecho, llegó a juicio en prisión domiciliaria otorgada por el tribunal porque cursaba un embarazo y dio a luz a una bebé.

Además, al brindar sus datos personales al tribunal, la mujer confirmó que tiene una condena previa de 5 años de prisión por robo agravado y que se encontraba en libertad condicional cuando se produjo el hecho por el que ahora es investigada.

La defensa de Gina, ejercida por los defensores oficiales Gustavo Ariznabarreta y José María Fernández López, planteó este jueves la suspensión del juicio hasta que pueda declarar una funcionaria del área social del municipio de Ushuaia, pero los jueces no hicieron lugar a la solicitud.

Tras el momento de la indagatoria de la acusada, el tribunal comenzó a escuchar las declaraciones de los primeros testigos.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app

Entradas relacionadas

Deja tu comentario