POLICIALES

COMPARTA NUESTRAS NOTICIAS

Dos amigos se pelearon y terminaron a las puñaladas en un departamento de microcentro

AUDIO

Uno de los involucrados declaró que dormía junto a su amigo y se despertó con dos puñaladas en el cuello, por lo que que tomó otro cuchillo y se defendió. Ambos jóvenes recibieron atención médica.

El hecho ocurri en Avenida Corrientes al 900 Imagen de Google Street View
El hecho ocurrió en Avenida Corrientes al 900. Imagen de Google Street View.

Dos jóvenes resultaron con heridas de arma de blanca tras pelearse dentro de un departamento del barrio porteño de San Nicolás, informaron fuentes policiales.

El hecho se registró en la madrugada de este viernes en un inmueble ubicado en avenida Corrientes al 900, en el microcentro porteño, adonde efectivos de la Comisaría Vecinal 1D de la Policía de la Ciudad acudieron en apoyo a al personal de la División Avenidas Céntricas, a raíz de encontrarse una persona alterada en su interior.

Voceros policiales informaron que los agentes hallaron sentado en el hall del edificio a un hombre ensangrentado, quien les señaló que en momentos en que dormía junto a su amigo, al despertarse sufrió dos puñaladas en el cuello por parte del joven.

En esas circunstancias, se defendió con un cuchillo que tenía cerca y le propinó una puñalada en el abdomen a su amigo, para luego escapar.

A raíz de las heridas del hombre, se solicitó una ambulancia del Sistema de Atención Médica de Emergencias (SAME) que lo trasladó al hospital Argerich, donde fue atendido y permaneció internado fuera de peligro.

En tanto, la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas 15 dispuso el ingreso a la propiedad en donde se encontraba el agresor, por lo que los uniformados solicitaron la asistencia de la División de Operaciones Inmediatas (DOEM) y de la Unidad K9.

A su vez, una negociadora entabló un diálogo con el joven, que estaba dentro del inmueble y finalmente los agentes pudieron sacarlo, informaron fuentes policiales.

El agresor tenía una herida de arma blanca y también fue trasladado al hospital Argerich.

Declararon culpable a un hombre por matar a su novia en Olavarría y recibirá perpetua

AUDIO

Se trata de Diego Ezequiel Pais, quien llegó detenido al debate oral y fue hallado responsable del «homicidio triplemente agravado por el vínculo, ensañamiento y mediando violencia de género» de Valentina Gallina.

Valentina Gallina asesinada a golpes en 2020 en Olavarria
Valentina Gallina, asesinada a golpes en 2020, en Olavarria.

Un jurado popular declaró culpable a un hombre de 31 años por el crimen de su novia, Valentina Gallina (19), la joven que fue asesinada a golpes en enero de 2020 en Olavarría, la misma ciudad bonaerense en la que 12 años antes su madre también había sido víctima de un femicidio a manos de su pareja, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Diego Ezequiel Pais, quien llegó detenido al debate oral y fue hallado responsable del «homicidio triplemente agravado por el vínculo, ensañamiento y mediando violencia de género» de Valentina Gallina.

Fuentes judiciales informaron que la audiencia de cesura se realizó mismo tras la decisión unánime de los doce jurados y el próximo miércoles el juez Joaquín Duba del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Azul leerá la sentencia, que tiene como única pena posible la prisión perpetua.

«Sentimos un poco de alivio para poder empezar a recordar y a sentir a Valentina desde la alegría, desde quien realmente era», dijo a Télam Hosanna Cazola, prima de Gallina.

La mujer afirmó que durante estos días fueron «repasando lo que le hizo Pais, lo que ella sufrió» pero ahora la familia quiere «empezar a vivir y a recordar la ausencia de Valentina pero desde el amor y la alegría de lo vivido y de lo compartido».

«Todo este tiempo hemos llevado una tremenda lucha para que la Justicia incorpore la perspectiva de género y hoy nos dimos cuenta que es posible, que seguramente serán pocas las funcionarias dentro del sistema judicial que puedan llegar a hacerlo, pero la fiscal Paula Serrano llevó adelante toda la investigación y un juicio atravesado por la perspectiva de género que nos contuvo muchísimo», aseguró la prima.

En el pedido de elevación a juicio al que Télam tuvo acceso, la fiscal que instruyó la causa y participó del debate dio por probado que el crimen ocurrió el 4 de enero de 2020, pasadas las 11, en una vivienda ubicada en calle 108, entre Lamadrid y Moreno, del barrio Isaura de Olavarría, donde Valentina vivía con el acusado.

El femicidio de Valentina

La joven fue hallada en estado agonía debido a los golpes y puñaladas sufridas, cuando los efectivos de la comisaría local llegaron a su domicilio tras ser alertados sobre un ataque presuntamente cometido por un grupo de personas que vivía en otro barrio, según lo que había dicho su pareja.

Según las fuentes, Valentina fue trasladada de urgencia al Hospital Municipal Héctor Cura, donde murió a los pocos minutos.

Valentina Gallina
Valentina Gallina.

Tras el crimen, la fiscalía dispuso una serie de medidas tendientes a dilucidar lo sucedido, al tiempo que los efectivos de la Jefatura Distrital, del Comando de Patrullas y de la Policía Científica realizaron varias diligencias con el objetivo de identificar a los supuestos agresores que habían sido señalados por Pais, quien relacionó el ataque con problemas que un hermano suyo tenía con vecinos de otro barrio.

«Relata muchas armas, muchos disparos, mucha gente durante más de siete horas en su vivienda (…) resulta imposible e inexplicable que frente a dicho panorama ni él ni Valentina hayan presentado heridas de arma de fuego, teniendo en consideración las dimensiones del lugar», aseguró Serrano en la requisitoria, al poner en duda los dichos de la pareja de la víctima.

El acusado había declarado que un grupo de personas había entrado a la casa efectuando disparos de arma de fuego, uno de los cuales impactó en Valentina.

Sin embargo, al realizarse la autopsia se estableció que Valentina no presentaba ninguna herida de arma de fuego, sino que había muerto a raíz de un «edema craneal» provocado por una golpiza.

«Le propinó una cantidad indeterminada de golpes en todo su cuerpo, así como también la agredió utilizando un elemento punzocortante en la zona de la cabeza, ocasionándole a nivel externo múltiples lesiones punzocortantes compatibles con elemento productor que posee punta y filo, en cuero cabelludo, en un número superior a 15″, estableció la autopsia.

Estas contradicciones, sumadas a testigos que relataron que la joven sufría violencia de género por parte de su concubino, llevaron a la fiscal a pedir la aprehensión de Pais e indagarlo por femicidio.

«No cabe duda que la agresión de Pais a Valentina estuvo enmarcado en un contexto asimétrico y de cosificación a la mujer por su condición de tal, que se venía acentuando en el tiempo de manera continua y persistente, tanto hacia ella como a sus exparejas», determinó la fiscal.

El imputado ya había estado acusado de un homicidio cometido a fines de junio de 2016, cuando el comerciante Fernando Palahy (40) fue asesinado de un balazo en el pecho durante un robo.

El mismo TOC 1 de Azul lo absolvió y condenó a Walter Ariel «Tata» Leal a la pena de 18 años de cárcel por el crimen.

El crimen de la madre de Valentina

Valentina Gallina fue asesinada pocos meses antes de que se cumplieran 12 años del femicidio de su madre, perpetrado la madrugada del 12 de junio de 2008, también en Olavarría.

La joven era la mayor de los tres hijos que tuvo Valeria Soledad Cazola (24), asesinada de cinco puñaladas en el abdomen por su novio, Jorge Villanueva, en una de las habitaciones de una pensión ubicada en avenida Alberdi 2744, del barrio Coronel Dorrego.

Por la mañana del aquel día, los vecinos de la mujer vieron a Villanueva salir de la habitación con un bolso y al mediodía un amigo lo encontró en la calle y aquel le dijo: «Me parece que maté a Valeria».

El hombre fue finalmente detenido por la policía junto al cuerpo de la víctima, que estaba cubierto por una frazada en la habitación de la pensión.

Villanueva fue condenado a 10 años de prisión en un juicio abreviado realizado en 2009 por el delito de «homicidio simple», ya que en la ley de ese entonces no estaba contemplada la figura de «femicidio» como agravante.

Por el crimen de la madre de Valentina Gallina, en 2019 la familia había inaugurado el hogar para mujeres en estados vulnerables llamado «La Casa Popular de Valeria», situado en Fassina 1931, de barrio Sarmiento Norte.

El Mundial 78, un marco de fiesta para la represión y el crimen

AUDIO

Desde ajustes de cuentas entre espías y delincuentes, a secuestros de periodistas y festejos celestes y blancos a los que los represores «invitaban» a sus cautivas.

El festejo de la Junta en pleno Mundial
El festejo de la Junta en pleno Mundial.

El Mundial ‘78 fue la gran apuesta propagandística de la última dictadura, una luz artificial en un país donde todo era noche y niebla.

Durante el atardecer del 2 de junio la Selección enfrentaba a Hungría. El duelo había empezado con un gol europeo. Diez minutos después, un tiro libre de Kempes rematado por Luque en el área puso las cosas en su sitio. Sobre el final del segundo tiempo, un tanto de Bertoni hizo que desde el palco oficial el general Videla agitara los puños con alegría. 

A esa misma hora alguien ingresaba en Santiago de Chile a la sede de la DINA, la temible policía secreta pinochetista. Traía desde Buenos Aires una misiva para el jefe del Departamento Exterior, mayor Raúl Iturriaga Neumann.

En esa hoja se informaba que un tal “Alfredo” había dejado de hacerse ver en los sitios que solía frecuentar tras birlarle cinco mil dólares a un tipo apellidado “Zarattini”. El suscriptor agregaba: “Como Ud. bien sabe, a mí me ‘recagó’ con mil doscientos”. Y finalmente, decía: “Pero eso es lo de menos comparado a lo que me enteré recién ayer. Este ‘señor’ colaboraba con el SIE (Servicio de Inteligencia del Ejército). Incluso tenía pase libre en el Batallón 601”. El mensaje estaba rubricado por “Luis Felipe Alamparte Díaz”. Así se hacía llamar el jefe de la base porteña de la DINA: su verdadero nombre era Enrique Arancibia Clavel. 

En tanto, el Mundial continuaba con su devenir.  

Lo cierto es que ese festín ecuménico de la pelota no había interrumpido las acciones represivas del régimen. De hecho, durante las primeras 48 horas transcurridas desde su fastuosa inauguración en el estadio Monumental (a solo 500 metros de la ESMA, el “chupadero” más grande del país), al menos cinco personas (Rubén Martínez, Celestino Omar Bazterrica,  Ricardo Freire, María Josefa Martínez y Alicia Cristina Amaya) fueron devoradas por la maquinaria del terrorismo de Estado.

Ya en el atardecer del 4 de junio (un domingo sin partidos) el periodista y empresario Julián Delgado permanecía en su hogar frente al televisor, muy atento a un flash informativo sobre la recuperación de los jugadores argentinos lesionados en el encuentro con Hungría.

A ese hombre la vida le sonreía: además de dirigir la revista “Mercado”, era el principal accionista del matutino “El Cronista Comercial”, adquirido en condiciones ventajosas tras el secuestro de su dueño anterior, Rafael Perrota.

Ahora, justo cuando el cronista Néstor Ibarra acababa de anunciar por TV quienes serían los once titulares de la Selección en el encuentro del martes contra Francia, Delgado le dijo a su esposa, doña María Ignacia, que saldría a buscar “algo para el té”.
En el portón del edificio fue secuestrado por una patota del Ejército, y su rastro se extravió para siempre.  

El Mundial ‘78 estuvo signado por otras 44 desapariciones. 

Durante la tarde del 24 de junio la Selección enfrentaba a Holanda en la final de la Copa. Ocho minutos antes de concluir el primer tiempo, un gol de Kempes desequilibró el marcador. Ocho minutos antes de concluir el segundo, un gol de Nanninga desvaneció momentáneamente la victoria nacional. Pero a los doce minutos suplementarios, un avance de Kempes, con rebote de pelota en el arquero, supo atravesar el arco rival. Luego, un tiro de Bertoni consolidó la euforia celeste y blanca. Un frenesí que el relator oficial José María Muñoz supo resumir con una frase que pasó a la historia: “¡Para que el mundo vea a un país que no se detiene!”.

Un gol de Kempes en plena ola de secuestros
Un gol de Kempes en plena ola de secuestros.

Tales palabras dispararon la bulliciosa convergencia de miles y miles de personas hacia el Obelisco. Cabe resaltar que entre la multitud se encontraba un puñado de esbirros del Grupo de Tareas de la ESMA, pero sin otro objetivo que ser parte del jubileo. Lo notable es que contaban con la forzada compañía de algunas mujeres cautivas que habían sido momentáneamente sacadas de esa mazmorra naval para complementar el festejo de sus captores. Era el horror en clave surrealista.

Así, en medio de cánticos, saltitos y bocinazos, una de ellas –Graciela Daleo– le susurró a otra al oído: “Si acá gritáramos que estamos secuestradas, nadie nos daría bola”.

Después fueron llevadas a una parrilla de Vicente López. Allí, mientras aquellos “titanes del orden viril” se enfrascaban en una animada tertulia, las prisioneras debían cumplir el rol femenino de escucharlos sin abrir la boca.

En semejantes circunstancias, Daleo pidió permiso para ir a la toilette. Los represores se lo concedieron. Ella entonces se animó a escribir con lápiz labial sobre los azulejos: “Milicos asesinos. ¡Vivan los Montoneros!”.

Un pequeño acto de resistencia que no merece ser olvidado.

A esa misma hora, en un descampado de la localidad de San Vicente fue hallado un cadáver con un tiro en la cabeza. Se trataba del agente del Batallón 601, Arturo Pereyra, quien solía presentarse simplemente como “Alfredo”.

El general Carlos Martínez, a cargo de la Jefatura II de Inteligencia del Ejército (de la cuál dependía el Batallón 601), se mostró muy contrariado por el asunto, así como se desprende de otro “paper” enviado de inmediato por Arancibia Clavel a Santiago de Chile.

Desde luego que él no imaginaba hasta que punto sentiría la ofuscación de aquel jefe militar argentino en carne propia.

Las plumas del cóndor

Arancibia compartía un departamento de la calle Virrey Loreto, en Belgrano, con su novio, Hugo Zambelli, un bailarín que trabajaba con Susana Giménez. Ambos se habían conocido en 1974.

En la noche del domingo 29 de septiembre de aquel año, sobre el barrio de Palermo flotaba un aire enrarecido. En el tramo de la calle Malabia que va desde Las Heras hasta Libertador el alumbrado público estaba completamente apagado. Y a metros de la calle Juan F. Seguí había un Torino. Sus ocupantes merodeaban en los alrededores. Luego, a escasos minutos de la medianoche, todo se sacudió al compás de una explosión; la onda expansiva hizo trizas los vidrios de la cuadra. Y la lluvia de cristales produjo un sombrío tintineo. El Torino, entonces, partió a todo trapo.

La ESMA apenas a 500 metros del Monumental donde empez y termin el Mundial
La ESMA, apenas a 500 metros del Monumental donde empezó y terminó el Mundial.

La policía tardó en llegar. Los vecinos, lentamente, se fueron juntando en las esquinas. Cruzado sobre la vereda, junto a la cochera de un edificio, estaban los restos de un Fiat 125. Del motor aún salía una lengua de fuego que iluminaba un cuerpo desmembrado; otro, ya sin brazos ni cabeza, ardía en la cabina. En aquella madrugada circularon versiones inciertas sobre la identidad de las víctimas. Recién a la mañana trascendió que se trataba del matrimonio formado por Sofía Curthbert y Carlos Prats. Éste había sido jefe del Ejército chileno y ministro del Interior durante el gobierno de Salvador Allende.
Uno de los victimarios fue Arancibia.

Ya entonces ese hombre era el enlace entre la DINA y el Batallón 601. Y su contacto era nada menos que el subjefe de aquel organismo, coronel José Osvaldo Riveiro. Esa dupla tuvo un importante rol en la puesta en marcha del Plan Cóndor, tal como se llamó a la alianza represiva entre las dictaduras del Cono Sur. Prueba de ello es un viaje que los dos realizaron en agosto de 1975 a la capital chilena para asistir a una reunión preliminar de dicha cofradía.

En el marco de tan provechosa relación, el 2 de noviembre de aquel año, ellos encabezaron el secuestro del chileno Jean Claudet Fernández, un cuadro del Movimiento de Izquierda Revolucionario (MIR).

Fue el puntapié inicial de una serie de crímenes represivos realizados en conjunto contra exiliados chilenos y militantes locales.

El día del perdón

El vínculo de Arancibia con el Batallón 601 hizo que sus jefes lo consideraran una suerte de embajador en la sombra. Y para los militares vernáculos aquel muchacho de 28 años era nada menos que el espía oficial de Chile en Buenos Aires. Tanto es así que él se creía todopoderoso en tal papel, sin calcular que eso –por una fatalidad geopolítica– sería su pasaporte hacia la desgracia.

El 24 de noviembre de 1978 –cuando Chile y Argentina estaban a punto de entrar en guerra por un litigio sobre el control de tres islotes ubicados en el canal de Beagle–, él cayó por una obviedad: ser un espía chileno.   

Arancibia fue literalmente secuestrado en su vivienda. Sus captores eran de la SIDE. Y encontraron un valioso archivo escondido en el doble fondo de un placard. Se trataba de carpetas agrupadas en forma correlativa, con detalles de tareas realizadas por la inteligencia pinochetista en el territorio argentino. También había una copia completa de sus informes enviados a Santiago. Y cada una de las respuestas e instrucciones suscriptas por su jefe.

Enrique Arancibia Clavel un espa que oper en Buenos Aires
Enrique Arancibia Clavel, un espía que operó en Buenos Aires.

Uno de esos “papers” hizo que un grupo de la Armada interviniera en el el asunto. Era un informe que revelaba con detalles hasta obscenos el amorío entre el almirante Emilio Eduardo Massera y la vedette Graciela Alfano. Los marinos entonces se ensañaron con Arancibia.

Otro de esos “papers” era el que se refería al malogrado “Alfredo”. Eso hizo que el general Martínez diera por resuelto el caso. Sus hombres entonces también se ensañaron con él al límite de fracturarle todos los dedos.

En 1982, por un pedido papal, el espía recuperó la libertad.

Tres lustros después Arancibia fue a parar nuevamente a la sombra, esta vez por el asesinato del matrimonio Prats.
Grande fue su sorpresa en 2001 al ser visitado en su lugar de detención por el general Martínez.

“Le debo una disculpa”, le soltó a modo de saludo. Seguidamente, pasó a explicar que había cometido una injusticia con él, ya que con posterioridad supo que el crimen de Pereyra había sido obra del mismísimo Aníbal Gordon, al famoso pistolero al servicio de la SIDE, a raíz de un entredicho delictivo.

Las manos lastimadas del chileno aún tenían un perceptible temblor.

Arancibia cumplió su condena en 2007. 

Cuatro años más tarde, durante una noche otoñal, falleció en su hogar despanzurrado a puntazos por un taxi boy. El Mundial ’78 ya había quedado muy atrás. 

Ordenan la detención de policías condenados a prisión perpetua por un crimen en 2008

AUDIO

Se trata de los agentes implicados en la muerte de un joven que fue detenido en el local de Mc Donald´s de Ramos Mejía y falleció en el Hospital de Haedo, adonde fue tarsladado por la Policía. 

Lavctima Gastn Duffau
Lavíctima: Gastón Duffau.

Un tribunal oral de La Matanza ordenó la «inmediata detención» de los cinco policías que habían sido condenados hace seis años a prisión perpetua, pero que permanecían en libertad porque el fallo aún no está firme, por las torturas seguidas de muerte de Gastón Duffau, en 2008 tras ser detenido en un local Mc Donald’s de la localidad bonaerense de Ramos Mejía, informaron este jueves fuentes judiciales.

Tras esa decisión, ya fueron apresados Rubén Darío Steingruber (42), Mauro Adrián Ponti (37) y Luis Alberto Acuña (60), mientras que Leonardo Ezequiel Brandan (36) y Natalio De Nardis (44) hoy continuaban prófugos.

«Al margen que el fallo condenatorio no se encuentra firme y los nombrados gozan del principio de inocencia, cierto es que se verifica peligro procesal, esto es la imposición de la sanción penal más grave del ordenamiento y a consecuencia de uno de los delitos también más graves de nuestro sistema penal», consideró el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 4 de La Matanza, integrado por los jueces Matías Jorge Rouco, Andrea Giselle Schiebeler y Nicolás Grappasonno.

El tribunal concluyó en su resolución que, «de no disponerse su inmediata detención», dado la condena -que incluyó la inhabilitación perpetua- «podría probablemente verse frustrado» el cumplimiento de la pena.

Para el TOC, se debe «asegurar el cumplimiento de la eventual respuesta punitiva y dar una respuesta en plena sintonía con las condiciones objetivas del acontecimiento juzgado, en el cual no puede perderse de vista que perdió la vida una persona».

Sin embargo, el abogado Damián Roberto Pérez, representante de los detenidos Ponti y Steingruber, presentó un hábeas corpus ante la Cámara de Apelaciones y Garantías, ya que sostuvo que la «detención tanto de sus asistidos como la de Brandan y Acuña, se encuentra directamente relacionada y motivada por el accionar de De Nardis, quien se encuentra en otro estadío procesal y, actualmente ha decidido no estar a derecho».

Los acusados
Los acusados.

De acuerdo al letrado, la causa se encuentra con el recurso extraordinario federal en admisibilidad a estudio por la Suprema Corte bonaerense y la vía recursiva aún tiene efectos suspensivos.

Sin embargo, en el caso de De Nardis hubo una orden de detención desde hace una semana porque la sentencia quedó firme, dado que su defensa había escogido un per saltum a la Corte Suprema de la Nación y cuando fueron a detenerlo él no se encontraba.

Además, el letrado justificó el hábeas corpus al referirse a que hace un mes fue presentado el recurso extraordinario que está en estudio de admisión respecto de los otros cuatro policías.

Es que, según Pérez, en el caso de De Nardis la condena quedó firme en mayo de 2019 y el resto recurrió, pero el 10 de noviembre el particular damnificado hizo saber que la Suprema Corte provincial otorgó firmeza respecto de todos, aunque para la defensa faltan decidir los recursos.

De esta manera, la fiscalía respondió con el pedido de una medida de coerción respecto de los otros cuatro ya que mencionó que a De Nardis ya se le había pedido la detención, lo cual fue avalado por el Tribunal.

El asesinato de Gastón Fuffau

El hecho ocurrió el 22 de febrero de 2008, cuando Duffau (34) concurrió a un local Mc Donald`s de Ramos Mejía, donde -según la investigación- molestó a comensales y discutió con el personal de seguridad.

Ante esa situación, los encargados llamaron a la Policía, que lo detuvo y lo llevó a la comisaría 2da. de Ramos Mejía local, y luego esposado y en la caja de una camioneta al Hospital Interzonal de Agudos «Dr Luis Güemes», de la localidad de Haedo, donde finalmente murió.

El 6 de mayo de 2009, tras un primer juicio, el Tribunal Oral en lo Criminal 5 de La Matanza absolvió a los cinco policías por entender que no se pudo acreditar si le aplicaron golpes a la víctima.

El segundo juicio de 2013
El segundo juicio de 2013.

Tras apelaciones de la fiscalía y el particular damnificado, el 25 de agosto de 2010 Casación anuló ese fallo por considerar que hubo una «errónea» valoración de la prueba y ordenó realizar otro juicio oral.

Ante esta orden, los defensores de los policías apelaron a la Suprema Corte de Justicia bonaerense al entender que «nadie debe ser juzgado dos veces por el mismo hecho», pero el máximo tribunal provincial declaró inadmisibles los recursos.

Durante el segundo juicio, que comenzó en abril y finalizó al mes siguiente del 2013, los fiscales Ariel Panzoni y Daniel Dabué, y el particular damnificado pidieron en sus respectivos alegatos que los cinco policías fueran condenados a prisión perpetua, mientras que las defensas solicitaron la absolución por falta de pruebas.

Finalmente, el 21 de mayo de ese año, los jueces del TOC 4 volvieron a absolver a los policías, lo cual fue nuevamente apelado por los fiscales y por la querella.

«Los juicios fueron simulacros que demostraron la complicidad de la justicia con la tortura, la consagración de la impunidad y cómo la violencia institucional adopta diversas formas que se enlazan para favorecer a los policías asesinos», expresó la CPM en un comunicado.

A dos años de la muerte de Maradona, se espera que la Justicia confirme el juicio

AUDIO

Hay ocho acusados de haber cometido un «homicidio con dolo eventual», que podrían ser condenados a una pena de entre 8 y 25 años de prisión. Mientras esperan que la Cámara de Apelaciones de San Isidro defina si la causa finalmente va a un juicio oral, todos continúan trabajando en el área de salud.

Maradona muri el 25 de noviembre de 2020 solo en la cama de una improvisada habitacin montada en el playroom de una casa alquilada en un country de Tigre
Maradona murió el 25 de noviembre de 2020, solo, en la cama de una improvisada habitación montada en el playroom de una casa alquilada en un country de Tigre.

A dos años de la muerte de Diego Armando Maradona, los ocho acusados de haber cometido un «homicidio con dolo eventual» continúan trabajando en distintas áreas de salud a la espera de que la Cámara de Apelaciones de San Isidro defina si la causa finalmente va a un juicio oral, donde podrían terminar condenados a una pena de entre 8 y 25 años, informaron fuentes judiciales.

Los ocho acusados de ocasionar la muerte de Maradona son el neurocirujano y médico de cabecera Leopoldo Luciano Luque (41); la psiquiatra Agustina Cosachov (37); el psicólogo Carlos Ángel «Charly» Díaz (30); la médica coordinadora de la prepaga Swiss Medical, Nancy Edith Forlini (53); el coordinador de enfermeros Mariano Ariel Perroni (41); los enfermeros Ricardo Omar Almirón (39) y Dahiana Gisela Madrid (38); y el médico clínico Pedro Pablo Di Spagna (49).

Leopoldo Luque neurocirujano sigue como neurocirujano en el Hospital El Cruce de Florencio Varela y en el porteo Hospital Alemn
Leopoldo Luque, neurocirujano, sigue como neurocirujano en el Hospital El Cruce de Florencio Varela y en el porteño Hospital Alemán.

Según lo que Télam pudo constatar consultando a sus defensas, todos ellos pese a estar procesados en la causa -aunque sin prisión preventiva pese a lo grave de la calificación-, continúan trabajando en la actualidad en sus respectivas actividades, incluso, algunos de ellos en hospitales públicos y privados.

Luque sigue como neurocirujano en el Hospital El Cruce de Florencio Varela y en el porteño Hospital Alemán; Cosachov en su consultorio privado y en un hospital del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires; el psicólogo Díaz en distintas ONG de tratamiento de adicciones y también con pacientes privados; Forlini sigue trabajando en el Swiss Medical Group; y Di Spagna como parte del cuerpo médico del plantel de futbolistas del club Huracán, por nombrar algunos ejemplos.

Hace ya seis meses que el juez de Garantías 2 de San Isidro, Orlando Abel Díaz, luego del requerimiento del equipo de fiscales que instruyó la causa, elevó el expediente a juicio oral, pero las defensas de los ocho imputados apelaron aquella resolución y desde entonces la causa está bajo el análisis de la Sala III de la Cámara de Apelaciones y Garantías de San Isidro.

Agustina Cosachov psiquiatra trabaja en su consultorio privado y en un hospital del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires
Agustina Cosachov, psiquiatra, trabaja en su consultorio privado y en un hospital del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.
Carlos Daz el psiclogo de Diego atiende en distintas ONG de tratamiento de adicciones y tambin a pacientes privados
Carlos Díaz, el psicólogo de Diego, atiende en distintas ONG de tratamiento de adicciones y también a pacientes privados.

Serán los camaristas Gustavo Adrián Herbel y Carlos Fabián Blanco -y si hay disidencia se sumará Ernesto García Maañón-, quienes definan el futuro de los ocho profesionales de la salud.

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que el último movimiento del expediente fue que el defensor de Cosachov, Vadim Mischanchuk, solicitó ante la Cámara lo que técnicamente se denomina audiencia del artículo 447 del Código Procesal Penal bonaerense, y que se realiza para mejorar en forma oral los argumentos de su apelación, en la que pidió el sobreseimiento de la psicóloga y, en su defecto, un eventual cambio a una calificación más benigna para su clienta.

A este pedido se sumó también el defensor de la enfermera Madrid, el abogado Rodolfo Baqué, por lo que antes de tomar la decisión de si manda a todos a juicio o no y si será con la imputación que a cada uno de ellos le hizo la fiscalía, la Sala III de la Cámara de San Isidro deberá fijar una fecha para esta audiencia.

La acusada Nancy Edith Forlini mdica coordinadora de la prepaga Swiss Medical Foto Daniel Dabove
La acusada Nancy Edith Forlini, médica coordinadora de la prepaga Swiss Medical / Foto Daniel Dabove

Allí se verán las caras las defensas y el equipo de tres fiscales que compuso especialmente para esta causa compleja el fiscal general de San Isidro, John Broyad, y que está integrado por sus fiscales generales adjuntos, Patricio Ferrari y Cosme Iribarren, y por la fiscal de Benavídez, Laura Capra.

Recién si la Cámara de San Isidro confirma todo lo actuado en la instrucción, la causa irá a sorteo para designar al Tribunal Oral en lo Criminal de San Isidro que deba juzgar, no antes del segundo semestre 2023, según las estimaciones, a los acusados.

Mariano Ariel Perroni coordinador de enfermeros tambin acusado en la causa Foto Daniel Dabove
Mariano Ariel Perroni, coordinador de enfermeros, también acusado en la causa / Foto Daniel Dabove
Dahiana Gisela Madrid enfermera acusada Foto archivo
Dahiana Gisela Madrid, enfermera acusada / Foto archivo

Cuando el 22 de junio pasado elevó la causa a juicio, el juez Díaz sostuvo que los ocho imputados no cumplieron «con el mandato de actuar que la buena práctica médica colocaba en sus cabezas», y que como «garantes» de la condición del exfutbolista, tuvieron la posibilidad de «revertir» su cuadro cardíaco y no lo hicieron.

En su fallo, Díaz también elevó a juicio a Luque por el delito de «uso de documento privado falso», porque le imputan haber usado una firma falsificada de Maradona para pedir una historia clínica; y a Cosachov por «falsedad ideológica», ya que se la acusa de haber confeccionado un certificado de aptitud mental de Diego sin ir a visitarlo.

Los fiscales Ferrari, Iribarren y Capra y el juez Díaz coincidieron en que todos deberán enfrentar una imputación como presuntos coautores de un «homicidio simple con dolo eventual».

Según la hipótesis fiscal planteada en el requerimiento de elevación a juicio, el equipo médico de Maradona fue «deficiente», «temerario» e «indiferente», sabía que el «10» podía morirse en el estado en el que se encontraba y no hizo nada para evitarlo.

Pese a ser un delito que tiene una pena en expectativa de 8 a 25 años de prisión, los fiscales nunca pidieron las detenciones y los ocho acusados siempre estuvieron en libertad y así llegarán al juicio oral si se confirma para ellos.

La muerte y la investigación

Enfermero acusado Ricardo Almirn Foto archivo
Enfermero acusado, Ricardo Almirón / Foto archivo

Maradona, la mayor figura de la historia del fútbol mundial, murió a los 60 años de un edema pulmonar y una falla cardíaca el 25 de noviembre de 2020 en una casa del barrio privado San Andrés, de Tigre, donde transitaba una cuestionada internación domiciliaria por su adicción al alcohol y luego de haber sido sometido a una neurocirugía.

La autopsia estableció que murió como consecuencia de un «edema agudo de pulmón secundario a una insuficiencia cardíaca crónica reagudizada» y descubrieron en su corazón una «miocardiopatía dilatada».

Los chats entre los imputados dejaron en claro que Maradona hacía días que estaba desmejorado, que no se alimentaba bien, que no se levantaba de la cama y que estaba edematizado y con taquicardia, signos de una falla cardíaca que ninguno de los profesionales tratantes tomó en serio para prevenir el desenlace.

Una de las claves de la acusación fueron las conclusiones a las que arribó la junta médica de peritos que durante dos meses analizó las circunstancias de la muerte de Maradona y concluyó que el excapitán de la selección argentina campeona en México 86 era un paciente con pluripatologías que agonizó 12 horas antes de morir, que «no estaba en pleno uso de sus facultades mentales» y que pudo haber tenido «más chances de sobrevida» si hubiera estado en una clínica.

La junta afirmó que «el equipo médico tratante se representó cabal y acabadamente la posibilidad del resultado fatal respecto del paciente, siendo absolutamente indiferentes a esa cuestión, no modificando sus conductas y plan médico/asistencial trazado, manteniendo las omisiones perjudiciales precedentemente apuntadas, abandonando ‘a la suerte’ el estado de salud del paciente».

Pedro Di Spagna mdico clnico y octavo acusado en la causa Foto archivo
Pedro Di Spagna, médico clínico y octavo acusado en la causa / Foto archivo

QUIÉN ES QUIÉN Y DE QUÉ ACUSAN A LOS OCHO IMPUTADOS

La siguiente es la nómina de los ocho profesionales de la salud acusados como presuntos coautores del «homicidio con dolo eventual» de Diego Armando Maradona, y la imputación particular a cada uno de ellos, según consta en el requerimiento fiscal.

• Leopoldo Luciano Luque (41)

Neurocirujano. Principal imputado, para los fiscales era el médico de cabecera de Maradona. Firmó la externación de la Clínica Olivos para llevarlo a la internación domiciliaria.

-De qué lo acusan: «En su carácter de médico de cabecera (…) evitó asistir y/o al menos propiciar la debida atención médica a Maradona».

-«No garantizó su debido seguimiento con controles y estudios cardiológicos».

-«En forma sistemática, ignoró y menospreció los síntomas y signos compatibles con la insuficiencia cardíaca que le eran informados».

-«Frente a las advertencias del estado de salud del paciente relativas a su hinchazón y a la posibilidad cierta de que se encontrara cursando un edema agudo de pulmón, se abstuvo de actuar» y despreció «los claros signos que anunciaban el riesgo de muerte».

-Además del homicidio, lo imputaron por «uso de documento privado adulterado» por pedir una historia clínica del «10» con una firma falsificada de su paciente.

• Agustina Cosachov (37)

Era la psiquiatra de Maradona. Otra de las principales imputadas en la causa. Era la encargada de indicar la medicación psiquiátrica que tomaba el por entonces DT de Gimnasia y también firmó la externación de la Clínica Olivos.

De qué la acusan:

-«Teniendo pleno conocimiento de la patología cardíaca (…) no adoptó los recaudos adecuados».

– Le atribuyen «no imponer límites al doliente».

-«No aseguró la correcta administración de la medicación y psicotrópicos (…), desentendiéndose de los efectos adversos».

-Fue la responsable del «apartamiento expreso de los acompañantes terapéuticos».

-«Omitió encargarse personalmente de la reanimación del paciente».

-Además, la imputaron por «falsedad ideológica» porque le atribuyen haber confeccionado un certificado de aptitud mental de Maradona sin haber ido a visitarlo.

• Carlos Ángel «Charly» Díaz (30)

Era el psicólogo de Maradona. Ingresó al staff médico de la mano del abogado y representante del «10», Matías Morla. Es considerado como uno de los integrantes del «equipo médico tratante».

De qué lo acusan:

-«Omitió proceder a su internación en un centro de rehabilitación adecuado».

-«Fue involucrándose el ámbito de actuación profesional de la psiquiatra Cosachov, y avocándose incluso a tomar decisiones hasta entonces ajenas a su incumbencia».

-Lo acusan de «manipular» a la familia «proponiéndoles que todo lo que estaba sucediendo era producto de la libre y espontánea decisión de Maradona».

-«No hacía más que ocultar la información relativa al verdadero cuadro de salud del causante».

-Le atribuyen una «palmaria indiferencia de su conducta frente a la situación de emergencia y la posibilidad del resultado muerte».

• Nancy Edith Forlini (53)

Médica a cargo de la Gerencia de Cuidados Domiciliarios de la empresa Swiss Medical. Era la coordinadora para la prepaga de la internación domiciliaria de Maradona.

De qué la acusan:

-«Omitió cumplir con los deberes mínimos a su cargo, entre los que se encontraba, de conformidad al cuadro del paciente, dotar al lugar, del personal de enfermería especializada en salud mental, acompañamiento terapéutico, nutricionista, y de la aparatología adecuada para RCP avanzada, estudios de laboratorio y electrocardiograma».

-«Omitió analizar si la vivienda cumplía con las condiciones mínimas para un paciente con las limitaciones físicas de Maradona».

-«En pleno conocimiento del deficitario servicio de enfermería (…) omitió tomar medida alguna, siendo de ese modo funcional a las conductas que ejecutaban los restantes imputados, fruto de lo cual se produjo el resultado fatídico antes mencionado, que ineludiblemente debió representarse por la condición que detentaba».

• Mariano Ariel Perroni (41)

Era el coordinador de enfermeros de la empresa «Medidom», subcontratada para aportar enfermeros y médicos a la internación domiciliaria de Maradona.

De qué lo acusan:

-«Completó las planillas de las correspondientes atenciones, omitiendo plasmar sus asientos de forma completa y adecuada, consignando deliberadamente información que no se condecía con el real estado y atención médica que Maradona recibía».

-«Demostró un comportamiento desinteresado e indiferente frente a la situación de emergencia».

• Ricardo Omar Almirón (39)

Era el enfermero que cuidaba a Maradona durante el turno noche y madrugada.

• Dahiana Gisela Madrid (38)

Era la enfermera del turno mañana y tarde.

De qué acusan a ambos enfermeros:

-«Omitieron asistir a Maradona los días 24 y 25 de noviembre de 2020, a sabiendas de su delicada situación y con conocimiento de que muy probablemente tal omisión llevaría al desenlace fatal que finalmente ocurrió».

-«Realizaron chequeos y/o revisaciones deficitarias, ya sea porque no los hacían debidamente o bien porque omitían siquiera ingresar en la habitación».

-«Los días previos no pudieron advertir los signos y síntomas compatibles con insuficiencia cardíaca que ya eran evidentes y detectables».

-«Fueron los últimos (…) que tuvieron contacto directo con la víctima, cuando ya había comenzado el período agónico previo al deceso, datado al menos 12 horas antes del fallecimiento».

• Pedro Pablo Di Spagna (49)

Fue el clínico contratado para el seguimiento de Maradona en la casa de Tigre. Estaba en el chat de enfermeros y médicos donde se reportaban las novedades sobre el paciente.

De qué lo acusan:

-«En su carácter de médico clínico designado para el seguimiento del tratamiento del paciente mientras se materializaba su internación domiciliaria, omitió cumplir con los deberes a su cargo ya que se abstuvo de controlar regularmente el estado de salud del paciente».

-«Se presentó en esa calidad solo en dos oportunidades»: el 12 de noviembre de 2020 y el 18 de noviembre, cuando avaló «una supuesta negativa del paciente a ser controlado aumentando así el riesgo en la vida de la víctima pese a su rol».

Telam SE

La Legislatura rionegrina aprobó por mayoría reformas en el Código Electoral

AUDIO

La norma, que fue rechazada por las bancadas de Juntos por el Cambio y el Frente de Todos, establece que las elecciones provinciales «deberán llevarse adelante entre los meses de marzo y octubre». Además, no deberán coincidir con los comicios nacionales.

Foto Marcelo Ochoa
Foto: Marcelo Ochoa

La Legislatura de Río Negro sancionó por mayoría la modificación del Código Electoral y de Partidos Políticos de la provincia, ley que inicialmente había sido votada el pasado 20 de octubre y establece el desdoblamiento de las elecciones locales y nacionales, informaron fuentes legislativas.

La norma, que fue rechazada por las bancadas de Juntos por el Cambio (JxC) y el Frente de Todos (FdT), establece que las elecciones provinciales «deberán llevarse adelante entre los meses de marzo y octubre, del año del vencimiento de los mandatos».

Además, no podrán realizarse en forma simultánea con las elecciones nacionales, «a los fines de asegurar la autonomía provincial en los comicios», explicaron las fuentes.

Otro de los cambios permitirá que los ciudadanos desde los 16 años de edad puedan afiliarse a un partido político y desarrollar actividad plena en ese ámbito.

La postura de los diferentes bloques

La presentación del proyecto estuvo a cargo del presidente de la bancada del Frente Renovador, Nicolás Rochas, quien expresó que «se buscan fomentar los principios básicos del federalismo, de la autonomía» y «además proponerle al Poder Ejecutivo la posibilidad de llamar a elecciones con una fecha que podría estar más separada de las elecciones nacionales».

Desde el bloque de Unidad Ciudadana, Daniel Belloso, apoyó el cambio y dijo que «estamos de acuerdo con el proyecto y vemos con satisfacción que se tuvieron en cuenta algunas modificaciones que se aportaron después de haberlo tratado en primera vuelta».

Por su parte, el legislador por Juntos por el Cambio, Juan Martin, justificó su voto negativo al calificar la reforma como «vergonzosa» y afirmó que se trata de «un cambio en las reglas de juego que solamente beneficia al oficialismo».

La presidenta de la bancada del Frente de Todos, María Eugenia Martini, por su parte, afirmó que los cambios «son permanentes intentos de correr el arco».

«Acabarán poniéndose en vigencia a menos de un mes, con el llamado a elecciones para marzo, según lo que ahora se pretende», advirtió.

La legisladora agregó que «no alcanzamos a ver cómo ni por qué estos cambios beneficiarían a los rionegrinos en el ejercicio democrático elemental de elegir a sus representantes, la ley electoral rionegrina funciona y no requería ninguna actualización urgente».

La ley aprobada también establece límites a los gastos de campaña y determina el diseño de las boletas en cuanto a su papel y e impresiones.

Foto Marcelo Ochoa
Foto: Marcelo Ochoa

Las agrupaciones políticas podrán efectuar acuerdos de adhesión de boletas en todos aquellos tramos donde no tengan candidatos propios oficializados. Se podrán concretar acuerdos de adhesión con más de una agrupación.

Otro tramo de las modificaciones manifiesta que las agrupaciones políticas habilitarán un sitio web oficial en el que deben publicar las oficializaciones de las listas de candidatos/as, entre otros datos.

Un militar retirado mató a su expareja y a un hijastro, baleó a su hijo y se suicidó

AUDIO

El doble homicidio de una mujer de 57 años y su hijo de 34 y las lesiones de un joven de 20, fueron provocadas por un exmilitar que ingresó a los tiros al domicilio de la víctima y después se quitó la vida.

El exmilitar Jos Averio Naon en una prctica de tiro en el lugar donde trabajaba el Tiro Federal de Lomas de Zamora
El exmilitar José Averio Naon en una práctica de tiro en el lugar donde trabajaba, el Tiro Federal de Lomas de Zamora.

Un militar retirado asesinó a balazos a su expareja y a un hijo de ella, hirió de gravedad a su propio hijo y luego se suicidó de un disparo en la cabeza, tras irrumpir en una casa de la localidad bonaerense de Cañuelas en la que la mujer se refugiaba luego de denunciarlo por violencia de género y de que la justicia le impusiera una restricción perimetral, informaron este miércoles fuentes judiciales y policiales.

El episodio ocurrió cerca de las 21.45 del martes en una vivienda ubicada sobre la calle Nazca al 300 de esa localidad del noreste de la provincia de Buenos Aires.

Los crímenes

Según indicaron las fuentes, un suboficial retirado del Ejército Argentino, identificado como José Avelino Naon (60), irrumpió en la vivienda en la que su expareja, María Alejandra Giménez Díaz (67), se refugiaba de él y, sin mediar palabra, comenzó a disparar con una pistola Glock calibre 9 milímetros.

«Pateó la puerta trasera e ingresó de golpe disparando», aseguró a Télam una fuente con acceso a la investigación.

En el lugar se encontraban, además de Giménez Díaz, sus dos hijos, Edgardo José Álvarez (34), que tuvo con una pareja anterior, y José Oscar Naon Giménez (21), de su relación con el atacante, quienes fueron alcanzados por los proyectiles.

También se hallaban la nuera de Giménez Díaz y esposa de Álvarez y las dos hijas de ésta, menores de edad, quienes lograron escapar ilesas.

Los voceros dijeron que a raíz del ataque, Giménez Díaz y su hijo Edgardo murieron, mientras que el hijo en común de la víctima y el agresor resultó gravemente herido con un tiro en el pecho y fue trasladado al Hospital Cuenca de Cañuelas.

Según pudo precisar la nuera de la mujer asesinada, Naon ingresó a la vivienda y comenzó a disparar, por lo que ella logró poner a resguardo a sus dos hijas y salir del lugar para ponerse a salvo.

Luego de cometer los crímenes, el militar retirado se suicidó de un disparo en la cabeza, añadieron las fuentes.

Al llegar al lugar, la Policía Científica levantó seis vainas servidas de calibre 9 milímetros, detallaron los investigadores consultados.

«En el cinturón, el hombre llevaba además dos cargadores más completos», agregó un investigador.

Los cuerpos de las víctimas y del atacante fueron trasladados a la morgue judicial de La Plata para sus respectivas operaciones de autopsia.

(S)La investigaciónS()La fiscal Normal Pippo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Cañuelas, ordenó las primeras medidas y caratuló al expediente como «homicidio doblemente agravado por el vínculo y por violencia de género y tentativa de homicidio».

«Giménez Díaz había ido con su hijo a vivir a la casa de su nuera luego de que se le impusiera a Naón una restricción perimetral«, señaló un vocero judicial.

Según detallaron las fuentes al respecto, el agresor tenía una causa en el Juzgado de Familia 5 de La Matanza, en el marco de la cual se le había dictado una orden de acercamiento para con su expareja y el hijo en común por el término de 180 días desde el 21 de octubre pasado.

En la descripción de su perfil de Facebook, Naon señalaba que era de Saladillo, que estudió en la Escuela de Suboficiales del Ejército Sargento Cabral -situada en Campo de Mayo-, también en la Universidad Nacional de Comahue y que trabajó en el Tiro Federal de Lomas de Zamora.

Entre sus últimas publicaciones, se leen algunas que parecen hacer alusión a la situación sentimental que atravesaba: «Nadie te cambia por algo mejor. Te cambian por algo más fácil. En la vida te desilusionarás si piensas que tienen el corazón igual al tuyo», dice una de ellas.

Además, en las fotografías publicadas hay numerosas armas y cascos con simbología nazi.

En tanto, en un mensaje dirigido a su ex María Alejandra Giménez en grupo de Facebook privado, y que está publicado por el sitio de noticias local infocañuelas.com, el 6 de este mes -16 días antes del hecho- Naon escribió: «Ale tenemos que hablar, así no se puede, la familia destruida, cada uno por su lado, todos peleados con todos».

«Nadie te va a querer tanto como aquella persona que te busco para arreglar las cosas. Esa persona que renunció a muchas personas solo para estar contigo. Esa persona que te perdonó, mientras la seguías lastimando», puso el jueves pasado.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app

Insólito: un exfuncionario de seguridad declaró que no conoce la causa

AUDIO

Se trata de Lucas Mezzano, exsubsecretario de Coordinación y Planificación Estratégica del Ministerio de Seguridad de Córdoba, quien declaro que “nunca” leyó ni se interiorizó ese hecho y que lo único que desde esa cartera se pretendía era que el caso “se resolviera lo más rápido posible”.

La querella est encabezada por la madre de Blas Foto Lescano Laura
La querella está encabezada por la madre de Blas. Foto: Lescano Laura

El exsubsecretario de Coordinación y Planificación Estratégica del Ministerio de Seguridad, Lucas Mezzano, dijo este miércoles en el juicio por el crimen de Blas Correas (17), asesinado de un balazo en un control policial en Córdoba en agosto de 2020, que “nunca” leyó ni se interiorizó ese hecho y que lo único que desde esa cartera se pretendía era que el caso “se resolviera lo más rápido posible”.

Mezzano, quien cumplía esa función cuando ocurrió el crimen del adolescente y que hoy se desempeña en el Tribunal de Conducta Policial, afirmó que no tenía competencia ni intervención sobre esos casos, al sostener que su función tenía que ver con “políticas de seguridad ciudadana vinculada a lo territorial con las organizaciones sociales”.

“Nunca me interioricé sobre lo que le ocurrió. No leí la causa, no vi videos de las cámaras ni escuché los audios” de las radiofrecuencias policiales, respondió el exfuncionario al ser consultado por el fiscal Marcelo Hidalgo y el querellante Alejandro Pérez Moreno sobre qué sabía de lo que le había ocurrido a Blas.

Foto Lescano Laura
Foto: Lescano Laura

En ese sentido, dijo que se enteró a las 8.30 del 6 agosto de 2020, más de ocho horas después del crimen, que “la policía había matado a un chico en un auto que había evadido un control”, porque se lo había comentado el entonces ministro de Seguridad, Alfonso Mosquera cuando fue a la oficina de esa cartera, y que después tomó conocimiento del “plantado” de un arma.

Mezzano también negó que, junto al exministro, hayan sido parte un “complot político, judicial y policial” en contra de quien fuera el subdirector general de Seguridad Zona Sur de la ciudad de Córdoba, comisario retirado Gonzalo Cumplido.

Cumplido, cuando había declarado como testigo el 26 de octubre había afirmado que tanto Mosquera como Mezzano “evadieron todas sus responsabilidades” con el hecho, y que cuando ocurrió el asesinato le ordenaron oficiar como “vocero” del caso ante la prensa para perjudicarlo, y que le habían ofrecido un cargo en el Ministerio de Seguridad que nunca cumplieron.

Foto Lescano Laura
Foto: Lescano Laura

El tribunal técnico de la Cámara 8va. del Crimen admitió este miércoles el pedido de la Fiscalía para que se realice un “careo” entre Mezzano y Cumplido para tratar de aclarar varias contradicciones en las exposiciones de ambos, trámite procesal que aún no tiene fecha.

Los jueces, junto a los miembros del jurado popular, también receptaron el testimonio de exdirector general de Seguridad Capital, comisario mayor Gustavo Piva, a quien habían pasado a retiro obligatorio el día después del asesinato del adolescente.

Piva relató que era alrededor de la una de la madrugada cuando estaba en su casa y lo llamó el comisario Jorge Galleguillo para informarle que habían interceptado un automóvil, en la esquina de Chacabuco y Corrientes de la capital local, y que en su interior se encontraba “una persona desvanecida o herida”.

Foto Lescano Laura
Foto: Lescano Laura

En la madrugada de ese mismo jueves me entero por la prensa que habían plantado un arma trucha; que no correspondía al procedimiento”, y que luego le da las directivas para que recaben toda la información de lo ocurrido y se preserven las pruebas del escenario.

Concluido el testimonio de Piva se pasó a cuarto intermedio hasta este jueves a las 9 con la presencia como testigo del ex ministro Mosquera.

Los hechos

En este juicio se debate el hecho ocurrido la madrugada del 6 de agosto del 2020, cuando Blas y cuatros amigos adolescentes circulaban en un automóvil por el barrio Colinas, en el sur de la capital cordobesa.

En ese trayecto evadieron un control policial porque el conductor se asustó al ver que uno de los policías había desenfundado un arma, seguidamente dos efectivos dispararon contra el rodado y uno de los proyectiles impactó en la espalda de Blas, quien murió.

Foto Lescano Laura
Foto: Lescano Laura

Por el homicidio se encuentran acusados el cabo primero Gómez (37) que, según la fiscalía, efectuó cuatro disparos con su arma reglamentaria, una de las balas impactó en Blas, y el cabo primero Javier Catriel Alarcón (33), quien disparó en dos oportunidades.

Ambos afrontan cargos como «coautores de homicidio calificado por haber sido cometido en abuso de su función y homicidio agravado por el empleo de armas de fuego, homicidio calificado por abuso de su función en grado de tentativa reiterado -cuatro hechos- y homicidio agravado por el empleo de armas de fuego en grado de tentativa reiterado -cuatro hechos».

Los restantes acusados, todos policías, son Sergio Alejandro González, Wanda Micaela Esquivel, Yamila Florencia Martínez, Walter Eduardo Soria, Enzo Gustavo Quiroga, Jorge Ariel Galleguill o, Leonardo Alejandro Martínez, Rodrigo Emanuel Toloza, Ezequiel Agustín Vélez, Leandro Alexis Quevedo y Juan Antonio Gatica.

Los cargos que enfrentan son de «falso testimonio, encubrimiento por favorecimiento personal agravado por la calidad funcional y omisión de deberes de funcionario público», ya que se les imputa, entre otras cosas, haber «plantado» un arma para simular un enfrentamiento con los chicos.

Asesinó a tiros a su expareja y a su hijastro, hirió a su hijo y se suicidó

AUDIO

El doble homicidio de una mujer de 57 años y su hijo de 34 y las lesiones de un joven de 20, fueron provocadas por un exmilitar que ingresó a los tiros al domicilio de la víctima y después se quitó la vida.

El exmilitar Jos Averio Naon en una prctica de tiro en el lugar donde trabajaba el Tiro Federal de Lomas de Zamora
El exmilitar José Averio Naon en una práctica de tiro en el lugar donde trabajaba, el Tiro Federal de Lomas de Zamora.

Una mujer y uno de sus hijos fueron asesinados a balazos, mientras que un segundo hijo fue herido, al ser atacados por la expareja de ella y padre del lesionado, un militar retirado que tenía una restricción de acercamiento a las víctimas y que se suicidó tras cometer los ataques, en la localidad bonaerense de Cañuelas, informaron este miércoles fuentes judiciales y policiales.

El episodio ocurrió en la noche del martes, cerca de las 21.45, en una vivienda ubicada sobre la calle Nazca al 300 de esa localidad del noreste de la provincia de Buenos Aires.

Según indicaron las fuentes, un suboficial retirado del Ejército Argentino identificado como José Averio Naon (60), irrumpió en la vivienda donde su expareja se refugiaba de él y, sin mediar palabra, comenzó a disparar con una pistola Glock calibre 9 milímetros.

En el lugar se encontraba la expareja de Naon, María Alejandra Giménez Díaz (57), sus dos hijos, Edgardo Emanuel Álvarez (34), que era hijo de una pareja anterior, y José Naon Giménez (20), de su relación con el atacante, quienes fueron alcanzados por los proyectiles.

Lograron escapar

También se hallaba en la casa la nuera de Giménez Díaz, Yanina Masoti (32), y las dos hijas de ésta, menores de edad, quienes lograron escapar ilesas.

Los voceros dijeron que a raíz del ataque, Giménez Díaz y su hijo Edgardo murieron, mientras que el hijo en común de la víctima y el agresor resultó gravemente herido con un tiro en el pecho y fue trasladado en grave estado al Hospital Cuenca de Cañuelas.

Según pudo precisar la nuera de Giménez Díaz y viuda de Álvarez, Naon ingresó a la vivienda y comenzó a disparar, por lo que ella logró poner en resguardo a sus dos hijas y salir del lugar para ponerse a salvo.

Luego de cometer los crímenes, Naon se suicidó de un disparo en la cabeza, añadieron las fuentes.

En el lugar, la Policía Científica levantó seis vainas servidas de calibre 9 milímetros, detallaron los investigadores consultados.

Los cuerpos de las víctimas y del atacante fueron trasladados a la morgue judicial de La Plata para sus respectivas operaciones de autopsia.

Naon tena una causa en el Juzgado de Familia 5 de La Matanza en el marco de la cual se le haba dictado una orden de acercamiento para con su expareja y el hijo en comn por el trmino de 180 das
Naon tenía una causa en el Juzgado de Familia 5 de La Matanza, en el marco de la cual se le había dictado una orden de acercamiento para con su expareja y el hijo en común por el término de 180 días.

Tenía una perimetral

La fiscal Normal Pippo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 Cañuelas, ordenó las primeras medidas y caratuló al expediente como «homicidio doblemente agravado por el vínculo por violencia de género y tentativa de homicidio».

Según voceros judiciales, Naon tenía una causa en el Juzgado de Familia 5 de La Matanza, en el marco de la cual se le había dictado una orden de acercamiento para con su expareja y el hijo en común por el término de 180 días desde el 21 de octubre pasado.

El hombre se presentaba en su perfil de la red social Facebook como estudiante de la Escuela de Suboficiales del Ejército Sargento Cabral y empleado del Tiro Federal de Lomas de Zamora.

Entre sus últimas publicaciones, se leen algunas que parecen hacer alusión a la situación sentimental que atravesaba: «Nadie te cambia por algo mejor. Te cambian por algo más fácil. En la vida te desilusionarás si piensas que tienen el corazón igual al tuyo», dice una de ellas.

Declaran familiares de Pachelo en la causa que lo investiga por la muerte de su padre

AUDIO

Roberto Pachelo falleció en 1996 e inicialmente su deceso fue considerado un suicidio, pero se reabrió la causa. Se espera el testimonio de  Janqueline Barbará, por entonces su esposa, de Sebastián Codeau, hijo de un primer matrimonio de la mujer y de Rodolfo Oscar Pachelo, hermano del fallecido.

Segn las fuentes existen nuevos elementos probatorios que vincularan a Pachelo hijo como autor del crimen de su padre Foto Eliana Obregn
Según las fuentes, existen nuevos elementos probatorios que vincularían a Pachelo hijo como autor del crimen de su padre. / Foto: Eliana Obregón

Tres familiares de Nicolás Pachelo, el principal acusado del crimen de María Marta García Belsunce, declararán este miércoles en la causa en la que se investiga la muerte del su padre, Roberto Pachelo, ocurrida en 1996 y que inicialmente fue considerada un suicidio, informaron fuentes judiciales.

Los testigos convocados para esta jornada son Janqueline Barbará, entonces esposa de Roberto Pachelo; Sebastián Codeau, hijo de un primer matrimonio de la mujer, y Rodolfo Oscar Pachelo, hermano del fallecido Roberto.

Los tres fueron citados por el juez de Garantías 5 de San Isidro, Diego Martínez, y los dos primeros deberán presentarse a partir de las 9 en la sede de la División Homicidios de la Jefatura Departamental Conurbano Norte, en la avenida Cazón al 1400, de ese distrito, mientras que el tercero fue convocado al mediodía, detallaron las fuentes.

En tanto, este jueves, a partir de las 10, fueron convocados un cuñado de Pachelo padre, Osvaldo Juan Lynzz, y dos amigos del fallecido, Enrique Héctor Victorica y Dionisio Alcides Simón, éste último además empleado suyo en la tosquera que tenía de Pilar.

Las fuentes judiciales dijeron a Télam que el juez Martínez, quien en septiembre había rechazado un pedido para otorgarle el sobreseimiento definitivo a Nicolás Pachelo por la muerte de su padre Roberto, pretende ahora darle un nuevo impulso a la pesquisa con estas testimoniales para intentar establecer si existió la comisión de un delito.

Como el hecho que se investiga ocurrió en 1996, hace 26 años, cuando no existía el sistema penal acusatorio a cargo del Ministerio Público Fiscal, el caso es instruido directamente por un juez, en este caso Martínez, que en San Isidro es el juez de Garantías que absorbe todas las causas que hayan quedado de esa época, en transición.

La muerte de Roberto Pachelo

Roberto Pachelo fue encontrado muerto el 9 de enero de 1996 de un disparo en la cabeza en su casa del partido bonaerense de Pilar, y el expediente judicial fue cerrado provisoriamente por el entonces juez en lo Criminal y Correccional 11 de San Isidro, Marcelo García Helguera, quien no halló elementos para presumir la existencia de un delito y consideró que se había tratado de un “suicidio”.

En su resolución del 12 de febrero de 1996, el juez García Helguera dictó el «sobreseimiento provisorio» de la causa «a la espera de nuevas probanzas que produzcan su reapertura».

Sin embargo, el 22 de septiembre último, los fiscales Patricio Ferrari, Andrés Quintana y Federico González, a cargo de la acusación de Nicolás Pachelo en el juicio por el crimen de María Marta, solicitaron que el imputado sea investigado como presunto autor del homicidio de su padre, y el juez Martínez hizo lugar al requerimiento.

Si bien el hecho que se investiga ocurrió hace más de 26 años, el Ministerio Público indicó que la acción penal aún no prescribió para Pachelo hijo porque éste estuvo imputado por otra serie de delitos en 2003, 2015 y 2017 y sigue acusado por el crimen de García Belsunce.

Según las fuentes, la decisión del magistrado se basó en que existen nuevos elementos probatorios que vincularían a Pachelo hijo como autor del crimen de su padre, los cuales fueron incluidos por los funcionarios judiciales mediante las declaraciones de testigos en el marco del juicio por el asesinato de la socióloga, cometido en octubre de 2002, y en el que la fiscalía pidió la condena a prisión perpetua para el acusado.

Entre las pruebas más importantes presentadas por la fiscalía para pedir la reapertura de la causa también se halla el resultado de autopsia al cuerpo de Pachelo padre, que indica que no se hallaron rastros de deflagración de pólvora sus manos al momento de ser encontrado muerto con un disparo en la cabeza en la cama de su habitación de su casa de Pilar.

Desbaratan a «La Banda del Monopatín» por venta de drogas en Constitución

AUDIO

La organización está acusada de operar en el barrio porteño de Constitución fue bautizada de esa manera porque se determinó que los integrantes se trasladaban en monopatín eléctrico para llevar la droga desde los puntos de almacenamiento hasta los kioscos donde se comercializaba.

Imagen ilustrativa
Imagen ilustrativa

Nueve personas fueron detenidas tras diez allanamientos, acusadas de integrar una organización narco, bautizada como «La Banda del Monopatín» y dedicada a la venta de drogas especialmente en el barrio porteño de Constitución, informaron fuentes policiales.

Según los investigadores, la banda fue bautizada de esa manera porque se determinó que los integrantes se trasladaban en monopatín eléctrico para llevar la droga desde los puntos de almacenamiento hasta los kioscos donde se comercializaba al menudeo.

Los allanamientos fueron realizados luego de tres pesquisas generadas por la División Investigaciones Antidrogas Área Sur de la Policía de la Ciudad, al tomar conocimiento que en dos casas ubicadas sobre la cuadra de Santiago del Estero al 1400 y una en Pavón al 1200 se estarían comercializando estupefacientes al menudeo.

Ante ello, los oficiales solicitaron a la Unidad Fiscal Especializada en la Investigación de Delitos vinculados con Estupefacientes (UFEIDE), a cargo de Cecilia Amil Martín, iniciar las tres causas, con lo cual a partir de la aprobación se iniciaron las tareas de campo, que incluyeron el procedimiento de “comprador previo”, es decir con un agente haciéndose pasar como ocasional cliente.

Los efectivos establecieron que se trataba de dos ramas de la organización con roles bien definidos, con vínculos entre las tres investigaciones, ya que se determinó que casi todos los kioscos ubicados sobre la calle Santiago del Estero eran coordinados por un hombre de nacionalidad peruana que utilizaba a mujeres dominicanas para la venta.

La otra rama estaba compuesta por personas trans, que vendían la droga en la calle, sobre Pavón al 1200, una cuadra en la cual en un domicilio residía uno de los jefes y a unos cincuenta metros estaba el conventillo donde vivían las vendedoras.

Los oficiales pudieron comprobar que a los distintos puntos iban jóvenes en monopatines eléctricos, viajes en los que se suministraba la droga, a las mujeres trans para la venta.

Con la información dada, junto al pedido de acumulación de causas, la fiscalía solicitó al Juzgado en lo Penal, Contravencional y de Falta 3 los diez allanamientos, que fueron ordenados por el magistrado.

En uno de los domicilios de Pavón al 1200 los oficiales detuvieron a uno de los investigados, un argentino de 41 años, y secuestraron cien envoltorios de cocaína con 42 gramos en total, además de dos teléfonos.

A media cuadra de la vereda de enfrente se había detectado como búnker, por lo cual la fiscalía actuante ordenó su tapiado y allí hallaron uno de los monopatines con los cuales trasladaban la droga.

Los otros dos monopatines delivery fueron encontrados en un salón de fiestas sobre la vereda par de esa cuadra de propiedad del principal involucrado.

Sobre la vereda impar la Policía descubrió que ahí era el domicilio de los cabecillas y detuvo a dos hombres de nacionalidad peruana, de 54 y 36 años, y una trans de 41, de la misma procedencia.

En ese lugar, los oficiales incautaron 46 envoltorios con cocaína por 478 gramos, dos ladrillos de marihuana por 1,606 kilos, 980.000 pesos, un CPU, dos tablets y diez celulares.

Sobre esa cuadra también fueron detenidas dos trans, una de nacionalidad peruana y otra argentina, que habían sido detectadas vendiendo droga durante las averiguaciones en torno a la organización.

Los oficiales fueron también por la rama con base en la cuadra de Santiago del Estero al 1400.

El sindicado jefe de este grupo fue detenido en un primer piso sobre la mano par y se trató de un ciudadano dominicano, de 34 años, al que se le incautó un ladrillo de 946 gramos de marihuana, otros 17 envoltorios con 22,2 gramos en total, 3,3 gramos de cocaína distribuidos en siete dosis, bolsas de nylon para distribución, cinco celulares y tres macetas con plantas de marihuana.

Sobre la vereda impar fue detenida una de las vendedoras, dominicana de 47 años con un envoltorio de cocaína con un peso de 60 gramos, y otro de 51,5 de marihuana, más 35.610 pesos.

Finalmente, la última detenida en esta zona fue una trans dominicana de 44 años.

El magistrado dispuso el secuestro de todos los elementos hallados y el traslado de los detenidos, de los cuales dos de ellos fueron condenados a cuatro años de prisión de cumplimiento efectivo.

Peritaron cuchillos secuestrados al detenido por el femicidio de Susana Cáceres y buscan a otros sospechosos

AUDIO

Buscan determinar si alguno de los tres elementos, que fueron secuestrados entre prendas de vestir con aparentes manchas de sangre, fueron empleados para matar a la mujer. 

Ramn Rosa Lescano tiene antecedentes por distintos delitos entre ellos violencia de gnero Foto Prensa DDI
Ramón Rosa Lescano tiene antecedentes por distintos delitos, entre ellos violencia de género. Foto: Prensa DDI.

Tres cuchillos de medianas dimensiones que fueron secuestrados entre prendas de vestir con aparentes manchas de sangre en la casa del detenido en la causa por el femicidio de Susana Cáceres, eran peritados este martes por orden de la Justicia, con el fin de determinar si alguno fue empleado para matar a la mujer, cuyo cadáver con heridas de arma blanca, signos de abuso sexual y de asfixia fue hallado el pasado viernes a la vera del río Reconquista, en el partido bonaerense de Ituzaingó, tras permanecer diez días desaparecida.

Fuentes judiciales aseguraron a Télam que, además, los peritos en rastros que analizaron la camioneta Renault Duster propiedad del detenido Ramón Rosa Lescano hallaron tres pequeñas manchas en el techo y en el tapizado del baúl que podrían ser de sangre, mientras que los investigadores buscaban este martes por la tarde a otros dos sospechosos.

La detención

La nueva detención concretada este lunes a la noche en un domicilio ubicado en la calle Mayor Irusta al 4700 de la localidad bonaerense de Bella Vista, partido de San Miguel, generó alerta por parte de familiares de la víctima, que reclaman «respuestas», que piden «información sobre el sospechoso» y que exigen que busquen a más participantes del crimen, ya que están convencidos que no actuó una sola persona.

«Necesito respuestas, necesito que me aclaren unas dudas con respecto al detenido. No quiero a ningún ´perejil´ detenido, quiero datos, pruebas concretas. Queremos a los asesinos de Susana«, aseguró Adriana, prima de la víctima, en diálogo con Télam.

Los pesquisas llegaron al sospechoso tras identificar una camioneta Renault Duster en las imágenes captadas por las cámaras de seguridad de la zona donde fue hallado el cuerpo de Cáceres el pasado viernes, diez días después de su desaparición.

Susana Cceres 42 fue encontrada asesinada junto al Ro Reconquista tras haber permanecido desaparecida diez das
Susana Cáceres (42) fue encontrada asesinada junto al Río Reconquista, tras haber permanecido desaparecida diez días.

Según las fuentes, el pasado viernes las cámaras registraron que esa camioneta con tres personas a bordo se detuvo a la una y diez de la madrugada y permaneció por cuarenta minutos a la vera del camino del Buen Ayre, en la costa del río Reconquista, en Ituzaingó, en lo que los pesquisas presumen que fue el momento en el que descartaron el cadáver de Cáceres.

En esas filmaciones se logró determinar la patente del vehículo, que estaba radicado en una vivienda de la localidad de Bella Vista, y así a su titular, Lescano, un hombre con antecedentes por distintos delitos, entre ellos violencia de género, por portación ilegal de arma de guerra por la que cumplió una probation -suspensión de juicio a prueba-, otra por encubrimiento y una más por resistencia a la autoridad.

A raíz de la información obtenida, la fiscal Luisa Pontecorvo, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de General Rodríguez-Moreno, ordenó que se realizaran tareas de campo para dar con el sospechoso, que finalmente fue apresado por efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno.

«Hoy se realizará un punteo y se ordenarán todos los elementos y evidencias, y mañana será indagado Lescano», dijo a Télam uno de los investigadores con acceso al expediente.

Las fuentes revelaron además que por el momento no se halló vinculación entre el detenido Lescano y la víctima o su familia.

El hallazgo de los cuchillos

Durante un allanamiento realizado el lunes por la noche en la casa del sospechoso detenido, los investigadores secuestraron tres cuchillos escondidos entre las prendas de vestir que ahora serán peritadas para ver si alguna de ellas pudo haber sido la que le provocó las heridas de arma blanca que presentaba el cadáver de Cáceres.

El resultado de la autopsia que realizaron peritos de la policía bonaerense y que fue entregado a la fiscal Pontecorvo señala que Cáceres padeció un período de agonía, que fue abusada sexualmente, que presentaba múltiples lesiones punzo cortantes en la región toráxica de hasta 20 centímetros de largo, que sufrió traumatismos en el cráneo y que la data de muerte es de entre 7 y 10 días previos al hallazgo del cuerpo.

Por eso, los investigadores creen que el lugar donde fue encontrado el cuerpo de Cáceres es una escena secundaria del crimen, es decir que la mataron en otro lugar y que él o los homicidas fueron a arrojar el cadáver donde finalmente lo hallaron el viernes pasadas las 13 en medio de pastizales ubicados a la vera del río Reconquista

«Necesito respuestas, necesito que me aclaren unas dudas con respecto al detenido. No quiero a ningún ´perejil´ detenido, quiero datos, pruebas concretas. Queremos a los asesinos de Susana»

Adriana, prima de la víctima

El reconocimiento de la víctima, realizado por familiares, se logró en base a un tatuaje con el logo de «Chevrolet» y otro de «AC/DC» que llevaba la mujer en sus brazos, y por la vestimenta, que era la misma que tenía puesta el 8 de noviembre, cuando salió de su casa de Villa Trujui por última vez.

El rastrillaje en esta zona del partido de Ituzaingó se realizó horas después de que la policía allanara dos domicilios, uno de ellos en la casa del detenido Alejandro Alberto Peralta, expareja de Cáceres, quien está detenido por la tenencia de un arma calibre 45 con la numeración limada, aunque no por el crimen.

Cáceres, madre de cuatro hijos, salió de su casa de la localidad de Villa Trujui el martes 8, cerca de las 16, y dejó a la menor de sus hijas, una beba de un año y medio, al cuidado de su madre.

«Ahí vengo má», le dijo a la mujer antes de ir a vender unos electrodomésticos para pagar una deuda que tenía.

La última vez que fue vista fue la madrugada del miércoles 9 de noviembre, en el barrio de Mariló, en Moreno, y vestía un short de jean azul y zapatillas negras.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app

Inicia el juicio a un hombre por el femicidio de una joven en Olavarría en 2020

AUDIO

Se trata de Diego Ezequiel Pais (31), quien está acusado del crimen de su novia, Valentina Gallina (19), en la misma ciudad bonaerense en la que 12 años antes su madre también había sido víctima de un femicidio a manos de su pareja.

Foto Florencia Downes
Foto: Florencia Downes

Un jurado popular comenzará a juzgar desde este martes a un hombre de 31 años acusado del crimen de su novia, Valentina Gallina (19), la joven que fue asesinada en enero de 2020 en Olavarría, la misma ciudad bonaerense en la que 12 años antes su madre también había sido víctima de un femicidio a manos de su pareja, informaron este domingo fuentes judiciales.

El acusado es Diego Ezequiel Pais, quien se encuentra detenido por el «homicidio triplemente agravado por el vínculo, ensañamiento y mediando violencia de género» de Valentina, que prevé la pena de prisión perpetua.

Fuentes judiciales informaron a Télam que la audiencia comenzará a las 13 con la selección de los doce jurados titulares y seis suplentes, en un debate que fue postergado en dos oportunidades y será coordinado por el juez Joaquín Duba del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 de Azul.

El jurado escuchará hasta el viernes próximo alrededor de 45 testigos y deberá determinar si Pais fue el culpable de matar a golpes a su pareja e inventar un ataque por parte de vecinos del barrio para desviar la investigación.

En el pedido de elevación a juicio al que Télam tuvo acceso, la fiscal que instruyó la causa y ahora participará del juicio, María Paula Serrano, dio por probado que el crimen ocurrió el 4 de enero de 2020, pasadas las 11, en una vivienda ubicada en calle 108, entre Lamadrid y Moreno, del barrio Isaura de Olavarría, donde Valentina vivía con el acusado.

La joven fue hallada en estado agonía debido a los golpes y puñaladas sufridas, cuando los efectivos de la comisaría local llegaron a su domicilio tras ser alertados sobre un ataque presuntamente cometido por un grupo de personas que vivía en otro barrio, según dijo su pareja.

Según las fuentes, Valentina fue trasladada de urgencia al Hospital Municipal Héctor Cura, donde murió a los pocos minutos.

El acusado es Diego Ezequiel Pais, quien se encuentra detenido por el «homicidio triplemente agravado por el vínculo, ensañamiento y mediando violencia de género» de Valentina, que prevé la pena de prisión perpetua.

Tras el crimen, la fiscalía dispuso una serie de medidas tendientes a dilucidar lo sucedido, al tiempo que los efectivos de la Jefatura Distrital, del Comando de Patrullas y de la Policía Científica realizaron varias diligencias con el objetivo de identificar a los supuestos agresores que habían sido señalados por Pais, quien relacionó el ataque con problemas que un hermano suyo tenía con vecinos de otro barrio.

«Relata muchas armas, muchos disparos, mucha gente durante más de siete horas en su vivienda (…) resulta imposible e inexplicable que frente a dicho panorama ni él ni Valentina hayan presentado heridas de arma de fuego, teniendo en consideración las dimensiones del lugar», aseguró Serrano en la requisitoria, al poner en duda los dichos de la pareja de la víctima.

El acusado había declarado que un grupo de personas había entrado a la casa efectuando disparos de arma de fuego, uno de los cuales impactó en Valentina.

No obstante, al realizarse la autopsia se estableció que Valentina no presentaba ninguna herida de arma de fuego, sino que había muerto a raíz de un «edema craneal» provocado por una golpiza.

«Le propinó una cantidad indeterminada de golpes en todo su cuerpo, así como también la agredió utilizando un elemento punzocortante en la zona de la cabeza, ocasionándole a nivel externo múltiples lesiones punzocortantes compatibles con elemento productor que posee punta y filo, en cuero cabelludo, en un número superior a 15», estableció la autopsia.

Estas contradicciones, sumadas a testigos que relataron que Valentina sufría violencia de género por parte de su concubino, llevaron a la fiscal a pedir la aprehensión de Pai e indagarlo por femicidio.

«No cabe duda que la agresión de Pais a Valentina estuvo enmarcado en un contexto asimétrico y de cosificación a la mujer por su condición de tal, que se venía acentuando en el tiempo de manera continua y persistente, tanto hacia ella como a sus exparejas», determinó la fiscal.

En ese sentido, una amiga de la víctima contó que el propio acusado le dijo «que matar a una mujer era fácil…que él tenía ocho restricciones y anda por la vida como si nada…»

«Me decía que se pagaba fácil la muerte de una mujer…me dijo que a él no le iba a temblar la mano el día que le tenga que pegar a una mujer...», agregó la testigo.

Por su parte, Pais ya había estado acusado de un homicidio cometido a fines de junio de 2016, cuando el comerciante Fernando Palahy (40) fue asesinado de un balazo en el pecho durante un robo.

El mismo TOC 1 de Azul lo absolvió y condenó a Walter Ariel «Tata» Leal a la pena de 18 años de cárcel por el crimen.

Los hechos

Valentina fue asesinada pocos meses antes de que se cumplieran 12 años del femicidio de su madre, la madrigada del 12 de junio de 2008, también en Olavarría.

La joven era la mayor de los tres hijos que tuvo Valeria Soledad Cazola (24), asesinada de cinco puñaladas en el abdomen por su novio, Jorge Villanueva, en una de las habitaciones de una pensión ubicada en avenida Alberdi 2744, del barrio Coronel Dorrego.

Por la mañana del aquel día, los vecinos de la mujer vieron a Villanueva salir de la habitación con un bolso y al mediodía un amigo lo encontró en la calle y aquel le dijo: «Me parece que maté a Valeria».

El hombre fue finalmente detenido por la policía junto al cuerpo de la víctima, que estaba cubierto por una frazada en la habitación de la pensión.

Villanueva fue condenado a 10 años de prisión en un juicio abreviado realizado en 2009 por el delito de «homicidio simple», ya que en la ley de ese entonces no estaba contemplada la figura de «femicidio» como agravante.

Por el crimen de la mamá de Valentina, en 2019 la familia había inaugurado el hogar para mujeres en estados vulnerables llamado «La Casa Popular de Valeria», situado en Fassina 1931, de barrio Sarmiento Norte.

En una cárcel de máxima seguridad en Lima, «Dumbo» espera la extradición a Argentina

AUDIO

Raúl Maylli Rivera fue detenido en Perú por la venta de drogas en el barrio Parque Mugica de Villa Lugano y se acogió a la «extradición simplificada» por lo que el Ministerio Público peruano «ya se puso en contacto con las autoridades judiciales argentinas» para coordinar el traslado.

Dumbo acept un proceso de extradicin simplificada
«Dumbo» aceptó un proceso de extradición simplificada.

El narco peruano Raúl Martín Maylli Rivera, conocido como «Dumbo», quien había sido detenido en octubre pasado tras permanecer prófugo casi un año y medio de la Justicia argentina que le imputa el manejo de la venta de drogas en el barrio Padre Mugica, de Villa Lugano, permanece alojado en una cárcel limeña de máxima seguridad y ya se acogió a una «extradición simplificada», por lo que quedó allanado el camino para su traslado al país para ser indagado.

Fuentes de la Justicia de Perú y del Instituto Nacional Penitenciario (INPE) de ese país confirmaron a Télam que «Dumbo» fue trasladado los primeros días de noviembre desde el penal Ancon II al establecimiento «Miguel Castro Castro», una cárcel con capacidad para 5.500 presos en su mayoría reincidentes o con condenas por delitos graves, ubicada en el distrito de San Juan de Lurigancho, en las afueras de la capital peruana, y allí aguardará la decisión judicial para su traslado final a Argentina.

Según los investigadores, a través de su abogado Américo Flores Rocha (un excomandante de la policía de Perú), Maylli Rivera ya se acogió a la «extradición simplificada», es decir, que aceptó el pedido de la Justicia argentina.

De esta manera, de acuerdo a lo que confirmaron las fuentes consultadas, «el procedimiento de extradición es más corto», por lo que el Ministerio Público peruano «ya se puso en contacto con las autoridades judiciales argentinas» para coordinar los alcances del traslado.

Las fuentes judiciales de Perú consultadas por Télam aseguraron que «Dumbo» no tenía actualmente causas abiertas en su país, aunque sí tuvo un antecedente en prisión entre el 27 de febrero del 2007 y el 9 de abril del 2013, acusado por un homicidio.

En esa oportunidad, estuvo recluido en el establecimiento penitenciario de Huaral hasta que fue beneficiado por una libertad condicional.

La detencin del narco
La detención del narco.

La investigación del narcotráfico en el barrio Padre Mugica

Días atrás, el juez federal número 10 Julián Ercolini había firmado el exhorto solicitando su extradición al país para poder indagarlo como acusado de ser el «jefe de una organización destinada principalmente a la distribución y comercialización de sustancias estupefacientes, con dominio territorial en un sector del barrio Padre Mugica -especialmente en inmediaciones de la Platea 11- en el sector central del contiguo asentamiento Bermejo del barrio de Villa Lugano y en la villa 1-11-14».

Para el magistrado, la banda de Maylli Rivera, quien en sus inicios formó parte de la organización liderada por el capo narco peruano Marco Estrada González, alias «Marcos», actuó «al menos desde noviembre de 2018 y hasta su desbaratamiento el 24 de mayo del 2021», cuando fueron detenidos 12 de sus integrantes.

El arresto de «Dumbo» (42), el narco más buscado en Argentina y por quien el Gobierno nacional ofrecía una recompensa de cinco millones de pesos, se concretó la madrugada del pasado 28 de octubre en Parque San Silvestre, precisamente en el mismo distrito limeño donde se encuentra ubicada la cárcel en la que hoy permanece alojado.

Al momento de ser interceptado a la salida de un restaurante, Maylli Rivera llevaba una cédula de identidad falsa boliviana a nombre de Jesús Guzmán Herrera y negó ser «Dumbo», aunque su verdadera identidad fue finalmente corroborada.

Para detener al prófugo más buscado de Argentina hubo un trabajo en conjunto que demandó la colaboración de la Fiscalía Antidrogas 1 Del Callao, Perú, a cargo de Ronald Achahui Córdova, efectivos de la División Operaciones Área Metropolitana Oeste de la Policía Federal Argentina, personal de la Policía Nacional de Perú y hasta de la Dirección Antidrogas de la Policía de Uruguay.

Cómo operaba la organización de «Dumbo»

Para los investigadores de la Procunar, a cargo del fiscal Diego Iglesias, la organización de «Dumbo» estaba integrada por decenas de personas, muchas de las cuales fueron detenidas y actualmente están siendo sometidas a juicio oral.

Los pesquisas determinaron que esta organización tenía dominio territorial en la denominada «Platea 11» del Complejo Habitacional Padre Carlos Mugica y del asentamiento Bermejo, que está enfrente, todo en Villa Lugano.

Las tareas de inteligencia que llevaron a cabo los investigadores permitieron establecer que los integrantes de la banda ocupaban varios departamentos en la «Platea 11» donde fraccionaban la droga y guardaban las armas y el dinero, mientras que las ventas se hacían principalmente en un pasillo en forma de «L» (cerrado al público) que queda al lado de una canchita de fútbol.

«La venta se hacía en dos turnos durante las 24 horas, los 7 días de la semana», dijo uno de los pesquisas, quien agregó que la banda «tenía un alto grado de organización, con la participación de los denominados ‘satélites’ y ‘marcadores’ que alertaban a los vendedores sobre el ingreso de policías y personas sospechosas».

«Había personas armadas llamadas «chalecos» que custodiaban a los principales miembros de la banda y a los vendedores. La organización les repartía comida a los marcadores y vendedores para que no abandonen sus puestos. Hacían barricadas en las calles para impedir la circulación de vehículos», explicó el pesquisa consultado.

Según el requerimiento de elevación a juicio al que están siendo sometidos varios de los integrantes de esta organización, los miembros de la banda de «Dumbo» «exhibían armas de fuego y hasta hacían disparos al aire para amedrentar a los vecinos» y evitar de esa manera que sean denunciados.

«La organización llevaba un registro en cuadernos de las ventas de cocaína («alto»), pasta base («bajo») y marihuana («faso»), los gastos y la asistencia y función que desempeñaba cada miembro», agregó el investigador.

por lo que el Ministerio Público peruano «ya se puso en contacto con las autoridades judiciales argentinas» para coordinar los alcances del traslado.

Buscan determinar si Susana Cáceres fue drogada antes de ser asesinada

AUDIO

Además esta semana la fiscal le tomará declaración testimonial a la familia de la víctima para conocer su círculo y cómo fueron los últimos días de la mujer antes de su desaparición.

La aparicin del cuerpo de Cceres junto al Ro Reconquista en el partido bonaerense de Ituzaing
La aparición del cuerpo de Cáceres junto al Río Reconquista en el partido bonaerense de Ituzaingó.

La fiscal que investiga el homicidio de Susana Cáceres, la mujer hallada asesinada junto al Río Reconquista en el partido bonaerense de Ituzaingó, tras haber permanecido desaparecida diez días cuando salió de su casa de la localidad de Villa Trujui, espera los exámenes toxicológicos para establecer si la víctima fue drogada previo al crimen mientras que los investigadores creen que fue atacada por dos o más personas, informaron este domingo fuentes judiciales.

Luis Pontecorvo, titular de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Moreno-General Rodríguez, ordenó que se realicen pericias complementarias al cuerpo de Cáceres.

«Se esperan nuevas pericias, entre ellas la toxicológicas, para saber si la drogaron antes de asesinarla», expresó a Télam una fuente judicial.

La misma fuente indicó que esta semana la fiscal le tomará declaración testimonial a la familia de la víctima para establecer su círculo más cercano y cómo fueron los últimos días de la mujer antes de su desaparición, el pasado martes 8 cuando salió de su casa de la localidad de Villa Trujui, en Moreno.

La aparición del cuerpo de Susana Cáceres

En tanto, los investigadores creen que Cáceres fue asesinada por dos o más personas, que luego de cometer el crimen llevaron el cuerpo hasta donde fue hallado tapado con una lona blanca y ramas que estaban quemadas, por lo que sospechan que lo habían intentado prender fuego.

El cuerpo de Cáceres fue hallado el viernes pasadas las 13 en medio de pastizales, a la vera del río Reconquista, a metros del Camino del Buen Ayre, en la localidad de Ituzaingó, al oeste del conurbano bonaerense, y el cuerpo fue reconocido por sus familiares.

El reconocimiento se logró en base a un tatuaje con el símbolo de «Chevrolet» que llevaba Cáceres en uno de sus antebrazos y la vestimenta que tenía puesta antes de desaparecer.

El cuerpo fue encontrado durante un rastrillaje que había sido solicitado por la fiscal y realizado por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno en una zona de pastizales junto al lecho del río, a unas 20 cuadras de la casa de la víctima.

El rastrillaje en esta zona del partido de Ituzaingó se realizó horas después de que se allanaran dos domicilios, uno de ellos en la casa del detenido Alejandro Alberto Peralta, expareja de Cáceres.

Cceres estuvo desaparecida diez das
Cáceres estuvo desaparecida diez días.

«Por el momento no hay pruebas para involucrar el exnovio», explicó un vocero judicial sobre la vinculación del hecho de Peralta, detenido por portar una pistola calibre .45 con la numeración limada pero no por la desaparición de Cáceres.

La sospecha de los investigadores es que se trata de una escena secundaria, es decir que la pudieron haber matado en otro lugar y arrojado el cadáver donde finalmente fue encontrado.

En tanto, el informe final de la autopsia a la que tuvo acceso Télam estableció que el cuerpo de la víctima tenía lesiones propias de haber padecido un abuso sexual y que sufrió múltiples heridas punzocortantes, hematomas en el cuerpo a causa de palazos, un golpe en la cabeza con un objeto contundente y tenía marcas en el cuello por asfixia.

También que la data de muerte es de 3 a 7 días previo al hallazgo del cadáver, pero los investigadores creen que la mataron entre el jueves y viernes de la semana pasada.

Susana Cáceres, madre de cuatro hijos y de 42 años, salió de su casa de la localidad de Villa Trujui el martes 8, cerca de las 16, y dejó a la menor de sus hijas, una beba de un año y medio, al cuidado de su madre.

«Ahí vengo má», le dijo a la mujer antes de ir a pagar una deuda por unos electrodomésticos que había comprado la semana anterior.

La última vez que fue vista fue la madrugada del miércoles 9 de noviembre, en el barrio de Mariló, en Moreno, y vestía un short de jean azul y zapatillas negras.

Ante testimonios que indicaron que la mujer estaba con unas personas a bordo de una camioneta se secuestró el vehículo y fueron citados a declarar su expareja y los hermanos de ésta.

«Queremos que mi prima descanse en paz y podamos darle la paz que merece. Estamos muy dolidos todos, pero tenemos que estar fuerte para comenzar otro camino que es el del reclamo de justicia y para que atrapen a los responsables de su crimen», afirmó Adriana, la prima de la víctima, luego de la inhumación de los restos ayer sábado en el cementerio municipal de Moreno.

Resultado final de la autopsia: Susana Cáceres fue abusada sexualmente

AUDIO

La mujer fue asesinada con múltiples heridas punzo cortantes, hematomas, un golpe en la cabeza con un objeto contundente y fue asfixiada. La data de muerte es de entre 3 a 10 días al hallazgo. Sus restos serán inhumados esta tarde en el cementerio municipal.

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

Susana Cáceres, la mujer encontrada asfixiada, apuñalada y golpeada en el cuerpo y en la cabeza junto al Río Reconquista en el partido bonaerense de Ituzaingó, tras haber permanecido desaparecida diez días cuando salió de su casa de la localidad de Villa Trujui, tenía signos de haber sufrido un abuso sexual y sus restos fueron inhumados esta tarde en el cementerio municipal de Moreno, informaron fuentes judiciales.

¿Qué indica la autopsia?

El informe final de la autopsia a la que tuvo acceso Télam estableció también que la data de muerte es de 3 a 7 días previo al hallazgo del cadáver, pero los investigadores creen que la mataron entre el jueves y viernes de la semana pasada.

Fuentes judiciales informaron que el cuerpo de la víctima tenía lesiones propias de haber padecido un abuso sexual y que sufrió múltiples heridas punzocortantes, hematomas en el cuerpo a causa de palazos, un golpe en la cabeza con un objeto contundente y tenía marcas en el cuello por asfixia.

La hipótesis de los investigadores es que la mujer fue llevada muerta hasta el lugar donde fue hallada desde otro sitio y tapada con una lona blanca y ramas que estaban quemadas, por lo que sospechan que la habían intentado prender fuego.

El pedido de Justicia

Tras la autopsia, el cuerpo de Cáceres fue entregado a la familia para cumplimentar los trámites para su inhumación, que se realizó en el cementerio municipal de Moreno, ubicado en Belisario Roldán y Güemes, de la localidad de La Reja.

«Queremos que mi prima descanse en paz y podamos darle la paz que merece. Estamos muy dolidos todos, pero tenemos que estar fuerte para comenzar otro camino que es el del reclamo de justicia y para que atrapen a los responsables de su crimen», afirmó Adriana, la prima de la víctima.

En tanto, la fiscal Luisa Pontecorvo, jefa de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez, pidió nuevamente otras imágenes de cámaras de seguridad de la zona al hallazgo y espera los resultados de otras pericias.

«Se tiene que investigar de cero porque no hay sospechosos del asesinato. Tenemos que seguir lo que indique el informe forense para avanzar», sostuvo un vocero judicial.

La semana próxima la fiscalía comenzará a tomar nuevos testimonios a personas cercanas a la víctima para indagar más sobre su círculo cercano, añadieron las fuentes.

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

El caso

El hallazgo ocurrió pasadas las 13 del viernes en medio de pastizales, a la vera del río Reconquista, a metros del Camino del Buen Ayre, en jurisdicción de Ituzaingó y en el límite con el partido de Moreno, en la zona oeste del conurbano, y el cuerpo fue reconocido por sus familiares.

Las fuentes informaron a Télam que el reconocimiento se logró en base a un tatuaje con el símbolo de «Chevrolet» que llevaba Cáceres en uno de sus antebrazos y la vestimenta que tenía puesta antes de desaparecer.

Los investigadores detallaron a esta agencia que el cuerpo fue encontrado durante un rastrillaje que había sido solicitado por la fiscal y realizado por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno en una zona de pastizales junto al lecho del río, a unas 20 cuadras de la casa de la víctima.

Hasta allí llegaron decenas de policías, buzos tácticos, bomberos y perros adiestrados que comenzaron a «peinar» un predio que, si bien tenía sectores alambrados, era de acceso público.

Pocos minutos después de iniciado el rastrillaje, los policías encontraron el cadáver, dijeron las fuentes consultadas.

Foto Eliana Obregn
Foto: Eliana Obregón

La sospecha de los investigadores es que se trata de una escena secundaria, es decir que la pudieron haber matado en otro lugar y arrojado el cadáver donde finalmente fue encontrado.

Susana Cáceres, madre de cuatro hijos y de 42 años, salió de su casa de la localidad de Villa Trujui el martes 8, cerca de las 16, y dejó a la menor de sus hijas, una beba de un año y medio, al cuidado de su madre.

«Ahí vengo má», le dijo a la mujer antes de ir a pagar una deuda por unos electrodomésticos que había comprado la semana anterior.

La última vez que fue vista fue la madrugada del miércoles 9 de noviembre, en el barrio de Mariló, en Moreno, y vestía un short de jean azul y zapatillas negras.

Ante testimonios que indicaron que la mujer estaba con unas personas a bordo de una camioneta se secuestró el vehículo y fueron citados a declarar su expareja y los hermanos de ésta.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app

Cayeron «Tío Verde» y «Tiki Tiki», acusados de integrar la banda narco de «Dumbo»

AUDIO

El procedimiento fue realizado el viernes por agentes de Gendarmería Nacional. Ambos detenidos tenían pedidos de captura.

Foto Gendarmera Nacional
Foto: Gendarmería Nacional

Dos ciudadanos extranjeros apodados “Tío Verde” y “Tiki Tiki” fueron detenidos como acusados de integrar la banda narco liderada por Raúl Martín Maylli Rivera, alias “Dumbo, capturado en octubre en Perú, informaron fuentes de la Gendarmería Nacional Argentina (GNA).

El procedimiento fue realizado el viernes por agentes de la Unidad de Investigaciones de Delitos Complejos y Procedimientos Judiciales “Cinturón Sur” de la GNA, quienes simularon un patrullaje en el barrio Padre Rodolfo Ricciardelli, en el límite del Bajo Flores con Parque Chacabuco, con el objetivo de detener a dos sospechosos que tenían pedidos de captura.

En la esquina de las avenidas Corea y Curapaligüe, los gendarmes confirmaron las apariencias físicas de los prófugos, quienes intentaron escapar en distintas direcciones al interior del barrio, al percatarse de la presencia de los agentes.

Los efectivos pudieron capturarlos y comunicaron el resultado del operativo al Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal 12, quienes ordenaron la detención de ambos y su traslado para corroborar sus identificaciones.

Foto Gendarmera Nacional
Foto: Gendarmería Nacional

En ese marco, los uniformados constataron que se trataba de un ciudadano peruano apodado “Tío Verde” y otro de nacionalidad paraguaya, conocido como “Tiki Tiki”.

Ambos tenían pedidos de captura vigente como acusados de integrar la banda narco liderada por “Dumbo”, quien cayó en octubre en Perú luego de permanecer prófugo cerca de un año y medio.

Su nombre salió a la luz a mediados de mayo del 2021, cuando se registraron balaceras protagonizadas por bandas dedicadas al narcomenudeo en el barrio Padre Mugica, lo que derivó en un reclamo de seguridad por parte de los vecinos e importantes procedimientos policiales en los que se logró desbaratar parte de la organización delictiva.

A raíz de procedimientos policiales, se logró detener a 22 personas acusadas de integrar la organización, entre ellas un hijo adolescente de «Dumbo», todos actualmente a disposición del Tribunal Oral Federal 8, que en octubre pasado comenzó a juzgarlos.

A un año del asesinato de Alejandro Martínez, sus familiares piden justicia

AUDIO

«Pedimos justicia por la memoria de él, y para que el crimen no quede impune. Queremos que paguen todos los responsables», exigió Laura Lagana, expareja del hombre de 35 años que falleció mientras se encontraba detenido en una comisaría. Hay nueve policías bonaerenses acusados por el hecho.

Comisara 3ra de San Clemente del Tuyu Foto Captura Google Street View
Comisaría 3ra. de San Clemente del Tuyu / Foto Captura Google Street View.

Familiares de Alejandro Nicolás Martínez, el hombre de 35 años que falleció el 18 de noviembre de 2021 mientras se encontraba detenido en una comisaría de la localidad balnearia de San Clemente del Tuyú, pidieron que los nueve policías acusados de asesinarlo sean juzgados por el hecho, y «que todos paguen, para que el crimen no quede impune».

«Pedimos justicia por la memoria de él, y para que el crimen no quede impune. Queremos que paguen todos los responsables», exigió Laura Lagana, expareja de Martínez, y madre de uno de sus hijos.

Lagana pidió en ese sentido que la Cámara de Apelaciones de Dolores confirme la elevación a juicio del caso, y que los nueve miembros de la policía bonaerense imputados por el hecho sean juzgados, tal como dispuso el último 11 de octubre el juez de Garantías 4 de Mar del Tuyú, Diego Olivera Zapiola.

El tribunal debe definir si confirma o revoca la decisión del magistrado, tras las apelación presentada por las defensas de los acusados.

«Esperamos que el fallo del juez de Garantías sea confirmado, tanto para los tres coautores como los seis partícipes necesarios. Queremos que todos vayan a juicio»

Laura Lagana, ex parteja de Alejandro Nicolás Martínez

«Esperamos que el fallo del juez de Garantías sea confirmado, tanto para los tres coautores como los seis partícipes necesarios. Queremos que todos vayan a juicio», pidió la expareja de la víctima, que además es abogada.

Los efectivos José Pereyra (35), Christian Rohr (31) y Maximiliano Munche (48) están imputados como coautores del delito de «homicidio triplemente agravado por alevosía, ensañamiento, por el concurso premeditado de más de dos personas y por haber sido cometido por miembros de una fuerza de seguridad abusando de sus funciones».

A su vez, los policías Laura Chiarullo (36), Evelyn Garófalo (28), Jaqueline Mansilla (30), Carla Cantarella (30), Sandro Mujica (35) y Miguel Boulos (54) están acusado de ser «partícipes secundarios».

En ese sentido, Lagana consideró que «todos fueron responsables del hecho, por acción o por omisión, porque estuvieron ese 18 de noviembre en la comisaría donde fue asesinado».

El reclamo fue amplificado por otros familiares y allegados de Martínez, que se movilizaron en la tarde del viernes en la plaza principal de la localidad bonaerense de Brandsen, al cumplirse un año del hecho.

El crimen de Martínez

Según la investigación del caso, Martínez murió en la comisaría 3ra. de San Clemente tras ser trasladado en un patrullero desde el Hotel Fontainebleau, ubicado en calle 3 y avenida Costanera, luego de que empleadas del lugar denunciaran que estaba provocando daños en la habitación del séptimo piso en la que se hospedaba.

Un llamado desde esa seccional a la Unidad Funcional de Instrucción 11 (UFI 11) de Mar de Ajó, que intervino inicialmente, reportó la aprehensión del hombre por «daños» a las 0.58 del 18 de noviembre, y menos de una hora más tarde, una nueva comunicación indicó que había fallecido, por lo que se inició una causa por «averiguación causales de muerte».

El fiscal Pablo Gamaleri, titular de esa unidad descentralizada, ordenó la autopsia del cadáver, que reveló que había muerto a causa de una «asfixia mecánica» y que además había sufrido golpes y lesiones.

A raíz de las pruebas recolectadas, dos días más tarde fueron detenidos los nueve policías, y tras esas medidas, el ministro de Seguridad provincial, Sergio Berni, y las defensas de los efectivos cuestionaron los resultados de la autopsia, por lo que se dispuso una nueva.

La segunda, realizada nuevamente en el Instituto de Ciencias Forenses de Lomas de Zamora, confirmó los resultados de la primera e, incluso, estableció que el cuerpo presentaba lesiones que no habían sido notificadas en el análisis inicial.

Tras esas pericias, la causa quedó a cargo del fiscal Martín Prieto, titular de la UFI 2 descentralizada del partido bonaerense de La Costa, quien luego de 10 meses de investigación, pidió a mediados de septiembre que los nueve acusados vayan a juicio.

Una crimen planificado

Para el fiscal, quedó acreditado que todos ellos «planificaron dar muerte» a la víctima, «asignándose y cumpliendo cada uno de ellos un rol determinado».

Prieto consideró que los efectivos Pereyra, Rohr y Munche «ejercieron una extrema violencia física» sobre Martínez dentro de la seccional, «propinando golpes de puño, y aplastando múltiples partes del cuerpo mediante diversas maniobras durante un lapso temporal de unos aproximados 10 minutos»,

Precisó además que, de acuerdo a las dos autopsias realizadas al cuerpo, la víctima sufrió «múltiples lesiones» así como «fracturas costales derechas, infiltrado hemorrágico, aponeurosis epicraneana frontoparietal, cianosis cervicofacial y en tercio superior de tórax con infiltrado petequial en piel, en pulmones y corazón», lo que le provocó «un paro cardíaco traumático».

El fiscal entendió a su vez que el resto de los imputados «brindaron la cobertura necesaria para que» los otros tres «no corrieran ningún tipo de riesgo«, y para «asegurar el resultado de lo planificado, omitiendo dolosamente y abusando de los deberes a su cargo proporcionaron el ambiente y circunstancias necesarias a fin de obtener el resultado planificado, dar muerte al Sr. Martínez».

Los tres principales acusados cumplen prisión preventiva en la Unidad Penal 44 de Batán, luego de que la Sala II de la Cámara de Apelaciones de Dolores confirmó en marzo la medida dispuesta en ese sentido por el juez.

Los camaristas dispusieron, en cambio, que los otros seis efectivos fueran liberados por falta de mérito, pese a que el juez de Garantías también había dispuesto que continuaran detenidos por entender que intentarían «eludir la acción de la Justicia».

Desde el inicio de la instrucción, ocho de los acusados brindaron declaración indagatoria y en todos los casos rechazaron las acusaciones, mientras que Pereyra optó por no declarar.

Resultado final de la autopsia: Susana Cáceres fue abusada sexualmente

AUDIO

La mujer fue asesinada con múltiples heridas punzo cortantes, hematomas, un golpe en la cabeza con un objeto contundente y fue asfixiada. La data de muerte es de entre 3 a 10 días al hallazgo.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos.

El resultado final de autopsia a Susana Cáceres, la mujer encontrada asesinada el viernes en el partido bonaerense de Ituzaingó, indicó que fue abusada sexualmente, y confirmó que fue muerta con múltiples heridas punzo cortantes, hematomas en el cuerpo, un golpe en la cabeza con un objeto contundente, asfixiada y con data de muerte de entre 3 a 10 días al hallazgo, tal como lo adelantó el informe preliminar conocido en la noche del viernes, informaron este sábado fuentes judiciales.

El informe final de la autopsia señala que el cuerpo de la mujer tiene lesiones propias de haber padecido abuso sexual, no estaba quemada -como se presumío en un primer momento dado el avanzado estado de descomposición-, presentaba múltiples heridas punzo cortantes, hematomas en el cuerpo, un golpe en la cabeza con un objeto contundente, asfixiada y con data de muerte de entre 3 a 10 días al hallazgo.

Tras la autopsia, el cuerpo de Cáceres fue entregado a la familia para cumplimentar los trámites para su inhumación.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos.

La fiscal Luisa Pontecorvo, jefa de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez, pidió nuevamente otras imágenes de cámaras de seguridad de la zona al hallazgo y espera los resultados de pericias nuevos.

«Se tiene que investigar de cero porque no hay sospechosos aun del asesinato. Tenemos que seguir lo que indique el informe forense para avanzar», contó un vocero judicial.

El hallazgo del cuerpo

El hallazgo ocurrió pasadas las 13 del viernes en medio de pastizales, a la vera del río Reconquista, a metros del Camino del Buen Ayre, en jurisdicción de ese distrito de la zona oeste del conurbano, y el cuerpo fue reconocido por sus familiares.

Las fuentes informaron a Télam que el reconocimiento se logró en base a un tatuaje con el símbolo de «Chevrolet» que llevaba Cáceres en uno de sus antebrazos y la vestimenta que tenía puesta antes de desaparecer.

Los investigadores detallaron a esta agencia que el cuerpo fue encontrado durante un rastrillaje que había sido solicitado por la fiscal y realizado por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno en una zona de pastizales junto al lecho del río, a unas 20 cuadras de la casa de la víctima.

Hasta allí llegaron decenas de policías, buzos tácticos, bomberos y perros adiestrados que comenzaron a «peinar» un predio que, si bien tenía sectores alambrados, era de acceso público.

Pocos minutos después de iniciado el rastrillaje, los policías encontraron el cadáver, dijeron las fuentes consultadas.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos.

La sospecha de los investigadores es que se trata de una escena secundaria, es decir que la pudieron haber matado en otro lugar y arrojado el cadáver donde finalmente fue encontrado.

Susana Cáceres, madre de cuatro hijos y de 42 años de edad, salió de su casa de la localidad de Villa Trujui el martes 8, cerca de las 16, y dejó a la menor de sus hijas, una beba de un año y medio, al cuidado de su madre.

«Ahí vengo má», le dijo a la mujer antes de ir a pagar una deuda por unos electrodomésticos que había comprado la semana anterior.

La última vez que fue vista fue la madrugada del miércoles 9 de noviembre, en el barrio de Mariló, en Moreno, y vestía un short de jean azul y zapatillas negras.

Ante testimonios que indicaron que la mujer estaba con unas personas a bordo de una camioneta se secuestró el vehículo y fueron citados a declarar su expareja y los hermanos de ésta.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos.

A su vez, los policías bonaerenses realizaron rastrillajes en cuatro lugares de Moreno: el domicilio de Cáceres, el de Peralta, la canchita «Los Apaches» y el barrio Candia.

Además, los pesquisas realizaron el relevamiento de cámaras públicas y privadas y sobre sus redes sociales, para conocer sus movimientos previos a la desaparición, aunque por el momento sin resultados.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app

Susana Cáceres fue asfixiada, apuñalada y golpeada en el cuerpo y en la cabeza

AUDIO

El reconocimiento del cuerpo se logró en base a un tatuaje con el símbolo de «Chevrolet» que llevaba la mujer en uno de sus antebrazos y la vestimenta que llevaba puesta antes de desaparecer. Estaba desaparecida desde hace diez días.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

Susana Cáceres, la mujer encontrada asesinada en el partido bonaerense de Ituzaingó, presentaba múltiples heridas punzo cortantes, hematomas en el cuerpo, un golpe en la cabeza con un objeto contundente y fue asfixiada, de acuerdo al preinforme de autopsia, informaron fuentes judiciales.

El hallazgo del cuerpo

El hallazgo del cuerpo ocurrió pasadas las 13 en medio de pastizales, a la vera del río Reconquista, a metros del Camino del Buen Ayre, en jurisdicción de ese distrito de la zona oeste del conurbano, y el cuerpo fue reconocido por sus familiares.

Fuentes policiales y judiciales informaron a Télam que el reconocimiento se logró en base a un tatuaje con el símbolo de «Chevrolet» que llevaba Cáceres en uno de sus antebrazos y la vestimenta que tenía puesta antes de desaparecer.

Adriana, una prima de Susana, agradeció en declaraciones a la prensa «al personal policial y a los medios de comunicación» por el tratamiento que se le dio al caso, y afirmó que «ahora comienza otra etapa para aclarar todas las dudas».

Fuentes judiciales confirmaron a Télam que la fiscal Luisa Pontecorvo, jefa de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 3 de Moreno, quien investigaba desde el martes 8 de noviembre pasado la desaparición de Cáceres (42), acudió al lugar del hallazgo para coordinar el trabajo policial.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

Los investigadores informaron a Télam que el cuerpo fue encontrado durante un rastrillaje que había sido solicitado por la fiscal y realizado por personal de la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) de Moreno en una zona de pastizales junto al lecho del río, a unas 20 cuadras de la casa de la víctima.

Hasta allí llegaron decenas de policías, buzos tácticos, bomberos y perros adiestrados que comenzaron a «peinar» un predio que, si bien tenía sectores alambrados, era de acceso público.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

Pocos minutos después de iniciado el rastrillaje, los policías encontraron el cadáver, dijeron las fuentes consultadas.

La sospecha de los investigadores es que se trata de una escena secundaria, es decir que la pudieron haber matado en otro lugar y arrojado el cadáver donde finalmente fue encontrado.

Los forenses que revisaron el cuerpo en el lugar determinaron que presentaba lesiones provocadas con un arma blanca y algunos golpes, aunque tanto la data de muerte como la forma en que fue asesinada se determinará en la autopsia.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

Los allanamientos

El rastrillaje en esta zona del partido de Ituzaingó se realizó horas después de que se allanaran dos domicilios, uno de ellos en la casa del detenido Alejandro Alberto Peralta, expareja de Cáceres, ubicada en la calle Maza al 2300, del barrio Lomas de Mariló.

En tanto, el otro allanamiento, en el mismo barrio, se desplegó en la casa de un amigo de la mujer con la que testigos dijeron haberla visto por última vez.

Durante la jornada del miércoles, perros adiestrados que buscan personas vivas marcaron la cancha de fútbol ubicada sobre la calle José Hernández de la localidad de Villa Trujui, a unas siete cuadras de la casa de Cáceres, por lo que los familiares mantenían cierto optimismo en que pudieran encontrarla con vida.

Sobre la expareja de Cáceres, Peralta, detenido por portar una pistola calibre .45 con la numeración limada -pero no por la desaparición de Cáceres-, los voceros contaron que se negó a declarar ante el fiscal Federico Soñora, que lleva la causa por tenencia ilegal de arma de guerra.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

El caso de Susana

Susana Cáceres, madre de cuatro hijos, de tez trigueña, cabello largo color rubio, de 1,50 metros de altura y con tatuajes en ambos brazos, una pierna y una mano, salió de su casa de la localidad de Villa Trujui el martes 8, cerca de las 16, y dejó a la menor de sus hijas, una beba de un año y medio, al cuidado de su madre.

«Ahí vengo má», le dijo a la mujer antes de ir a pagar una deuda por unos electrodomésticos que había comprado la semana anterior,

La última vez que fue vista fue la madrugada del miércoles, en el barrio de Mariló, en Moreno, y vestía un short de jean azul y zapatillas negras.

Ante testimonios que indicaron que la mujer estaba con unas personas a bordo de una camioneta se secuestró el vehículo y fueron citados a declarar su expareja y los hermanos de ésta.

A su vez, los policías bonaerenses realizaron rastrillajes en cuatro lugares de Moreno: el domicilio de Cáceres, el de Peralta, la canchita «Los Apaches» y el barrio Candia.

Además, los pesquisas realizaron el relevamiento de cámaras públicas y privadas y sobre sus redes sociales, para conocer sus movimientos previos a la desaparición, aunque por el momento sin resultados.

Foto Pepe Mateos
Foto: Pepe Mateos

Condenaron por “lesiones gravísimas” al joven que golpeó y dejó grave al playero de un garaje

AUDIO

Arturo López, de 67 años, fue agredido en el estacionamiento de la calle Moreno al 800 por un adolescente de 17 años el viernes 19 de noviembre del 2021 y desde ese día permanece internado con un cuadro de afasia.

Condenan por lesiones gravísimas al joven que noqueó al playero del garaje de Monserrat

El joven de 18 años que el año pasado, cuando era menor de edad, golpeó y dejó con secuelas neurológicas a un empleado de una playa de estacionamiento del barrio porteño de Monserrat fue declarado hoy responsable del hecho y condenado por el delito de «lesiones gravísimas», aunque la pena, que tiene un máximo de 10 años de cárcel, le será impuesta en una futura audiencia, informaron fuentes judiciales.

El veredicto de culpabilidad fue dado a conocer este viernes por el Juzgado Penal y Penal Juvenil 11, a cargo de del juez Alejandro Villanueva, en el marco del juicio oral por las lesiones que padeció Arturo López (67), en un hecho del que mañana se cumple un año y que ocurrió en un garaje de la calle Moreno al 800 de la Capital Federal.

Al término de la lectura del veredicto, el fiscal del caso, Mauro Tereszko, aseguró al canal TN que en el Ministerio Público Fiscal de la ciudad de Buenos Aires quedaron «satisfechos con el veredicto y con el desarrollo de todo el juicio».

El hecho que se investiga ocurri el viernes 19 de noviembre del 2021 cerca de las 17 en el garaje de la calle Moreno al 800 en CABA
El hecho que se investiga ocurrió el viernes 19 de noviembre del 2021, cerca de las 17, en el garaje de la calle Moreno al 800, en CABA.

«Ayer cerramos el debate solicitando que se lo declare responsable al joven imputado por el delito de tentativa de homicidio con dolo eventual y dejamos abierta la puerta de forma subsidiaria a las lesiones gravísimas, y efectivamente el juez optó por esta alternativa», comentó el fiscal.

Al comentar el fallo, Tereszko señaló: «El juez explicó de una forma detallada y minuciosa por qué escogía esta calificación. Entendió que no había habido intención por parte del joven de darle muerte a la víctima, pero sí logramos desde la fiscalía demostrar cabalmente que el imputado obró con dolo, es decir con conocimiento y con voluntad realizadora del tipo penal».

Con esta calificación, el juez Villanueva podrá imponerle al condenado una condena que va «desde los tres a los diez años de prisión», según dijo Tereszko, aunque el monto de la pena recién se conocerá luego de que se realice lo que se llama audiencia de cesura, a desarrollarse en aproximadamente tres semanas.

«En dos o tres semanas, con algunos informes de las distintas agencias de la ciudad de Buenos Aires que tienen que ver con la Responsabilidad Penal Juvenil, vamos a estar discutiendo el monto de la pena», señaló y sobre ello anticipó: «Vamos a estar solicitar una pena que sea a la medida del reproche penal y que tenga en cuenta también el estado de salud de Arturo, que recordemos tiene lesiones irreversibles».

Las hijas de la vctima Agustina y Florencia Lpez su exesposa y abogada Miriam Luna Foto Camila Godoy
Las hijas de la víctima, Agustina y Florencia López, su exesposa y abogada Miriam Luna / Foto: Camila Godoy.

El fiscal porteño informó que «el joven actualmente se encuentra en arresto domiciliario esperando la condena que podría ser de cumplimiento condicional o efectivo».

La calificación de «lesiones gravísimas» responde a que López, la víctima del caso, aún se encuentra internado con secuelas neurológicas irreversibles, con un diagnóstico de afasia que conlleva un déficit en la capacidad del habla.

El delito está contemplado en el artículo 91 del Código Penal, que establece que «se impondrá reclusión o prisión de tres a diez años, si la lesión produjere una enfermedad mental o corporal, cierta o probablemente incurable, la inutilidad permanente para el trabajo, la pérdida de un sentido, de un órgano, de un miembro, del uso de un órgano o miembro, de la palabra o de la capacidad de engendrar o concebir».

Sin embargo, la pena podría ser disminuida por la condición de menor de edad del acusado que, al momento del hecho, tenía 17 años.

También se mostró «conforme» con el fallo Agostina, una de las hijas de López, aunque en declaraciones al canal C5N afirmó que «para estar del todo tranquilas falta que el juez establezca el monto de la pena y cómo».

«Nosotras esperamos que vaya preso, esa será nuestra victoria. Y que sea de cumplimiento efectivo, que (el condenado) no tenga la garantía de estar en su casa o porque hace un cursito se soluciona todo, porque mi viejo va a tener que lidiar con esto el resto de su vida», agregó.

Las hijas de la vctima Agustina y Florencia Lpez su exesposa y abogada Miriam Luna Foto Camila Godoy
Las hijas de la víctima, Agustina y Florencia López, su exesposa y abogada Miriam Luna / Foto: Camila Godoy.

Por último, la hija de la víctima, comentó: «Mañana se cumple justo un año de esto, 19 de noviembre, el día que nos cambió la vida a todos. Es muy difícil transitar por todo esto cuando papá todavía sigue en la clínica y sigue poniéndole el cuerpo a la rehabilitación. Él no sabe nada de todo esto, por una decisión familiar, y porque tampoco tiene la capacidad de entender qué es todo esto».

En la audiencia de ayer, la querella, representada por Miriam Luna, abogada y madre de Agostina y Florencia, hijas de la víctima, adhirió a la acusación de la fiscalía.

Por su parte, la defensa oficial había pedido que el hecho sea encuadrado como «lesiones culposas», una calificación legal más benigna para el acusado, es decir que consideró que el adolescente no se representó la gravedad del golpe ni sus consecuencias en el cuerpo y la salud de López.

La agresin se produjo en una playa de estacionamiento del barrio porteo de Monserrat
La agresión se produjo en una playa de estacionamiento del barrio porteño de Monserrat.

La agresión a López

El hecho que se investiga ocurrió el viernes 19 de noviembre del 2021, cerca de las 17, en el garaje de la calle Moreno al 800, cuando López fue increpado por un adolescente que, según testigos, le reclamaba por un rayón que tenía su vehículo.

En las imágenes de la cámara de seguridad que entonces se difundieron se observa cómo el agresor, acompañado por otros dos jóvenes y su madre, golpea de forma sorpresiva a López en el lado izquierdo de la cara, por lo que el hombre cae e impacta fuertemente contra el suelo, tras lo cual queda inconsciente en el lugar.

Tras el ataque, el joven estuvo casi cinco meses prófugo hasta que se presentó ante la Justicia el 29 de abril a las 0.15 de manera espontánea en la División Enlace Institutos Alojamiento de Menores, situada en la calle Perón 2048, en el barrio porteño de Balvanera.

Los voceros dijeron que el adolescente estuvo escondido en una comunidad gitana de la localidad bonaerense de General Rodríguez, contradiciendo las versiones de su padre, quien había dicho a Télam que se hallaba oculto en Uruguay.

Relacionadas

«Ni una bala más, ni un pibe menos», el grito de familiares y amigos de Lucas González

AUDIO

El acto, frente a los Tribunales de la calle Tucumán, fue para pedir justicia por el adolescente asesinado de un balazo en la cabeza disparado por la Policía de la Ciudad en el barrio porteño de Barracas en noviembre de 2021.

Los padres y los tres amigos de Lucas González que estaban junto a él cuando fue baleado en la cabeza por Policía de la Ciudad en el barrio porteño de Barracas en noviembre de 2021, lideraron un acto frente a los tribunales para pedir justicia al cumplirse un año del asesinato y reclamaron que no exista «ni una bala más, ni un pibe menos».

Acompañados por cientos de jóvenes, entre ellos los sobrevivientes del ataque, Héctor «Peka» González y Cintia López, recordaron a su hijo, revivieron el minuto a minuto del 17 de noviembre del año pasado y rechazaron con vehemencia la violencia policial que terminó con el crimen de Lucas.

Foto Julin lvarez
Foto: Julián Álvarez.
Foto Julin lvarez
Foto: Julián Álvarez.

Alrededor de las 18.50, cuatro colectivos estacionaron sobre la calle Tucumán que trasladaron a los asistentes, muchos de los cuales llevaban remeras con el rostro de Lucas y el pedido de justicia.

Las camisetas de Defensa y Justicia, club del partido bonaerense de Florencio Varela, donde vivía el joven junto a su familia, y de Barracas Central, donde jugaba la víctima, se entremezclaron en un pedido único de justicia.

Entre los manifestantes se hallaba la diputada nacional Myriam Bregman, quien dijo a Télam que las palabras de «Peka» González, «conmueven» y afirmó que «hay que estar acompañando y denunciando el accionar de la Policía de la Ciudad. No nos olvidemos que Lucas fue torturado, Lucas fue asesinado y no hay que permitir que vuelvan a ocurrir casos como este».

Foto Julin lvarez
Foto: Julián Álvarez.

Cánticos como «yo sabía, yo sabía, que a Lucas lo mató la Policía», y «Lucas no se murió, Lucas vive en Varela», sumado a las palmas, fueron el preludio del acto que inició cerca de las 19.20, cuando los sobrevivientes y tanto sus padres, como los del joven asesinado, subieron al escenario.

El reclamo

El primer orador fue Ricardo Zuñiga, padre de uno de los jóvenes que sobrevivió al ataque, y agradeció el «acompañamiento» de todos los presentes, y por «el apoyo» que tienen «día a día».

«Ni una bala más, ni un pibe menos», fue el grito con el que concluyó su mensaje, entre un fuerte aplauso de los presentes, y dio paso a Andrea, su esposa, quien contó cómo hace un año recibió el mensaje de su hijo en el que le decía que había quedado en Barracas Central, y media hora después un audio alertando que le pegaron un tiro a su compañero.

Foto Julin lvarez
Foto: Julián Álvarez.
Foto Julin lvarez
Foto: Julián Álvarez.

Uno de los sobrevivientes, quien lloró desde que comenzó el acto, aseguró que «de perder a un amigo no se vuelve», y que, de ese día, elige «recordar los momentos felices», entre tantas cosas malas que le pasaron.

«Quiero cerrar diciéndole a Lucas que lo extraño mucho y espero darle el abrazo que le quiero dar. ¡Lucas está presente loco!», concluyó el joven muy emocionado, para luego abrazarse con sus padres.

Otro de los sobrevivientes dijo que pasaron «el peor momento» de sus vidas, que perdió a su mejor amigo en sus «rodillas» y relató el momento en que fueron esposados y tirados al piso por dos policías a las que les pidieron ayuda, tras lo cual no pudo continuar con su relato.

«Peka» González afirmó que «fue un año complicadísimo», en el cual su esposa, «en dos oportunidades se quiso quitar la vida».

«Yo sigo acá de pie, acá donde estoy, pidiendo justicia, solamente justicia, no quiero más nada», aseguró el hombre, quien agregó: «Yo crié a un chico con valores, con mucho esfuerzo. Lo mandé a entrenar, yo no lo mandé a robar, yo crié un hijo de bien, me costó, y hoy estoy orgulloso de estar acá, de decir que es mi hijo, que Lucas no me abandona, que Lucas está al lado mío porque se lo pido todos los días».

Cintia López, la mamá de Lucas, se mostró con los botines de su hijo colgados en su pecho. «Acá tengo las armas», como le llama ella.

Foto Julin lvarez
Foto: Julián Álvarez.
Foto Julin lvarez
Foto: Julián Álvarez.

«Hoy hace un año que mi vida se fue con mi hijo, ya no soy la de siempre, arruinaron a toda una familia, a todos sus amigos, en donde le sacaron los sueños a mi hijo, en donde ellos le cortaron las piernas a mi hijo. Yo hoy no quería estar acá, hace un año que vivo el calvario, la peor pesadilla que una madre, o padre, o amigo pueden tener», dijo conmovida la mujer.

En ese sentido, añadió: «Intenté irme con mi hijo, no pude o no quiso mi hijo que tal vez me vaya con él, seguramente quería que me quede acá con sus hermanos, que es lo que tengo que hacer, seguir criando a mis hijos, y el día que me toque partir ir al gran encuentro con mi hijo».

El asesinato

El crimen de Lucas ocurrió en la mañana del 17 de noviembre de 2021, cuando el joven y tres amigos salieron del entrenamiento en el club de fútbol Barracas Central y se subieron al Volkswagen Suran del padre de uno de ellos, para volver a la localidad bonaerense de Florencio Varela, donde vivían.

Tras detenerse en un kiosco, comenzaron a ser perseguidos por un Nissan Tiida, en el que circulaban tres policías de la Brigada 6 de la Comisaría Vecinal 4D, quienes realizaban tareas de campo en la intersección de las avenidas Iriarte y Vélez Sarsfield.

De acuerdo con la investigación, los policías informaron al servicio de comunicaciones policiales que perseguían un automóvil con «cuatro masculinos con apariencia menores, jóvenes», refirieron «que estaban armados», y les cruzaron el Nissan Tiida para detenerlos.

Foto Julin lvarez
Foto: Julián Álvarez.

Como el automóvil de la brigada no tenía ninguna identificación ni los policías vestían chalecos ni uniformes policiales, los chicos pensaron que podían ser ladrones y quisieron escapar, pero fue entonces cuando los efectivos policiales dispararon contra el Volkswagen Suran.

Lucas recibió dos disparos, uno de ellos en la cabeza, que produjo su muerte al día siguiente en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela.

Ayer, el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 25 fijó para el 16 de marzo de 2023 el inicio del juicio oral al que serán sometidos 14 efectivos de la Policía de la Ciudad acusados del crimen.

«Mi mamá está muerta»: la revelación del nene de cinco años testigo de un femicidio

AUDIO

El juicio por el femicidio de Gloria Cristina Domínguez Zimmerman, cometido el 14 de junio del 2021 comienza este jueves en la sede de la Universidad Nacional de La Matanza. Fue su hijo quien alertó de lo sucedido a un vecino, lo que permitió que el cuerpo de la víctima fuera hallado en un edificio abandonado.

Se realizaron manifestaciones pidiendo justicia por el femicidio de Gloria Cristina Domnguez Zimmerman
Se realizaron manifestaciones pidiendo justicia por el femicidio de Gloria Cristina Domínguez Zimmerman.

Un hombre comenzará a ser juzgado este jueves por abusar sexualmente y matar a golpes a una mujer de 29 años frente a su hijo de 5, quien alertó de lo sucedido a un vecino, lo que permitió que el cuerpo de la víctima fuera hallado en un edificio abandonado de la localidad bonaerense de Villa Luzuriaga en junio del año pasado, informaron fuentes judiciales.

El juicio por el femicidio de Gloria Cristina Domínguez Zimmerman, cometido el 14 de junio del 2021, se realizará ante el Tribunal Oral Criminal (TOC) 4 de La Matanza y tendrá en el banquillo de los acusados a Juan Leonardo Doval (41), a quien se le imputan los delitos de «abuso sexual con acceso carnal, homicidio agravado por ser criminis causa (matar para lograr la impunidad) y por femicidio», cuya pena en expectativa es la de prisión perpetua.

El debate comenzará a las 8.30 en la sede de la Universidad Nacional de La Matanza ante los jueces Franco Fiumara, Nicolás Grapassonno y Gerardo Gayol.

La acusación estará a cargo del fiscal de juicio Sergio Antín y la abogada defensora de Dovar será Silvina Fernandez Rosano.

El testimonio del hijo de la víctima, la clave

El viudo de la víctima, Benereo Ocampos, dijo a Télam que espera Justicia y que el acusado «sea condenado como se debe».

Tras asegurar que se siente «un poco nervioso» ante el inminente inicio del debate, Ocampos agregó: «Este tipo me dejó mal, me hizo perder muchas cosas, nos sacó a la mamá de mis hijos y nos cambió la vida totalmente. Desde ahí que estoy luchando, mi hijo está mal».

El hombre se refirió así a uno de los hijos de la víctima, de entonces 5 años, quien fue testigo del asesinato y aparece en una cámara de seguridad caminando junto a su madre el día del crimen, cuando se encontraron con el acusado que supuestamente iba a venderle a la mujer una panchera para el kiosco en el que trabajaba.

«Mi mamá está muerta, le pegaron con algo en la cabeza y en todo el cuerpo» y la «dejaron tirada en las rejas blancas», le dijo el nene a un vecino que lo encontró deambulando solo en la calle ese día, según la declaración testimonial de esa persona que el fiscal de La Matanza Gastón Duplaá, a cargo de instruir el caso, reseñó en su requerimiento de elevación a juicio al que accedió Télam.

Gracias a la descripción de su hijo, el cuerpo golpeado de Domínguez Zimmerman fue hallado en el primer piso de un predio abandonado desde hacía mas de 10 años en Villa Luzuriaga, hasta donde fue llevada engañada por el asesino.

El femicidio se produjo delante del hijo de 5 aos de la vctima
El femicidio se produjo delante del hijo de 5 años de la víctima.

El imputado se mantuvo prófugo por tres días

El sospechoso fue rápidamente reconocido por su hermana, Johana Doval, en imágenes captadas por una cámara de seguridad difundida por las autoridades tras el hallazgo del cuerpo de la víctima.

La mujer contó también a los pesquisas que su hermano había estado preso cumpliendo una pena de 17 años de prisión por una violación.

Por tal motivo, ese mismo 14 de junio se dictó su captura nacional e internacional, aunque recién fue localizado tres días después, el 17, en una parrilla ubicada debajo de un puente en cercanías del Mercado Central, en Tapiales, por efectivos de la Delegación Departamental de Investigaciones de La Matanza.

Para evitar ser reconocido y detenido, Doval se había afeitado la barba con la que había quedado registrado en las imágenes en las que se lo ve caminar junto a Domínguez Zimmerman y al niño, en lo que fue el último registro con vida de la víctima.

En el requerimiento fiscal de fecha 13 de abril de este año, el fiscal Duplaá detalló que las imágenes «muestran a la víctima en momentos en los que parece que se dirige voluntariamente junto a su hijo menor de edad y en compañía del aquí imputado, hacia el lugar donde aquella resultó finalmente víctima de una agresión sexual y luego asesinada».

«Es mi convicción que el negocio mencionado supera en relación a la adquisición de la panchera por parte de Domínguez, resultó ser el pretexto ardidoso, planificado, y finalmente ensayado por el aquí imputado para convencer a su víctima, luego de hablar sobre el tema, de que la acompañe al lugar donde finalmente llevó a cabo, lo que considero, fue su plan criminal», añadió el acusador.

Gloria Cristina Domnguez Zimmerman
Gloria Cristina Domínguez Zimmerman.

Para el fiscal, el imputado además «se apoderó ilegítimamente de un teléfono celular celular marca Samsung J2 y de al menos la suma de cuatro mil pesos en dinero en efectivo de propiedad Domínguez», tras lo cual huyó del lugar y «posteriormente se hizo presente en el domicilio de su hermana, Johana Doval, y su pareja (…) y se apodero ilegítimamente de la suma de veintiún mil pesos en dinero en efectivo ($ 21.000) (…) para al fin abandonar el inmueble llevando consigo el fruto del botín».

Con la información obtenida, la policía realizó un allanamiento en un departamento de los monoblocks situados en Triunvirato 4175, en Villa Luzuriaga -a cuatro cuadras de la casa de la víctima, a tres del kiosco donde trabajaba Domínguez Zimmerman y a seis de la escena del crimen-, donde la policía encontró gasas manchadas con sangre.

Sin embargo, el acusado recién pudo ser localizado y reducido por los efectivos en la parrilla de Tapiales.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app

El intendente de San Francisco reafirmó que el odontólogo detenido fue quien lo baleó

AUDIO

Damián Bernarte declaró ante el fiscal Bernardo Alberione que el autor de los disparos a corta distancia fue Carlos Lucato, aunque no trascendió sobre el móvil de la agresión.

Damian Bernarte
Damian Bernarte.

El intendente de la ciudad cordobesa de San Francisco, Damián Bernarte, baleado en la madrugada del 6 de noviembre cuando se retiraba de un evento en esa localidad del este provincial, ratificó en la Justicia que el odontólogo Carlos Lucato fue el que le disparó con un arma corta en la zona abdominal que le causó serias lesiones por las que permanece internado, informaron fuentes de la investigación.

El fiscal de Delitos Complejos de San Francisco, Bernardo Alberione, se trasladó hasta el hospital Iturraspe de San Francisco para tomarle declaración testimonial sobre el hecho que se investiga.

Una fuente vinculada a la investigación afirmó que en la declaración el intendente Bernarte (52) confirmó sin ninguna duda que el agresor fue el odontólogo Lucato (52), aunque nada trascendió sobre el móvil de la agresión.

Lucato está imputado del «homicidio en grado de tentativa agravado por uso de arma de fuego» y se encuentra alojado en el penal de Bouwer, ubicado en las afueras de la ciudad de Córdoba.

Luego de las graves heridas sufridas el intendente fue sometido a una cirugía y se recupera en una sala intermedia, luego de permanecer una semana en la Unidad de Terapia Intensiva, y hoy envió un mensaje a la sociedad de San Francisco, en el cual expresó: “la vida me dio una nueva oportunidad”.

Agradeció el acompañamiento de su familia, amigos y de la población, y lamentó el “angustiante hecho que puso en vilo la tranquilidad” de su querida comunidad”.

“Soy absolutamente consciente de que esta situación alteró la vida institucional de la ciudad y es por eso que siento la necesidad de pedirle perdón a cada uno de los sanfrancisqueños y sanfrancisqueñas. Y, de todo corazón, pedirles también, prudencia y respeto, dejando en manos de la Justicia el esclarecimiento de lo sucedido», manifestó en un texto que se conoció por las redes sociales.

El hecho que se investiga ocurrió en las primeras horas de la madrugada del domingo 6 cuando el intendente se retiraba de un festejo por el Día del Empleado Bancario y, cuando estaba por subir a su automóvil, fue abordado por el odontólogo Lucato, quien le disparó con un arma calibre .22 que aún no fue encontrada.

Luego de recibir el balazo en la zona abdominal, el intendente pidió ayuda a unos vecinos, quienes lo trasladaron nuevamente hasta el salón del evento, donde recibió asistencia hasta que llegó el servicio de emergencia que lo atendió.

Mientras era atendido, Bernarte mencionó el apellido de Lucato como el del atacante y a partir de esos datos fue primero detenido Renzo Lucato (27), aunque luego fue liberado y quedó aprehendido su padre, cuya esposa trabaja como empleada municipal.

Por el daño causado por el balazo le extirparon al intendente un riñón, una parte del intestino delgado y unos 40 centímetros de la primera porción del intestino delgado, además de intervenciones en la zona del estómago.

Lucato, a través de su abogado Gabriel Cornaglia, había negado ser el autor del ataque, aunque previo al incidente las cámaras de seguridad lo ubican merodeando en las cercanías del automóvil del intendente.

A 30 años, señalizaron la casa donde Barreda asesinó a su esposa, sus hijas y su suegra

AUDIO

«Nunca se había hecho un homenaje que las reconozca a ellas (las víctimas)», destacó la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz.

Foto Eva Cabrera
Foto: Eva Cabrera.

La casona del centro de la ciudad de La Plata donde hace 30 años el odontólogo Ricardo Barreda asesinó a su esposa, su suegra y sus dos hijas fue señalizada por el Gobierno bonaerense para visibilizar y recordar a Gladys, Elena Cecilia y Adriana, las cuatro mujeres víctimas de femicidio.

«Centro de Memoria activa feminista. Elena Arreche (86), Gladys McDonald (57); Cecilia Barreda (26) y Adriana Barreda (24) vivieron en esta casa donde luego fueron víctimas de femicidio. Recuperar este espacio y transformarlo en sitio de memoria constituye un acto de reparación desde el Estado para la prevención y erradicación de las violencias por razones de género», se lee en la placa transparente colocada esta tarde junto al portón negro del frente de la vivienda situada en calle 48, entre 11 y 12.

Foto Eva Cabrera
Foto: Eva Cabrera.

En una de las ventanas, donde hasta se leía un grafiti con el nombre del femicida, fue colocada una foto color en la que se ve a las cuatro mujeres asesinadas, lo que emocionó a varias amigas de las víctima.

«Nunca se había hecho un homenaje que las reconozca a ellas (las víctimas)», expresó a Télam la ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz.

La ministra explicó que con la señalización de esta casona como Centro de memoria activa feminista se avanza «en el cumplimiento de lo que se decidió por ley, la ley de expropiación, que esta casa sea un espacio de memoria, de políticas públicas de prevención de las violencias».

Díaz destacó que con el objetivo de visibilizar a las cuatro mujeres víctimas de femicidio hicieron «contacto con amigas de Cecilia y Adriana, para que las recordaran, contaran lo que compartieron juntas, lo que soñaron, las expectativas de casamiento, las planificaciones de un futuro que fue cortado por la violencia femicida».

Foto Eva Cabrera
Foto: Eva Cabrera.

«Esta visibilización es una política reparatoria que el ministerio está cumpliendo», afirmó la funcionaria provincial, que calificó este evento «como una jornada que conmueve «.

También recordó que la ciudad de La Plata «tiene un récord siniestro del país» por haber ocurrido allí «dos cuádruples femicidios», en referencia a las tres mujeres y una niña asesinadas en un departamento del barrio La Loma, el 27 de noviembre de 2011.

El homenaje a las víctimas

En el acto de señalización se repartieron entre los presentes fotos de las cuatro mujeres y hablaron varias amigas de Cecilia y Adriana, quienes, conmovidas, recordaron haber compartido el colegio primario y secundario con ellas, las tardes reunidas allí después de clases o el ser esa casona el punto de reunión previo a cualquier salida por estar en el centro platense.

«A él (por Ricardo Barreda), no lo recuerdo. Pero las tardes y la leche en la casa de Cecilia no me las olvido jamás», dijo una de las amigas de Cecilia, quien recordó que la ausencia de esta víctima los «marcó».

Foto Eva Cabrera
Foto: Eva Cabrera.

Con pesar, recordó los comentarios que en esa época suscitó el hecho cuando «la gente festejaba y celebraba lo que este señor hizo con las cuatro mujeres» y en ese sentido afirmó: «No me gusta la sociedad que representa esos dichos.»

El caso

La mañana del 15 de noviembre de 1992 en la casona estaban Barreda, su esposa Gladys, su suegra Elena y las dos hijas de la pareja, Cecilia y Adriana.

Según el relato justificador del femicida, cuando informó a su esposa que iba a limpiar unas telarañas, la mujer se habría burlado diciéndole «andá a limpiar que los trabajos de Conchita son los que mejor te quedan».

«El Conchita no va a limpiar nada la entrada. El Conchita va a atar la parra», dijo Barreda y al ir a buscar a un armario una herramienta, vio su escopeta Víctor Sarrasqueta, calibre 16,5, que le había regalado su suegra.

«Sentí como una fuerza que me impulsaba a tomarla. La tomo, voy hasta la cocina, donde estaba Adriana, y disparo», declararía él en el juicio y agregó: «Se me había metido en la cabeza una idea fulera. Una idea fija. Una idea de muerte. Eran ellas o yo.»

Tras asesinar a las cuatro mujeres de varios disparos, el hombre desordenó la casa, se subió a su Ford Falcon color verde y abandonó el lugar.

Telam SE
Telam SE

Luego, Barreda descartó el arma en la localidad de Punta Lara, fue al zoológico y a visitar la tumba de sus padres; tras lo cual se encontró con su amante, Hilda, cenó con ella en una pizzería y fueron a un hotel alojamiento.

Al regresar a la casona, llamó a la policía para denunciar que en su ausencia había ocurrido un robo y había «muertos».

«Volví a mi casa de pescar y cuando volví a casa me encontré con todo esto. Acá hubo un asalto. Ahí están los cuerpos», dijo Barrreda cuando llegó la Policía.

La frialdad de Barreda hizo sospechar a los efectivos, que comenzaron a interrogar al dentista, hasta que éste se quebró y confesó haber matado a las mujeres.

En 1995 Barreda fue condenado a prisión perpetua y en mayo de 2008 abandonó la Unidad Penal 9 de La Plata al ser beneficiado con un arresto domiciliario, tras lo cual, se fue vivir con su nueva pareja, Berta «Pochi» André, quien murió en julio de 2015 como consecuencia del deterioro de su salud a raíz de graves problemas neurológicos.

En diciembre de ese mismo año, el dentista recibió la libertad condicional, mientras que en mayo de 2016 se declaró «extinguida la pena» y se hicieron «cesar las accesorias legales impuestas».

A partir de esta resolución, Barreda quedó en plena libertad y ya no tuvo que ser controlado por la Justicia.

Foto Carlos Cermele Archivo
Foto: Carlos Cermele (Archivo).

Pero poco después se presentó solo en un hospital de la localidad de General Pacheco -con una identidad falsa y visiblemente desmejorado- donde permaneció internado durante 457 días debido a un cuadro de salud mental, según dijeron entonces los médicos que lo asistieron

Durante su internación, tuvo problemas con algunas enfermeras, que denunciaron que las maltrataba.

En julio de 2017 salió del centro asistencial y fue enviado a una pensión de General Pacheco y después se mudó a San Martín, donde estuvo alojado varios meses en el Hospital Eva Perón.

Finalmente, el 10 de marzo de 2020 quedó internado en el geriátrico «Del Rosario», de José C. Paz, hasta que el 25 de mayo murió a los 84 años.

DE ESCENA DEL CUÁDRUPLE FEMICIDIO A CENTRO DE ATENCIÓN A LAS VÍCTIMAS DE VIOLENCIA

La casona donde aquel 15 de noviembre de 1992 Ricardo Barreda asesinó a sus hijas, esposa y suegra será reconvertida en un centro para la atención de mujeres en situación de violencia de género y administrada por la municipalidad de La Plata.

«Asesino», se lee en letras blancas sobre el portón negro de la entrada imperial a la casona ubicada en las calles 48, entre 11 y 12, del centro de La Plata.

La vivienda tiene dos plantas y dos enormes ventanas en la planta baja que dan a la calle y hoy están tabicadas por chapas oxidadas y maderas, para impedir el ingreso de intrusos.

En una de esas ventanas se leía «Barreda» en letras blancas y debajo una pegatina de carteles con el rostro de otras mujeres víctimas de femicidio, resabio de las numerosas marchas realizadas contra la violencia de género que toman a esta vivienda como parte del circuito de la movilización para expresar la lucha por la erradicación de los femicidios.

Pero esta tarde, todo esto fue cubierto por una enorme foto a color de las cuatro mujeres durante un acto al cumplirse 30 años del cuádruple femicidio.

La ministra de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual bonaerense, Estela Díaz, recordó durante el acto de señalización que si bien la ley que expropió esta vivienda «es de vieja data» no se había cumplido.

«Nos propusimos cumplir con ese proceso, que atravesó trámite engorroso, pero del que ya estamos con el último borrador del traspaso», afirmó.

«Esperamos se sancione en el Concejo Deliberante de La Plata la ordenanza que lo defina como un lugar de prevención de las violencias y de trabajo de la memoria. Recordar lo que pasó y también reconstruir el camino de las políticas de prevención de las violencias», añadió la ministra.

Luego, Díaz reflexionó: «En términos históricos 30 años no es nada, pero son tres décadas a las que podemos reconocer que hemos recorrido un camino sostenido de ampliación de derechos y cambios de sentidos políticos.»

«Con esta casa ayudaron los vecinos y vecinas porque cada vez que hubo un intento de intrusarla, vandalizarla, incendiarla, la cuidaron y protegieron y nos permitieron estar hoy muy cerca de que esta casa cumpla con el fin de la ley, que sea un lugar de memoria, de prevención y atención de las violencias», destacó la ministra.

Díaz remarcó que a partir de ahora con esa placa que designa a la casona como «Centro de memoria activa feminista» va a haber un lugar más a adonde acercarse «ante situaciones de violencia» y en el que se va a «hacer un proceso de memoria que repara, que tiene que tener los capítulos de la infamia del machismo que celebró el femicidio».

«Tenemos que seguir avergonzados de eso, para nunca más tener una sociedad que celebre el asesinato por ser mujer, ni en Argentina, ni en al provincia de Buenos Aires ni en La Plata», concluyó.

En esta jornada de memoria y señalización también estuvieron presentes la subsecretaria de Políticas contra las Violencias por Razones de Género, Flavia Delmas; e Iliana Cid, secretaria de Asistencia a la Víctima y Políticas de Género de la municipalidad de La Plata; además de familiares de otras víctimas de violencia de género de la capital bonaerense.

En octubre del año pasado, cuando se consolidó la toma de posesión de la casa por parte de la provincia de Buenos Aires se informó que la casa sería entregada a la Municipalidad de La Plata, pero se explicó que «está aún bajo la órbita del estado provincial, en el marco de una transición al municipio».

Semanas atrás, una grúa retiró del garaje un viejo Ford Falcon y un DKW que habían pertenecido al odontólogo y se hallaban abandonados.

La última vez que el dentista había usado ese Falcon fue para manejar hasta Punta Lara, donde arrojó la escopeta Víctor Sarrasqueta con la que acababa de acribillar a su familia.

El retiro de los dos vehículos formó parte del proceso que se está llevando a cabo en el lugar, antes de que las autoridades provinciales concreten el traspaso del inmueble al municipio.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app

LOS ANTEOJOS DE BARREDA, UN FETICHE CELEBRATORIO QUE MERECE «CONDENA SOCIAL»

La venta de los anteojos de Ricardo Barreda a un precio «exorbitante» muestra al femicida como «una celebridad» y coloca en un «lugar reverenciado» algo que «en realidad, la sociedad argentina debería condenar», sostuvo la subsecretaria de Políticas contra las Violencias por Razones de Género del Ministerio de Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires, Flavia Delmas, a 30 años del cuádruple femicidio.

«Durante todos estos 30 años hemos conocido todo lo que pasaba con este señor: si estudiaba, si no, cómo se lo trataba en la cárcel, sabíamos que se lo aplaudía, que los demás presos lo tenían como una persona importante. En fin, un seguimiento a él y un ponerlo en un lugar destacado como reverenciando, algo que en realidad la sociedad argentina debería condenar», dijo hoy a Télam Delmas.

Los anteojos Stetson de Barreda, fallecido el 25 de mayo de 2020, se encontraban a la venta en la plataforma de Mercado Libre por un monto de 25 millones de pesos.

El dueño de los anteojos, cuya identidad se desconoce, afirmó en declaraciones periodísticas que recibió unas 20 ofertas, algunas de México y de Estados Unidos.

De acuerdo a diversas versiones, el odontólogo le regaló esas gafas a un amigo que iba a visitarlo a la pensión donde pasó la última parte de su vida y le dijo: «Te los regalo porque cuando me muera vas a poder venderlas y va a salir guita. Es un regalo. Acá están todos locos. Llegaron a vender remeras y tazas con mi nombre».

El marketing asociado a Barreda llegó incluso a la creación de la página web «maestrobarre-da.com», donde un hombre anónimo vendía pins y escudos con la imagen del femicida.

Para Delmas, el mensaje que deja este tipo de ventas es «que se trata casi de una celebridad», al tiempo que consideró que «esa mercantilización contribuye a reforzar ciertos sentidos» y que invisibiliza «absolutamente» la figura e historia de las víctimas.

«Pensaba en qué es lo que queda de aquello que pasó en el 92. Principalmente, del sentido que se instaló en donde se exaltó esa masculinidad trágica del ‘justiciero’, que con un arma mató a las mujeres de su casa que ‘lo atormentaban'», recordó la subsecretaria. Y lo vinculó con los «chistes» de mal gusto que se hicieron históricamente sobre las suegras, asociándolas como «insoportables» y relacionándolas con este caso.

En este sentido, consideró que estas publicaciones deberían ser reguladas, al igual que los discursos de odio, ya que la «comunicación tiene que tener un sentido de responsabilidad social».

En lugar de mercantilizar estos objetos, Delmas enfatizó en que «lo que deberíamos hacer es construir espacios de memoria donde se ayude a crear sensibilidad y conciencia sobre los hechos que sucedieron».

«Nos parece fundamental el tema de recuperar la memoria para reparar y hablar de esas situaciones porque muchas de ellas quedan en el olvido. Los femicidios se conocen en el momento en que suceden y después ya nadie más habla de lo sucedido. En cuanto al caso de Barreda, la sociedad de La Plata fue marcada fuertemente por este hecho y también la Argentina», sostuvo Delmas.

Sobre este tema, recordó que «nuestro país tiene un gran aprendizaje con los organismos de derechos humanos, con Madres y Abuelas, de rescatar la memoria de quienes no pudieron decir lo que pasó».

El hombre que mató a su madre de 100 puñaladas estuvo internado en un neuropsiquiátrico

AUDIO

Marcelo González apuñaló Buenaventura Sena dentro de la vivienda que compartían en la localidad bonaerense de Bosques. En la indagatoria se negó a declarar por recomendación del defensor oficial. 

Tomando los medicamentos estaba muy bien pero cuando entr en la religin le hicieron sacar los medicamentos dijo la hermana de Sena sobre el cuadro de esquizofrenia de su sobrino Foto Fernando Gens
“Tomando los medicamentos estaba muy bien, pero cuando entró en la religión, le hicieron sacar los medicamentos”, dijo la hermana de Sena sobre el cuadro de esquizofrenia de su sobrino. / Foto: Fernando Gens.

El hombre acusado de asesinar de al menos 100 puñaladas a su madre en una vivienda de la localidad bonaerense de Bosques, partido de Florencio Varela, había estado internado por problemas psiquiátricos, según informaron fuentes judiciales, quienes agregaron que  esta tarde se negó a declarar ante la fiscal de la causa y permanecerá detenido.

Los voceros dijeron a Télam que la fiscal Vanesa Maiola, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Florencio Varela, indagó en la tarde del lunes al imputado Osvaldo Marcelo González (48), pero éste se negó a declarar por recomendación del defensor oficial.

González está acusado de asesinar de al menos 100 puñaladas a su madre, Buenaventura Sena (78), el pasado sábado dentro de la vivienda que compartían en la localidad bonaerense de Bosques, partido de Florencio Varela.

Según el resultado de la autopsia, la mujer murió producto de varias lesiones que derivaron en un shock hipovolémico.

En tanto, si bien no hay registros de denuncias en la Justicia penal contra González, vecinos de la familia dijeron que el hombre estuvo internado en un centro neuropsiquiátrico porque padece esquizofrenia.

La madre nos dijo que era esquizofrénico, que estuvo internado en la adolescencia y que ella lo sacó cuando falleció su maridopara no quedarse sola. Mientras estaba tratado, estaba bien. Hace un mes y medio que su pareja lo dejó y ahí empezó con las recaídas”, dijo Cecilia, vecina de la zona.

La mujer fue la primera persona en ingresar a la casa y ver el cuerpo de Sena, que se encontraba en el patio delantero cubierto con varios muebles que el propio atacante había sacado del interior de su casa.

“El sábado mi hijo me dice que Marcelo estaba afuera en ropa interior y todo golpeado. Salgo, le pregunto qué le pasó y por qué había sacado todas las cosas de su casa afuera. Me dijo que no le pasaba nada; vi que tenía sangre en las manos, no me sabía decir qué le había pasado», recordó la mujer.

Y agregó: «Le pregunté por su madre y me dijo que desde anoche estaba internada. Le dije ‘no puede ser’ y mientras yo la llamaba a los gritos. Mi hijo le preguntó dónde estaba y le dijo ´mi mamá se murió´, y nos señala un lugar y efectivamente estaba ahí, debajo de un tumulto de muebles”, continuó la vecina.

Por su parte, Isabel, hermana de Sena y tía de González, aseguró que su sobrino “era muy malo” y que cuando le agarraban los brotes psicóticos “decía que nos quería matar a su madre y a mí”.

“La semana anterior quiso prender fuego la casa. Decía que acá iba a haber un velatorio. Yo tenía miedo de quedarme a dormir y que nos mate. Mi hermana me pedía que venga a acompañarla porque un día la iba a matar a ella o matarse él”, aseguró Isabel ante los medios de prensa.

La mujer dijo que su sobrino formaba parte de una secta en la cual lo indujeron a dejar la medicación y que vivían amenazados por él.

“Tomando los medicamentos estaba muy bien, pero cuando entró en la religión, le hicieron sacar los medicamentos”, concluyó.

«Los Monos» atacaron de 12 tiros el penal de Marcos Paz donde está preso «Guille» Cantero

AUDIO

Luego de la balacera que afectó el predio contiguo a la cárcel donde se construye el Complejo Penitenciario Federal VII,  los atacantes dejaron un cartel con una amenaza de muerte contra el Servicio Penitenciario Federal (SPF) con la leyenda “con la mafia no se jode”.

El penal de Marcos Paz que fue atacado el domingo
El penal de Marcos Paz que fue atacado el domingo.

La banda narco rosarina “Los Monos” atacó de 12 balazos una obra en construcción lindera de la cárcel federal de Marcos Paz donde cumple sus múltiples condenas su jefe Ariel “Guille” Cantero, y dejó un cartel con una amenaza de muerte contra el Servicio Penitenciario Federal (SPF) con la leyenda “con la mafia no se jode”, informaron este lunes fuentes judiciales y policiales.

El hecho ocurrió a las 18.25 del domingo en el predio donde se está construyendo lo que será el Complejo Penitenciario Federal VII de Marcos Paz, lindero al número II, que es la cárcel federal de máxima seguridad donde está preso Cantero.

Los atacantes llegaron en un auto color gris y desde allí bajaron para efectuar al menos 12 balazos con pistolas calibre 9 milímetros.

Seis de esos disparos impactaron en la garita del sereno de la obra, quien de todas formas salió ileso del ataque.

“Dejen de verduguear a Guille Cantero. Vamos a matar a los del servicio. Con la mafia no se jode”, dice la amenaza escrita en un cartón que dejaron los delincuentes en el lugar del hecho.

Minutos antes del hecho, la banda grabó dentro de un auto con caja automática un video -difundido por el canal de noticias C5N-, donde se ve el mismo cartel sostenido por un delincuente y luego se exhiben cinco pistolas semiautomáticas.

En el video, que dura 15 segundos, no se ve ninguno de los rostros de los atacantes, pero sí se observa que todos tenían colocados guantes de látex celestes.

El caso es investigado por la Ayudantía Fiscal de Marcos Paz, que depende del Ministerio Público Fiscal de Mercedes, es decir en el ámbito de la justicia penal ordinaria, aunque fuentes judiciales indicaron a Télam que no se descarta que en las próximas horas se plantee una cuestión de incompetencia y gire las actuaciones –por ahora caratuladas como “abuso de arma”-, al fuero federal.

Por ello, el caso podría terminar derivado al Juzgado Federal 2 de Morón, que es el que está de turno y tiene jurisdicción federal en esa zona.

La Ayudantía Fiscal de Marcos Paz convocó este domingo a los peritos de la Superintendencia de Policía Científica de la policía bonaerense, quienes en el lugar secuestraron no solo el cartel de la amenaza, sino también evidencia balística.

Guille Cantero est detenido desde 2013
«Guille» Cantero está detenido desde 2013.

Una fuente de la investigación precisó a Télam que en el lugar se verificaron seis impactos de bala y que los peritos recolectaron 12 vainas servidas, todas ellas de calibre 9 milímetros, que fueron recolectadas para posteriores estudios que revelarán qué cantidad de armas se emplearon para el ataque y para eventuales y futuros cotejos balísticos.

«En el video se observa que son todas pistolas 9 milímetros, algunas marca Bersa, otras Browning y alguna otra que puede ser una Tanfoglio. Una de ellas incluso con un cargador extendido», dijo a Télam un jefe policial sobre el armamento que se ve en el video.

Si bien «Los Monos» tienen varios antecedentes de balaceras a edificios judiciales, policiales o viviendas particulares de funcionarios, todos ocurrieron en ámbito de la provincia de Santa Fe y esta es la primera vez que lo hacen fuera de esa jurisdicción.

«Guille» Cantero está detenido desde que en 2013 se entregó a la Policía de Rosario mientras tenía un pedido de captura por su participación en un asesinato en venganza de la muerte de su hermano «Pájaro».

Desde entonces acumuló ocho condenas por distintos delitos –tráfico de drogas, homicidio, balaceras, secuestro extorsivo- por 96 años de cárcel y está preso en el penal federal de Marcos Paz.

«Los Monos» atacaron de 12 tiros el penal de Marcos Paz donde está preso «Guille» Cantero

AUDIO

Luego de la balacera que afectó el predio contiguo a la cárcel donde se construye el Complejo Penitenciario Federal VII,  los atacantes dejaron un cartel con una amenaza de muerte contra el Servicio Penitenciario Federal (SPF) con la leyenda “con la mafia no se jode”.

El penal de Marcos Paz que fue atacado el domingo
El penal de Marcos Paz que fue atacado el domingo.

La banda narco rosarina “Los Monos” atacó de 12 balazos una obra en construcción lindera de la cárcel federal de Marcos Paz donde cumple sus múltiples condenas su jefe Ariel “Guille” Cantero, y dejó un cartel con una amenaza de muerte contra el Servicio Penitenciario Federal (SPF) con la leyenda “con la mafia no se jode”, informaron este lunes fuentes judiciales y policiales.

El hecho ocurrió a las 18.25 del domingo en el predio donde se está construyendo lo que será el Complejo Penitenciario Federal VII de Marcos Paz, lindero al número II, que es la cárcel federal de máxima seguridad donde está preso Cantero.

Los atacantes llegaron en un auto color gris y desde allí bajaron para efectuar al menos 12 balazos con pistolas calibre 9 milímetros.

Seis de esos disparos impactaron en la garita del sereno de la obra, quien de todas formas salió ileso del ataque.

“Dejen de verduguear a Guille Cantero. Vamos a matar a los del servicio. Con la mafia no se jode”, dice la amenaza escrita en un cartón que dejaron los delincuentes en el lugar del hecho.

Minutos antes del hecho, la banda grabó dentro de un auto con caja automática un video -difundido por el canal de noticias C5N-, donde se ve el mismo cartel sostenido por un delincuente y luego se exhiben cinco pistolas semiautomáticas.

En el video, que dura 15 segundos, no se ve ninguno de los rostros de los atacantes, pero sí se observa que todos tenían colocados guantes de látex celestes.

El caso es investigado por la Ayudantía Fiscal de Marcos Paz, que depende del Ministerio Público Fiscal de Mercedes, es decir en el ámbito de la justicia penal ordinaria, aunque fuentes judiciales indicaron a Télam que no se descarta que en las próximas horas se plantee una cuestión de incompetencia y gire las actuaciones –por ahora caratuladas como “abuso de arma”-, al fuero federal.

Por ello, el caso podría terminar derivado al Juzgado Federal 2 de Morón, que es el que está de turno y tiene jurisdicción federal en esa zona.

La Ayudantía Fiscal de Marcos Paz convocó este domingo a los peritos de la Superintendencia de Policía Científica de la policía bonaerense, quienes en el lugar secuestraron no solo el cartel de la amenaza, sino también evidencia balística.

Guille Cantero est detenido desde 2013
«Guille» Cantero está detenido desde 2013.

Una fuente de la investigación precisó a Télam que en el lugar se verificaron seis impactos de bala y que los peritos recolectaron 12 vainas servidas, todas ellas de calibre 9 milímetros, que fueron recolectadas para posteriores estudios que revelarán qué cantidad de armas se emplearon para el ataque y para eventuales y futuros cotejos balísticos.

Si bien «Los Monos» tienen varios antecedentes de balaceras a edificios judiciales, policiales o viviendas particulares de funcionarios, todos ocurrieron en ámbito de la provincia de Santa Fe y esta es la primera vez que lo hacen fuera de esa jurisdicción.

«Guille» Cantero está detenido desde que en 2013 se entregó a la Policía de Rosario mientras tenía un pedido de captura por su participación en un asesinato en venganza de la muerte de su hermano «Pájaro».

Desde entonces acumuló ocho condenas por distintos delitos –tráfico de drogas, homicidio, balaceras, secuestro extorsivo- por 96 años de cárcel y está preso en el penal federal de Marcos Paz.

Realizaron una movilización a 25 años del primer triple femicidio de Cipolletti

AUDIO

La concentración se realizó para homenajear a las hermanas María Emilia y Paula González y a su amiga Verónica Villar, asesinadas y semienterradas junto a las vías del tren en 1997. Allí insistieron en que el crimen «no tuvo un único responsable» y señalaron que la «investigación se hizo mal desde el primer momento».

Foto David Snchez
(Foto: David Sánchez).

Familiares, organizaciones feministas y amigos de las tres jóvenes asesinadas en la ciudad rionegrina de Cipolletti realizaron este domingo por la tarde una concentración y posterior movilización al cumplirse 25 años del triple femicidio, donde insistieron en que el crimen «no tuvo un único responsable» y señalaron que la «investigación se hizo mal desde el primer momento».

La convocatoria, realizada por la Multisectorial de Mujeres de Cipolletti, comenzó a partir de las 17 en el cruce de las calles Roca y España de esa localidad del noroeste de la provincia de Río Negro, en recuerdo de las hermanas María Emilia (24) y Paula González (17), y su amiga Verónica Villar (22); quienes el 9 de noviembre de 1997 fueron vistas con vida por última vez y dos días más tarde las encontraron asesinadas y semienterradas junto a las vías del tren.

Foto David Snchez
(Foto: David Sánchez).

«Nos quieren hacer creer que hay un único responsable. A 25 años, lo peor que nos puede pasar es quedarnos en nuestra casa», señaló en díalogo con Télam Ofelia Villar, madre de una de las víctimas, durante la marcha que finalizó frente a la Plaza San Martín de la ciudad rionegrina.

El único condenado por el hecho fue Carlos Kielmasz, quien sigue en prisión tras ser sentenciado en 2001 a prisión perpetua como “partícipe necesario” del delito de “secuestro seguido de muerte”.

Foto David Snchez
(Foto: David Sánchez).

Al respecto de Kielmasz, el abogado de las familias de las víctimas, Marcelo Hertz Riken Velasco, afirmó a Télam que el condenado solicitó una audiencia para salir en libertad condicional, aunque este pedido fue rechazado por la Justicia.

«Probablemente dentro de 20 o 30 días tengamos una audiencia extensa con Kielmasz en la que le vamos hacer saber con nuestros peritos y con los oficiales de que no está en condiciones psiquiátricas de recuperar la libertad”, precisó el letrado.

Foto David Snchez
(Foto: David Sánchez).

Sobre este punto, Agustina Bonetti, hija de María Emilia González, alertó durante la manifestación que el condenado «puede volver a delinquir si es liberado».

Se habla de que Kielmasz va a tener salidas transitorias o libertad condicional, pero la persona no tiene ningún parte psicológico favorable. Ya está demostrado que es un psicópata y para mí va a volver a delinquir si lo largan”, exclamó.

A su vez, Agustina aseguró que «la investigación del hecho se hizo mal desde el principio” y sostuvo que le gustaría «saber exactamente qué pasó aquel día».

Foto David Snchez
(Foto: David Sánchez).

«El fiscal avaló un montón de cosas que estuvieron mal hechas. A pesar de eso, el reclamo de justicia sigue siendo el mismo. La verdad es que a mí me gustaría saber lo que pasó y quién fue realmente, porque solamente está Kielmasz como partícipe necesario”, relató la joven de 27 años, quien anticipó que será el último año en el que participe de la marcha.

«Tenía dos años y medio cuando mataron a mi mamá. Desde que tengo uso de razón, es que cargo con esto. Para mí es más de lo mismo, cuando se cumplieron 15 años de impunidad, mis abuelos decidieron dar un paso al costado. Yo pensé que en algún punto iba a poder sola, pero ahora me doy cuenta que no, así que este será el último año que voy a participar de la marcha”, manifestó.

Foto David Snchez
(Foto: David Sánchez).

En cambio, Ofelia Villar sostuvo que «su única esperanza es que aparezca un testigo presencial» del triple crimen.

«Seguimos realizando estas convocatorias porque la esperanza quieta es cobardía. Eso es todo lo que puedo decir”, afirmó Villar, quien sostuvo que a partir del triple femicidio se «pudieron revelar como muchas cosas oscuras» en la ciudad.

En el evento, se realizaron estampados de remeras con leyendas recordatorias de los 25 años de impunidad y con dibujos que representan la Multisectorial de Mujeres de Cipolletti, a la vez que se llevó a cabo una radio abierta.

Cronología del triple crimen

El 9 de noviembre de 1997, las hermanas y su amiga salieron a cumplir con su rutina habitual, que era una caminata por los alrededores de la ciudad.

Al no regresar, las familias radicaron la denuncia policial y se inició un rastrillaje sin precedentes del que participaron decenas de vecinos que se sumaron solidariamente a la búsqueda.

Foto David Snchez
(Foto: David Sánchez).

Dos días después, el 11 de noviembre, Dante Caballero, con su perra ovejera, encontró los cadáveres de las jóvenes semienterrados en una zona conocida como Los Olivillos, a la vera de las vías del ferrocarril.

Según la autopsia, las víctimas presentaban heridas de arma blanca, disparos de armas de fuego y golpes que evidenciaban claramente la violencia que habían sufrido antes de ser asesinadas.

La comunidad de la región se mostró consternada por lo ocurrido, se realizaron multitudinarias movilizaciones encabezadas por los padres de las víctimas, Juan y Ofelia Mosconi y Ulises González y Susana Guareschi, en reclamo de justicia.

Foto David Snchez
(Foto: David Sánchez).

A pesar de la demanda popular, la investigación no logró el esclarecimiento total del hecho y el 5 de julio de 2001, la Cámara Segunda de General Roca condenó a Kielmasz a prisión perpetua y a Guillermo González Pino a 18 años de cárcel.

Sin embargo, en 2002, el Supremo Tribunal de Justicia absolvió a este último del triple femicidio.

Ese mismo año, el 23 de mayo, Cipolletti se volvió a conmocionar con un segundo triple femicidio, el de Mónica García, Carmen Marcovecchio y Alejandra Carbajales, quienes fueron asesinadas en un laboratorio de análisis clínicos de la ciudad.

  • Atención, contención y asesoramiento en situaciones de violencia de género
  • Por llamada gratuita las 24 hs Línea 144
  • Por WhatsApp +5491127716463
  • Por mail a linea144@mingeneros.gob.ar
  • Descargando la app

Realizan una movilización a 25 años del primer triple femicidio de Cipolletti

AUDIO

La concentración se realizará a las 17 en el cruce de las calles Roca y España para homenajear a las hermanas María Emilia y Paula González y su amiga Verónica Villar, asesinadas y semienterradas junto a las vías del tren en 1997.

Realizan una movilizacin a 25 aos del primer triple femicidio de Cipolletti
Realizan una movilización a 25 años del primer triple femicidio de Cipolletti.

Familiares, organizaciones feministas y amigos de las tres jóvenes asesinadas en la ciudad rionegrina de Cipolletti realizarán en la tarde del domingo una concentración y posterior movilización al cumplirse 25 años del triple femicidio.

Desde la Multisectorial de Mujeres de Cipolletti informaron a través de sus redes sociales que la concentración se realizará a las 17 en el cruce de las calles Roca y España de esa localidad del noroeste de la provincia de Río Negro.

Luego habrá una movilización a las 19, desde la plaza San Martín del centro de dicha ciudad de la provincia de Río Negro, en recuerdo de las hermanas María Emilia (24) y Paula González (17), y su amiga Verónica Villar (22); quienes el 9 de noviembre de 1997 fueron vistas con vida por última vez y dos días más tarde las encontraron asesinadas y semienterradas junto a las vías del tren.

Las actividades previstas para recordar a las víctimas del primer triple femicidio de la ciudad rionegrina de Cipolletti, al cumplirse 25 años del caso, fueron reprogramadas debido a las malas condiciones climáticas en la zona.

La convocatoria fue difundida a través de las redes sociales con un afiche que dice «Cipolletti, capital del femicidio» y «más lucha y rebeldía», y en el evento se realizará un estampado de remeras.

Por el caso, Carlos Kielmasz está detenido como «partícipe necesario» del delito de «secuestro seguido de muerte».

Esta semana Agustina, la hija de María Emilia González, que tenía tan solo dos años cuando mataron a su madre, dijo a Radio y Televisión Neuquén que «Kielmasz está pidiendo salidas transitorias, pero, la realidad es que ningún psicólogo dio un parte positivo. Está comprobado que es un psicópata».

«No creo que sea el único (implicado). Para mí está encubriendo a alguien», indicó la joven, quien recordó que, en su momento, Kielmasz «se acercó voluntariamente a entregar el arma homicida y pasó de ser testigo a ser sospechoso».

«Espero que sí (hable), pero no tengo mucha fe», añadió la hija de María Emilia, quien contó que recién cuando ella tuvo 15 años entendió «cómo las ejecutaron y la brutalidad del hecho».

Cómo sucedió el hecho

El 9 de noviembre de 1997, las hermanas y su amiga salieron a cumplir con su rutina habitual, que era una caminata por los alrededores de la ciudad.

Al no regresar, las familias radicaron la denuncia policial y se inició un rastrillaje sin precedentes del que participaron decenas de vecinos que se sumaron solidariamente a la búsqueda.

Dos días después, el 11 de noviembre, Dante Caballero, con su perra ovejera, encontró los cadáveres de las jóvenes semienterrados en una zona conocida como Los Olivillos, a la vera de las vías del ferrocarril.

Según la autopsia, las víctimas presentaban heridas de arma blanca, disparos de armas de fuego y golpes que evidenciaban claramente la violencia que habían sufrido antes de ser asesinadas.

La comunidad de la región se mostró consternada por lo ocurrido, se realizaron multitudinarias movilizaciones encabezadas por los padres de las víctimas, Juan y Ofelia Mosconi y Ulises González y Susana Guareschi, en reclamo de justicia.

A pesar de la demanda popular, la investigación no logró el esclarecimiento total del hecho y el 5 de julio de 2001, la Cámara Segunda de General Roca condenó a Kielmasz a prisión perpetua y a Guillermo González Pino a 18 años de cárcel.

Sin embargo, en 2002, el Supremo Tribunal de Justicia absolvió a este último del triple femicidio.

Ese mismo año, el 23 de mayo, Cipolletti se volvió a conmocionar con un segundo triple femicidio, el de Mónica García, Carmen Marcovecchio y Alejandra Carbajales, quienes fueron asesinadas en un laboratorio de análisis clínicos de la ciudad.

Otros dos detenidos por el crimen del joven en Moreno

AUDIO

Se trata de dos jóvenes que fueron aprehendidos en las últimas horas luego cinco allanamientos para dar con todos los sospechosos del crimen de Mauro Prieto, quien fue asesinado en un intento de robo.

Mauro Prieto fue asesinado en un intento de robo de su moto nueva que das antes la haba comprado
Mauro Prieto fue asesinado en un intento de robo de su moto nueva que días antes la había comprado.

Dos sospechosos fueron detenidos como acusados del crimen del joven que el pasado miércoles fue asesinado de un balazo en la espalda por delincuentes que lo interceptaron para robarle su moto nueva en el partido bonaerense de Moreno, y ya son tres los arrestados por el hecho, informaron fuentes policiales.

Se trata de dos jóvenes que fueron aprehendidos en las últimas horas luego cinco allanamientos realizados por efectivos de la Estación de Policía Departamental de Seguridad de Moreno y de la comisaría 7ma. de esa jurisdicción, en el marco de la causa por el homicidio de Mauro Pietro.

Voceros policiales informaron a Télam que en los procedimientos además se secuestró la motocicleta utilizada por los delincuentes, que tenía pedido de secuestro activo por robo, un arma de fuego calibre .22 largo, municiones y dinero en efectivo.

Los dos sospechosos se suman al adolescente de 17 años detenido el viernes como presunto autor material del crimen de Prieto y quedaron a disposición de la fiscal Alejandra Pique, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 del Fuero Penal Juvenil del Departamento Judicial de Moreno-General Rodríguez.

El hecho ocurrió el miércoles último a la noche, cuando Prieto recibió un disparo al ser atacado con intenciones de robo por dos «motochorros» que lo interceptaron en la calle Ascasubi, casi esquina Larralde, del barrio Santa Julia de la localidad de La Reja, en cercanías del cementerio municipal de Moreno.

Las fuentes consultadas indicaron el hombre circulaba en su flamante moto Gilera Smash color azul y negra comprada hace tan solo cinco días, cuando de repente aparecieron dos delincuentes que intentaron robarle.

Prieto logró inicialmente eludirlos, pero, luego, uno de los asaltantes le disparó, motivo por el cual perdió el control, chocó, cayó al piso y murió.

Al no poder robar la moto, los delincuentes escaparon en dirección a la autopista del Oeste.

De acuerdo al estudio forense realizado en la Morgue Judicial de General Rodríguez, Prieto recibió un impacto de bala en la espalda efectuado por uno de los dos «motochorros» que lo interceptaron.

“Las causales (de muerte) son paro cardíaco traumático, secundario a shock hipovolémico originado por lesión de corazón y pulmón, producto de un arma de fuego. Muerte de forma mediata tras un corto periodo agónico», indica el informe al que accedió Télam.

Los voceros agregaron que del cuerpo de la víctima fue rescatado el plomo que será sometido a exhaustivas pericias y cotejos con el fin de identificar el arma homicida y así llegar al asesino.

A un año del asesinato de Lucas González, su papá visitó la tumba por primera vez: «Te vine a ver»

AUDIO

Esas fueron las palabras que Héctor «Peca» González expresó con un hilo de voz y entre lágrimas. El 17 de noviembre se cumple el primer aniversario del crimen del futbolista de Barracas Central, quien fue asesinado de un balazo policial cuando salía de entrenar con tres amigos.

Lucas fue baleado por efectivos de una brigada de la Polica de la Ciudad cuando iba en un auto con tres amigos por Barracas Foto Camila Godoy
Lucas fue baleado por efectivos de una brigada de la Policía de la Ciudad cuando iba en un auto con tres amigos por Barracas / Foto: Camila Godoy

«Te vine a ver», fueron las palabras que Héctor «Peca» González expresó con un hilo de voz y entre lágrimas al visitar por primera la tumba de su hijo Lucas, el futbolista de Barracas Central asesinado de un balazo policial hace casi un año en ese barrio porteño, cuando salió de entrenar del club con tres amigos.

A días de cumplirse el primer aniversario del crimen, el jueves 17 de noviembre próximo, Héctor González (38) y Cintia López (36), padres de Lucas, junto al menor de sus hijos, Tiziano (9), visitaron el Cementerio Parque Iraola, de la localidad bonaerense de Hudson, en el marco de una recorrida que realizaron con Télam por ese y otros sitios para recordarlo y homenajearlo.

«Recuerdo que está cerca de un árbol», fue lo primero que dijo el papá de Lucas al entrar al predio y tratar de localizar la tumba que vio por última y única vez el día en el que fueron inhumados los restos de su hijo.

Con esa única referencia, y luego de unos minutos de caminar hasta un árbol que da un poco de sombra, la familia encontró la placa en la que se lee «Lucas Santiago González 22-5-2004 18-11-2021».

Héctor tomó la iniciativa: se acercó, se arrodilló, sacudió la tierra que había sobre el nombre Lucas en una placa y dejó caer sus primeras lágrimas. Unos metros atrás, su esposa y el más chico de sus hijos – Valentina, de 15 años, no fue- lo miraban conmovidos y esperaban para acercarse a colocar unas flores blancas junto a la lápida

«Te vine a ver», dijo el hombre quebrado por la tristeza.

Te vine a ver dijo el pap de Lucas quebrado por la tristeza Foto Camila Godoy
«Te vine a ver», dijo el papá de Lucas, quebrado por la tristeza / Foto: Camila Godoy

Tuvo que pasar un año para que «Peca» pudiera regresar al lugar donde descansan los restos del mayor de sus hijos, baleado por efectivos de una brigada de la Policía de la Ciudad cuando iba en un auto con tres amigos por Barracas, luego de entrenar en el club local para el que jugaba.

A diferencia de «Peca», Cintia, mamá de Lucas, ya había visitado el cementerio el pasado 22 de mayo, cuando Lucas hubiera cumplido 18 años.

Héctor, en cambio, reconoció que no se había animado a volver desde el día en que lo inhumaron: «Ver su nombre es muy duro. No lo traje al mundo para tenerlo acá. Lo cuidé tanto…Le enseñamos los valores, el respeto, cómo tiene que manejarse en la vida. Sin embargo…hizo todo bien…», dijo antes de volver a quebrarse en llanto.

Unos minutos después, hizo una promesa: mandar a hacer una placa con los escudos de Defensa y Justicia, club del que es hincha su familia, y de Barracas Central -«el último amor de Lucas», dijo-, junto a una pelota de fútbol, como símbolo de la pasión que lo unía a su hijo.

Héctor aseguró que recién volverá al cementerio una vez que se conozcan las condenas para los 14 policías de la Ciudad acusados en la causa, tres de ellos por disparar y matar a Lucas, y los restantes por encubrir el hecho e intentar hacerlo pasar como un tiroteo con delincuentes.

«Voy a venir a agradecerle y a decirle que puede descansar en paz», expresó.

Otro de los sitios que la familia eligi visitar para este primer aniversario fue el Paseo de la Memoria ubicado sobre el Cruce Varela Foto Camila Godoy
Otro de los sitios que la familia eligió visitar para este primer aniversario fue el Paseo de la Memoria, ubicado sobre el Cruce Varela / Foto: Camila Godoy

Sobre la visita al cementerio, el hombre dijo que era un pendiente: «Quería venir, traer un mate y decirle lo mucho que lo extrañamos. Se extraña porque era el primogénito, el más grande, el que nos enseñó a ser padres», dijo «Peca» conmovido.

Ya más distendidos y sentados en el césped, los papás de Lucas contaron a Télam que su hijo era un apasionado del fútbol como Héctor, quien jugó en primera división.

Luego, el papá recordó los consejos que solía darle: «Le dije que se cuidara, que disfrutara de lo que hacía. No era la hora, no era el momento, nadie se imaginaba semejante cosa y la manera en que se nos fue. Él era muy sano», dijo en referencia al modo en que fue asesinado.

También contó que luego de mucho tiempo de querer soñar con su hijo, tiempo atrás sucedió y pudo despertarse con una sonrisa.

«Yo no lo soñaba y le decía a Cintia ´Lucas estará enojado conmigo´ y lloraba, hasta que un día soñé que estaba enfrente mío, lo abracé y le tocaba los brazos, las manos…era un sueño real. Él me abrazaba, pero no me hablaba. Lo vi bien, entero. Lo abracé y le puse mi cabeza en su pecho. Ahí me desperté contento»

Héctor «Peca» González

«Yo no lo soñaba y le decía a Cintia ´Lucas estará enojado conmigo´ y lloraba, hasta que un día soñé que estaba enfrente mío, lo abracé y le tocaba los brazos, las manos…era un sueño real. Él me abrazaba, pero no me hablaba. Lo vi bien, entero. Lo abracé y le puse mi cabeza en su pecho. Ahí me desperté contento», dijo emocionado.

Antes de finalizar la visita, la familia tuvo un momento de soledad frente a la tumba para despedirse.

La recorrida con Télam había comenzado poco antes en el barrio San Alberto, de Florencio Varela, donde vive la familia y donde tras el crimen se realizó un mural con el rostro del adolescente y una imagen suya jugando al fútbol, pintada con los colores de Defensa y Justicia.

En el barrio San Alberto de Florencio Varela donde vive la familia tras el crimen se realiz un mural con el rostro del adolescente y una imagen suya jugando al ftbol pintada con los colores de Defensa y Justicia Foto Camila Godoy
En el barrio San Alberto, de Florencio Varela, donde vive la familia, tras el crimen se realizó un mural con el rostro del adolescente y una imagen suya jugando al fútbol, pintada con los colores de Defensa y Justicia / Foto: Camila Godoy

En el mismo lugar, pero sobre otra de las paredes, se pueden leer cientos de mensajes escritos por vecinos y amigos de Lucas y de la familia, en los que lo recuerdan y manifiestan apoyo a sus seres queridos.

«Vivía jugando al fútbol dentro de casa, no paraba nunca. Con su hermano una vez nos rompieron un televisor. Con los hermanos se la pasaban jugando, grabando videos con el celular…extrañamos mucho eso», recordaron entre risas sus padres en ese tramo de la entrevista.

Otro de los sitios que la familia eligió visitar para este primer aniversario fue el Paseo de la Memoria, ubicado sobre el Cruce Varela, en el límite de las localidades de Berazategui y Florencio Varela, un lugar de esparcimiento al que Lucas solía ir.

«Él siempre estaba acá. Venía mucho. Era su lugar cuando podía disfrutar con sus amigos, venían tomaban una gaseosa o mate. Venía con los amigos, con compañeros del colegio», recordaron Cintia y Héctor mientras caminaban por lugar.

Desde allí Héctor señaló el club San Pedro, donde Lucas dio sus primeros pasos como futbolista y donde se lo recuerda con una pintura en su homenaje en la fachada del ingreso.

El asesinato de Lucas

Tenía 17 años, como sus amigos, cuando a la salida de un entrenamiento, un día de semana como cualquiera y en pleno barrio de Barracas recibió un balazo en la cabeza disparado por uno de los policías de la Ciudad sin identificar que los interceptaron cuando salieron del club local en el auto de uno de ellos y pararon a comprar una gaseosas.

Los chicos pensaron que querían asaltarlos y aceleraron, y los policías dispararon sin dudar. Luego se valieron de complicidades para intentar montar la escena de un inexistente tiroteo con supuestos delincuentes, pero salió a la luz que se había tratado de un caso de violencia institucional, que ya fue elevado a juicio oral con 14 efectivos acusados por distintos delitos, tres de ellos por el homicidio.

DESIGNARON TRIBUNAL PARA JUZGAR A LOS 14 POLICÍAS, PERO NO HAY FECHA

El Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 25 fue designado para llevar a cabo el juicio a los 14 policías de la Ciudad acusados por el crimen de Lucas González, el adolescente de 17 años asesinado de un balazo en el barrio de Barracas en noviembre de 2021, aunque aún no fijó la fecha de inicio del debate que, se estima, será recién en el segundo semestre de 2023, informaron este sábado fuentes judiciales.

Los integrantes del TOC 25 son Marcelo Bartumeu, Ana Dieta y Hugo Navarro, quienes estarán a cargo de juzgar a los tres policías acusados del homicidio de Lucas y de la tentativa de homicidio de tres amigos que estaban con él, y de los 11 efectivos imputados por encubrir el hecho para hacerlo pasar como un enfrentamiento con delincuentes,

Gregorio Dalbon, abogado de la familia González y de sus tres amigos también adolescentes, dijo a Télam que espera la fecha del juicio y que también cree que será en 2023.

Los principales imputados son el inspector Gabriel Alejandro Issasi (42), el oficial mayor Fabián Andrés López (48) y el oficial Juan José Nieva (37), todos ellos entonces integrantes de la División Brigadas y Sumarios de la Comuna 4 de la Policía de la Ciudad y actualmente detenidos.

A los tres se les adjudica ser coautores de los delitos de «homicidio agravado por haber sido cometido con alevosía, por placer, por odio racial, por el concurso premeditado de dos o más personas y por cometerse abusando de su función o cargo por un miembro de una fuerza policial».

Además, fueron acusados de «tres tentativas de homicidio agravado por las mismas causales; falsedad ideológica y privación ilegal de la libertad agravada por abuso funcional y sin previsión de la ley» respecto de los amigos de Lucas.

De los otros 11 imputados, los que ostentaban mayor jerarquía eran el comisario inspector del Departamento Comunal Vecinal 4 Daniel Alberto Santana (43); el comisario de la Comuna Vecinal 4A, Rodolfo Alejandro Ozán (54); el comisario de la Comisaría Vecinal 4D, Fabián Alberto Du Santos (52); y el comisario de la Comuna 4D, Ramón Jesús Chocobar (48).

Además, están acusados el comisario Juan Horacio Romero (51) y el subcomisario Roberto Orlando Inca (47), ambos de la División Sumarios y Brigadas de la Comuna 4; el principal de la Comuna 4D, Héctor Claudio Cuevas (50); y los oficiales de la Comisaría Vecinal 4D Sebastián Jorge Baidón (28), Jonathan Alexis Martínez (35), Ángel Darío Arévalos (34) y Daniel Rubén Espinosa (33).

Todos son considerados coautores de los delitos de «falsedad ideológica, privación ilegal de la libertad agravada por abuso funcional y sin previsión de la ley, encubrimiento agravado por la condición de funcionarios públicos y por ser el delito precedente especialmente grave e imposición de torturas».

Cueva e Inca también fueron acusados por «falso testimonio agravado por haber sido cometido en una causa penal y en perjuicio de los imputados».

El crimen de Lucas ocurrió la mañana del 17 de noviembre de 2021, cuando el joven futbolista y tres amigos salieron de un entrenamiento en el club de fútbol Barracas Central y se subieron al Volkswagen Suran del padre de uno de ellos, para volver al barrio San Eduardo, de la localidad bonaerense de Florencio Varela, donde vivían.

Tras detenerse en un kiosco a comprar algo para tomar, comenzaron a ser perseguidos por un Nissan Tiida sin identificación policial, en el que circulaban Issasi, Nieva y López, de la Brigada 6 de la Comisaría Vecinal 4D, quienes realizaban tareas de campo en la intersección de las avenidas Iriarte y Vélez Sarsfield, en el marco de una investigación de una fiscalía del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad de Buenos Aires.

De acuerdo con la investigación, los efectivos policiales informaron al servicio de comunicaciones policiales que perseguían un automóvil con «cuatro masculinos con apariencia menores, jóvenes», refirieron «que estaban armados» y les cruzaron el Nissan Tiida para detenerlos.

Como el automóvil de la brigada no tenía ninguna identificación ni los policías vestían chalecos ni uniformes policiales, los chicos pensaron que podían ser ladrones y quisieron escapar, momento en que los efectivos dispararon contra el Volkswagen Suran.

El vehículo siguió hasta Perdriel y Alvarado, donde uno de los amigos pidió ayuda a dos oficiales, pero fue detenido por ellas.

En el automóvil permanecieron el conductor y Lucas, quien recibió dos disparos, uno de ellos en la cabeza, que le produjo su muerte al día siguiente en el Hospital El Cruce, de Florencio Varela.

También se halló un arma que luego se supo había sido «plantada» por los policías para jacer creer que los chicos eran delincuentes y justificar así los disparos.

Cuando el fiscal de instrucción Leonel Gómez Barbella pidió el juicio oral para los 14 policías, sostuvo en su requerimiento que «el homicidio de Lucas González y la tentativa a los tres restantes jóvenes son la consecuencia voluntaria y querida (dolosa) de un plan o pacto previamente elaborado y en el que Issasi, Nieva y López, participaron de manera activa».

El Ministerio Público señaló que esos acusados «pusieron en movimiento la estructura institucional de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires otorgando datos falsos, a sabiendas de lo que realmente había acontecido» y concluyeron que «jamás hubo ‘un enfrentamiento armado’, sino más bien un ataque perpetrado por los oficiales a las víctimas, irracional e injustificado, para lo cual emplearon sus armas a fin de cercenarles sus vidas».

Respecto a los 11 efectivos acusados de encubrimiento, indicó que «estuvieron participando del procedimiento, cumpliendo distintas tareas y roles en pos de un fin último, esto es, alterar las pruebas en beneficio de los consortes de causa».

Foto Camila Godoy
Foto: Camila Godoy

FAMILIARES Y AMIGOS SE MANIFESTARÁN A UN AÑO DEL CRIMEN

Familiares y amigos de Lucas González realizarán el próximo jueves, al cumplirse un año del crimen, un acto frente al Palacio de Tribunales para pedir justicia y que se designe una fecha de inicio de juicio oral para los 14 policías de la Ciudad acusados del homicidio y posterior encubrimiento.

La concentración está prevista para las 19 del próximo jueves 17 frente a la sede judicial ubicada en Talcahuano 550, entre Lavalle y Tucumán.

Los principales oradores del acto serán los padres de Lucas, Héctor «Peca» González y Cintia López, mientras que también tomarán la palabra los tres amigos que estaban con la víctima cuando la mataron, quienes también fueron perseguidos y sometidos a torturas por parte de los policías.

Los padres de Lucas pidieron especialmente a los asistentes que lleven una vela o una bandera argentina, pero sin consignas políticas.

«Si quieren pueden ir con un cartel de Lucas o si son familiares de víctimas llevar las fotos de sus ángeles, pero no queremos politizar la concentración. Vengan con una velita o con una bandera argentina», dijeron.

Gracias a la venta de rifas y a la colaboración de sus allegados, la familia González pudo costear hasta el momento seis micros que trasladarán a vecinos y amigos desde Florencio Varela a la ciudad de Buenos Aires para participar de la concentración.

«Consideramos que hoy somos la voz del pueblo y de las personas que sufrieron la misma pérdida y no podemos ser egoístas. Queremos que nuestro hijo tenga justicia. Yo no tengo más que palabras de agradecimiento para toda la gente que nos hizo llegar el cariño, el sentimiento y el apoyo incondicional durante todo este año», sostuvo Héctor en dialogo con Télam.

Agregó que «vamos a tener una condena ejemplar para los que nos ocasionaron tanto dolor. Espero que paguen con la ley por lo que causaron y que se cumpla. Ahí nosotros vamos a poder vivir tranquilos y decir que esta lucha fue dura pero que tuvieron su condena. Hay una condena de Dios, pero también una de la justicia», expresó González.

«El momento más duro del año fue el día que perdimos a Lucas. Va a ser el más duro toda mi vida, me lo voy a llevar a la tumba, no va haber otro día más terrible. No dice en ningún lado cómo afrontar el hecho de perder a un hijo, no voy a tener otro dolor más fuerte que su pérdida», agregó.

Respecto a ese día, Héctor y Cintia recordaron que estaban mirando la televisión y en las noticias escucharon que cuatro delincuentes se habían enfrentado con policías en Barracas, por lo que no prestaron más atención y continuaron haciendo sus tareas diarias.

«Yo le comenté a que ahí a unas cuadras entrenaba Lucas. Le empecé a mandar mensajes y no me respondía, por lo que algo me alarmó, pero seguí haciéndole la comida para cuando llegara de entrenar. Ese día nunca llegó», sostuvo Cintia con la voz entrecortada.

En tanto, Héctor recordó que estaba esperando un traslado de la ART por una lesión que había sufrido cuando llegaron dos amigos suyos y le dieron la noticia.

«No sabían cómo decírmelo hasta que me dicen ´vamos que le pasó algo a Lucas, tuvo un accidente, le pegaron un tiro´. Ahí me agarré la cabeza, se me vino la noticia que había visto en la televisión y salí corriendo a llamar a Cintia, fue un grito desolador el que le hice. Bajó de casa y salimos corriendo para el hospital. Fue el viaje más largo de mi vida», recordó «Peca», quien agregó que nunca recibió un llamado ni del Hospital Penna, donde fue trasladado su hijo, ni de la Policía de la Ciudad.

Con la realización del juicio, que aún no tiene fecha de inicio, el hombre aseguró que espera «tener un poco de paz» para aliviar su corazón, el de su esposa y de sus otros hijos, Valentina, de 15 años y Tiziano, de 9.

«No vamos a ser felices nunca más, pero tenemos que seguir criando a nuestros hijos hasta que Dios decida sobre nosotros a la hora de volver a reencontrarnos con Lucas. Yo lo único que quiero es volverlo a ver y darle un abrazo, sé que así será. Estoy orgulloso de ser el padre de Lucas González», concluyó.

«Desde un principio yo aclaré que era inocente», dijo Brisa Villarreal luego de ser liberada

AUDIO

La primera sospechosa detenida por el crimen del empresario aseguró que desde «un principio» aclaró que no sabe «manejar» motocicletas y que ya no está más en pareja con «Lucianito», quien también quedó desvinculado del homicidio.

Imagen de cuando fue detenida
Imagen de cuando fue detenida.

Brisa de los Ángeles Villarreal, la primera sospechosa detenida por el crimen del empresario Andrés Blaquier y que fue liberada en las últimas horas, aseguró que desde «un principio» aclaró que «era inocente», que no sabe «manejar» motocicletas y que se asustó al momento de ser allanada en su vivienda.

La joven de 18 años dio una entrevista a América Noticias, acompañada de su abogado Leonardo Sigal, y dijo que estar detenida fue una sensación «muy fea, muy triste», y que pensó «lo peor», que se «iba a quedar muchos años», en la cárcel.

«Desde un principio yo aclaré que era inocente y que no sabía manejar motos, y que tampoco estaba enterada de lo sucedido», señaló Villarreal respecto del crimen de Blaquier, ocurrido el 29 de octubre último en la autopista Panamericana, y añadió: «Yo nunca pisé una comisaría».

Por otro lado, contó que ya no está más en pareja con Luciano «Lucianito» Jesús González (18), quien quedó desvinculado del homicidio, pero seguirá preso por otras causas, y que solo estuvieron de novios «algunos meses».

Respecto del allanamiento en su vivienda, en la mañana posterior al hecho, la joven relató: «Yo me asusté porque estaba sola en mi (casa de) alquiler y escuché mucho ruido».

«En ningún momento me imaginé que era la Policía, cuando escuché que patean la primera puerta, que se dirigen a mi departamento, ahí escuché recién ´policía´».

Luego les preguntó a los efectivos el motivo del procedimiento y ellos le contestaron que ella «ya sabía lo que pasaba y por qué era el allanamiento».

En tanto, su abogado defensor explicó que «en realidad nunca debía haber estado detenida tantos días porque no coincide la descripción física (con la del conductor de la moto), después se solicitó la pericia antropomórfica».

«Ella está en libertad por todas las pruebas, porque en el expediente se produjeron las cámaras, se demostró que en ella estaba en otro lado, en la casa de una amiga desde el viernes hasta el sábado a la noche», aseguró el letrado.

Por último, añadió que la joven está «completamente desvinculada de la causa, le falta que le entreguen las pertenencias de la comisaría».

Entradas relacionadas

Deja tu comentario